viernes, 18 de enero de 2019

Por sevillanas

Más de un seguidor pensará que se me ha ido la pinza y me he equivocado de blog. Todo lo contrario. Este atractivo título es la puerta de entrada a un tema de crucial importancia como es el trato y la relación con el paciente al que ya le he dedicado aquí no pocas entradas

https://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2018/09/humanizando-la-asistencia.html

https://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2016/07/ante-todo-no-hagas-dano.html

https://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2015/04/las-satisfacciones-de-la-profesion.html

https://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2012/07/humanizar-la-asistencia.html

https://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2012/07/sacos-de-patatas.html

Cuando me enseñaron este vídeo de un paciente de reciente ingreso, Gonzalo Abrio, pensé que debía rendir un homenaje a Isabel, esa humana y cercana enfermera del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla que se despidió del paciente, antes de su traslado al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, de este modo :



Esa canción es el mejor modo de resumir la importancia del trato y cercanía con el paciente. Siento que el vídeo se corta antes de lo deseado.

Hoy me entero de otro precioso gesto de una enfermera del mismo Hospital llamada Nani que en el pequeño sobre en el que ponían la medicación del paciente añadió !Felices sueños! y dibujó un corazón y lo coloreó de rojo.

Sobran más palabras. Solo me queda dar las gracias a Gonzalo y a Isabel por compartirlo y a Nani por su hermoso y sencillo  gesto.

jueves, 17 de enero de 2019

Arte sin límites

"Hay otras ataduras que a todos nos encadenan aunque no se vean"

"Hay una incapacidad emocional, la abstracta ceguera que incapacita el mundo"



Invito a los seguidores a leer este Reportaje de la Revista Minusval2000 que merece la pena del que extraigo este fragmento y alguna frase

La discapacidad empieza en la mirada del otro, dicen. Y así el arte puede quitarnos las vendas y quizás logremos ver. Personas con discapacidad, o diversidad funcional, están dotando de nuevas identidades al arte contemporáneo. Una energía que no busca integrar sino maravillar. Porque su talento no entiende de prefijos. Ni cotiza en el meridiano que separa 'lo normal' de 'lo distinto'.

El cine, el teatro, la danza, la pintura... luchan así contra las viejas palabras que disecan colectivos. Esta es la historia de algunos de ellos. Una destreza que doblega límites. Dispóngase a maravillarse...

http://www.minusval2000.com/otros/reportajes/arte_sin_limites/index.html

domingo, 13 de enero de 2019

Más cine sobre ruedas

Habrá opiniones para todos los gustos pero yo me quedo con la parte buena que tiene el que normalicemos la situación de las personas con diversidad funcional apareciendo en la gran pantalla como cualquier otro actor y con mensajes positivos.

Si hace unos días hablaba de "Sobre ruedas"

El viernes día 11 se estrenó "El gran baño


En plena crisis de los cuarenta, un peculiar grupo de hombres decide formar el primer equipo 

nacional de natación sincronizada masculino. Desafiando estereotipos e ignorando la incomprensión

de los que les rodean, se sumergen en una divertida e insólita aventura que les llevará a hacer frente 

a las dificultades y a sacar lo mejor de si mismos, gracias a la ilusión y el trabajo en equipo.

Bertrand lleva dos años en paro, y sigue un tratamiento antidepresivo. Su mujer lo lleva lo mejor posible, y sus dos hijos, una niña y un adolescente, lo mismo, con los tics propias de esas etapas vitales. Con unos cuñados insoportables, nuestro hombre cuarentón va a encontrar un inesperado desahogadero apuntándose... ¡a un equipo masculino de natación sincronizada! No parece que sea el deporte más viril del mundo, pero con sus compañeros, tan colgados o más que él, surge una inesperada camaradería, que se ve estimulada por la posibilidad de competir en el campeonato del mundo.
Bertrand, Marcus, Simon, Laurent y Thierry son tipos con problemas, de autoestima, profesionales, familiares, que comparten con sus dos entrenadoras, Delphine y Amanda, que antaño fueron pareja de natación sincronizada hasta que un accidente dejó a la segunda en silla de ruedas.

viernes, 11 de enero de 2019

Danza integrada (II) : Papel de la diversidad funcional en el mundo del arte

En el año 2017 dediqué la primera entrada a hablar de "danza integrada".
https://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2017/08/danza-integrada-danza-adaptada.html

Ha habido otras entradas dedicadas a hablar de ello sin profundizar mucho.
De nuevo saco el tema a relucir a propósito de una paciente que tiene previsto ir a Barcelona a hacer danza integrada y teatro.

