martes, 30 de octubre de 2012

Nacido el cinco de Octubre

David


"David es una felicidad que llena la familia, es lo mejor que hemos hecho en la vida, no lo cambio por nada"
                                                                                                 Chelo

David es uno de los niños nacidos de una mujer que sufriera en su día una lesión medular. En este caso, su madre quedó con menos secuelas que otras mujeres l.m. Independientemente del alcance de la lesión, lo que quiero abordar aquí es la "normalización de la vida tras la lesión aprovechando las oportunidad de ser madres de las mujeres con lesión medular, oportunidad que, me consta, algunas han aprovechado después del trauma (algo que no se habían planteado antes).
La vida les cambió de tal modo que los valores también les cambiaron  lo que les hizo replantearse su vida y priorizar objetivos.

En silla, con mayor o menor limitación, con andador, con muletas o sin ortesis, no son pocas las mujeres con l.m. que han sido madres.

Como dijo Yolanda González en el Libro "Afrontando la lesión medular " : "Mi hija es mi mejor terapia" (Ver pág.230).

La cifra de mujeres que contraen una l.m. se ha visto incrementada en los tres últimos años aunque bien es verdad que el perfil es el de una mujer más mayor cuyas lesiones son de origen médico (mielitis, infartos medulares o vasculares, Síndrome de Guillain Barré, tumorales o infecciosas, entre otras)

Hay otro gran grupo de pacientes que están afectadas de Esclerosis Múltiple. Ser joven y sufrir una l.m., en nuestra casuística, está asociado a intento autolítico.

Ser mujer siempre se considera doble hándicap : El de ser mujer y el de tener una situación de diversidad funcional.

Por ello, todo aquéllo que pueda contribuir a recuperar la autoestima y la seguridad en uno mismo es algo a potenciar. Ser madre, hemos observado, favorece la "normalización" e integración de la mujer con l.m.

6 comentarios:

CHELO dijo...

Asi es,es una gran felicidad la que llega a tu vida, es algo que toda mujer, con lesion o sin lesion, deberia tener...

Que voy a decir yo de David, la frase que M. Angeles ha puesto en el blog, lo dice todo.

Ahora me siento mas "curada" que nunca!!!

Chelo,

Afrontando la lesión medular dijo...

Fíjate Chelo, que palabra has empleado : "Curada". Los pacientes vienen al H.N.P. pensando que es un Hospital de "curación", sin darse cuenta que "curarse" no es volver a andar sino ser capaz de aceptar las secuelas y vivir bien. Como diría otra expaciente : "Yo no estoy bien pero me siento bien".

Gracias por compartir la foto de, David, tu mayor tesoro. Seguro que sacará una sonrisa a más de uno y espero que "cure" a muchas/os.

horacio novello dijo...

Felicidades Chelo.
Y un besito a David que no pudo llegar a mejor hogar.

Afrontando la lesión medular dijo...

Estoy contigo, Horacio, que llegar a un hogar con tan buena acogida es un lujo. Este niño es afortunado porque en casa le van a enseñar a saborear cada segundo en su vida. Todo en la vida es tan relativo (las penas, las alegrías, los problemas, la felicidad...) que va a depender mucho del "cristal con que se mire".

Gracias por esa felicitación tan entrañable que has hecho a Chelo.

CHELO dijo...

Muchas gracias Horacio, un besazo

Anónimo dijo...

Chelo! Muchas Felicidades desde México. David esta hermoso!

Gracias por compartir esta felicidad con nosotros.

Un abrazo!

Adry