Os dejo algo de lo que yo he consultado hasta que tenga más información
http://lameva.barcelona.cat/barcelonacultura/es/recomanem/frikcions-doble-programa-danza-integrada-caldera


La Danza Integrada por Jordi Cortés

Tomando la danza y el movimiento como elemento de creación, este taller invita a personas con y sin discapacidad, con y sin experiencia de danza, a crear a partir de la diferencia, a sorprendernos por la singularidad del otro, a reinventar nuestra forma de estar en el mundo, a recrear nuestras relaciones. La danza expresa y comunica a través del movimiento. La danza se amplía cuando nuevos movimientos entran en ella, cuando nuestro cuerpo diferente cuenta historias distintas. Este es un taller de danza integrada para que las personas con y sin discapacidad, con diferentes campos de creación, con distintas capacidades, encuentren un lenguaje de comunicación desde las posibilidades que les ofrece la diversidad de sus cuerpos, mentes, culturas y experiencias. Aprenderemos a descubrir la danza desde una silla de ruedas, desde el suelo, desde el contacto con los demás, desde la música y desde la vivencia y expresión a través del movimiento. Todos aprenderemos de todos. La única manera de dejar de mirarnos como extraños es crear espacios de aprendizaje, espacios de creación y espacios de comunicación donde todos podamos aportar desde nuestra diferencia para permitir que nuestra singularidad ofrezca una visión más rica de la vida y el arte. De este mundo plural es del que se nutre el imaginario del arte y a su vez este es el imaginario que el arte crea y proyecta sobre la sociedad.

https://www.coruna.gal/descarga/1361499175184/DANZA-INTEGRADA_CAST.pdf

Algunas referencias más

http://mercatflors.cat/es/espectacle/puertas-abiertas-itdansa-liantlatroca/

jueves, 10 de enero de 2019

Recogiendo lo sembrado en el jardín de la vida (II) Otro merecido homenaje



No es la primera vez que dedico en el blog entradas con este nombre " Recogiendo los sembrado en el jardín de la vida"

https://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2018/01/recogiendo-lo-sembrado-en-el-jardin-de.html

Son muchos los lesionados medulares que en sus primeras salidas a casa o al alta se encuentran con recibimientos como este que le han hecho a Alfonso Garrido. ¡Preciosa y emotiva pancarta!.No os podéis ni imaginar el tamaño de la misma que no se aprecia en la foto. Se la han currado pero bien.

Otra sorpresa de sus buenos amigos : un cuadro con momentos muy emotivos.


Este homenaje deja ver lo sembrado en la vida. Ahora toca recoger la cosecha.

A pesar de la incertidumbre que genera el ir a casa por primera vez y lo que agota a los familiares que no cesan de volcarse en atender a todos los que los visitan, la mayoría de las experiencias merecen la pena por todo lo que de gratitud se recibe y porque deja ver quien está verdaderamente al lado del lesionado.

A veces también se echa en falta a algunos que no saben cómo acercarse por miedo a lo que se puedan encontrar pues hay mucho desconocimiento sobre la lesión medular.

Gracias, familia, por compartir.

miércoles, 9 de enero de 2019

Que la felicidad sea el camino no la meta


Me hace llegar Javier Lázaro, uno de nuestros seguidores, este texto de Mirta Medici que le ha llegado por whatsapp :


"No te deseo un año maravilloso donde todo sea bueno. Ése es un pensamiento mágico, infantil, utópico.  

Te deseo que te animes a mirarte, y que te ames como eres.  

Que tengas el suficiente amor propio para pelear muchas batallas, y la humildad para saber que hay batallas imposibles de ganar por las que no vale la pena luchar.  

Te deseo que puedas aceptar que hay realidades que son inmodificables, y que hay otras, que si corres del lugar de la queja, podrás cambiar. 

Que no te permitas los "no puedo" y que reconozcas los "no quiero".

Te deseo que escuches tu verdad, y que la digas, con plena conciencia de que es solo tu verdad, no la del otro.

Que te expongas a lo que temes, porque es la única manera de vencer el miedo.

Que aprendas a tolerar las "manchas negras" del otro, porque también tienes las tuyas, y eso anula la posibilidad de reclamo.

Que no te condenes por equivocarte; no eres todopoderos@

Que crezcas, hasta donde y cuando quieras.

No te deseo que el 2019 te traiga felicidad. Te deseo que logres ser feliz, sea cual sea la realidad que te toque vivir"

*Que la felicidad sea el camino, no la meta...*


martes, 8 de enero de 2019

Qué hacer con la tristeza

Me han enviado un enlace que aborda el tema del duelo y no solo quiero dejar el enlace como referencia sino que me ha parecido que merecía la pena colgar el texto en su totalidad

Después de perder a su hija Sophie en 1920, Sigmund Freud matizó su teoría sobre el trabajo de duelo. Hasta el momento había sido inflexible en la diferenciación entre duelo y melancolía: el primero, forma “sana” de afrontar una pérdida; la segunda, declive patológico, resistencia a asumir esa pérdida y sustituir el objeto deseado por uno nuevo. En una carta a su amigo y colega Ludwig Binswanger, quien acababa también de perder a un hijo, Freud escribe: “Se sabe que el duelo agudo (…) hallará un final, pero que uno permanecerá inconsolable, sin hallar jamás un sustituto. Todo lo que tome ese lugar, aun ocupándolo enteramente, seguirá siendo siempre algo distinto. Es así, es la única forma de continuar con el amor que no se quiere abandonar”.
A veces, por amor, ni queremos ni podemos superar el dolor por la pérdida de un ser querido. A veces necesitamos encontrar un refugio donde cobijar ese dolor y protegerlo, darle el espacio que necesita. En "la mirada de los peces", Sergio del Molino reflexionaba sobre el duelo desencadenado por la muerte de su hijo: “No sé qué es el duelo (...), no tengo ni idea, ni quiero saberlo. No aspiro a superar nada, este dolor es mío y me gusta. Lucharé contra quien quiera quitármelo”. El dolor se convierte en vínculo con el ser querido ausente. Sentirlo es recordarlo.
Estos días de asueto navideño regreso al pueblo, a la casa familiar, y me reencuentro con historias de duelo inacabado, con una amiga que se ha quedado huérfana en un plazo de dos años y que vive con ansiedad la llegada de las fiestas. Mi amiga se acuerda de sus padres todos los días del año porque recordarlos, me dice, es la forma de que sigan un poco vivos. Pero la forma de recordar en estas fechas no es la misma que durante el resto del año: es impositiva y esquizofrénica. Impositiva porque la Navidad es ineludible: los anuncios, las luces en la calle, los villancicos en espacios públicos y establecimientos, las cenas de familia, de empresa y de cuadrilla, las felicitaciones —Feliz Navidad, Feliz Año, Felices Fiestas—, los regalos… Y con todo esto, con todos los rituales que se repiten cada año, se recuerdan también las Navidades pasadas, compartidas con aquellos que ya no están. Esquizofrénica porque, a pesar de que el recuerdo y su dolor son inevitables, se exige de quien recuerda que, aun así, disfrute las fiestas, sea feliz, reciba el año con alegría. Si normalmente somos una sociedad poco dada a hablar del dolor, si el dolor de los demás nos incomoda —“no llores”, “tranquilízate”, “sé fuerte”—, en este periodo navideño durante el que consensuamos una especie de felicidad por decreto, todavía se hace más difícil defender la propia fidelidad al dolor.
Pero durante estos días de celebraciones, más que nunca, tendríamos que preguntarnos qué hacemos con la tristeza en un entorno que no la contempla, qué hacemos con lo que nos duele, no sólo personalmente, también con las terribles noticias que sólo hace unos días nos desgarraban y que durante las celebraciones dejamos voluntariamente de lado.

Cuando pasan las Navidades y acaba el año, cuando comienza el año nuevo y se celebra la última comida pantagruélica el Día de Reyes, mi amiga respira tranquila y continúa su duelo, cultivando ese refugio en el que cuida, como siempre cuidó de sus padres, de ese amor que es dolor y que no quiere abandonar.

https://elpais.com/elpais/2018/12/27/opinion/1545931107_188241.html