viernes, 30 de enero de 2015

Talleres diversos

La palabra "taller" sugiere un lugar en el que se trabaja con las manos. Hoy voy a hablar de unos talleres muy especiales y diversos en los que no sólo están las manos implicadas porque los profesionales que los lideran no solo hacen uso de las manos sino de la Medicina Basada en la Evidencia  científica (MBE) , de la tecnología y de la farmacología.

Hace años que vengo oyendo en boca de lesionados medulares decir que vienen al Hospital a pasar la ITV cuando vienen a pasar su revisión reglamentaria que, en el caso que nos ocupa, es el estudio urológico-urodinámico practicado a los lesionados medulares cada seis o doce meses según criterio del Facultativo y según las características de la vejiga del lesionado.

A mí me gusta decir que la piel y los riñones son los seguros de vida del l.m.

Cuando se contrae una lesión medular, se sabe que se producen una serie de cambios en el funcionamiento de algunos sistemas como son el excretor, el urinario, el circulatorio entre otros y que el lesionado pasa a tener una vejiga e intestino neurógenos tras la lesión.

Últimamente, siguiendo la evolución de muchos lesionados, observo que no son pocos los que pasan por estos "talleres diversos" que he tenido a bien llamar, como son y por este orden:

- Urológico
- Cirugía Plástica
- Cirugía General

No es extraño que se produzcan algunas alteraciones del funcionamiento de la vejiga que produzcan reflujo ureterovesical, formación de cálculos.En estos días ingresaron pacientes para litroticia, toxina, talla vesical, entre otras intervenciones que se realizan en el Taller de Urología
Asimismo, al alterarse el hábito y costumbres de evacuación intestinal y haber una mayor tendencia al estreñimiento, es fácil que se produzcan hemorroides que son susceptibles de ser intervenidas por parte del Cirujano General.

El Taller de la Cirugía Plástica abarca otro abanico de intervenciones desde el tratamiento y cierre de las Úlceras Por Presión (UPP) que se producen por muchos motivos entre los que destacan principalmente la inmovilización y uso de sistemas de soporte y apoyo inadecuados (Cojín, silla, colchón) o la falta de conciencia de la condición de l.m. que hace que muchos lesionados (mayoritariamente jóvenes) abusen más horas en la silla de lo recomendado, tengan hábitos poco saludables y conductas de riesgo. En este taller, se reparan también las "manos tetrapléjicas" para darle mayor autonomía funcional

jueves, 29 de enero de 2015

¿Se puede orquestar una enfermedad?




Dani Macaco me inspiró este Post. Salgo del Hospital, pongo música en la radio del coche y Macaco me pone el tema en bandeja para el próximo post con este "Hijos de un mismo Dios"https://www.youtube.com/watch?v=4HYVgZT37rg que me hizo pensar sobre la enfermedad, la hospitalización y la lesión preguntándome al igual que en la canción ¿Se puede orquestar una enfermedad?. Me temo que no, que algunas enfermedades o, más bien, algunas lesiones irrumpen de pronto sin distinción de clase social. Las élites, los ricos también quedan paraplejicos.

Por fortuna, los niveles de alfabetización ha mejorado lo cual me algra. hace años ingresaban muchos pacientes analfabetos y muchos jóvenes sin los estudios básicos. El ingreso lo aprovecábamos para que pudieran sacarse el Graduado Escolar. Dentro de la dureza de la lesión lográbamos sacar algo en positivo y reconducir a estos jóvenes hacia un futuro,entonces, con mayores oportunidades.

Algunos lesionados más elitistas la vida les dio una lección importante al igualarse con personas que nunca hubieran conocido de no ser por la lesión. Estas personas les desvelaron un mundo de sabiduría y unos valores no explorados.

Volviendo al tema de la orquesta, podríamos decir que los instrumentos por separado no generan la belleza del conjunto final que suena armónicamente. Veo dos orquestas en el Hospital : una la de todos los profesionales que trabajamos en la rehabilitación que juntos hacemos un trabajo para que el resultado brille en todo su esplendor. La otra orquesta es la que conforman pacientes y familiares que llegan sin saber nada de nada y gracias al tesón, la constancia y ensayos, son capaces de hacer sonar cada instrumento, son capaces, como dijo Carlos Cristos, de "cambiar la música para cambiar el final".


Dejo también el tema en versión adaptada a lengua de signos https://www.youtube.com/watch?v=p4hEcDJKO-Y

miércoles, 28 de enero de 2015

"Un minuto mágico"

Otro "minuto mágico"  : Cuando los narcisos empiezan a brotar cada invierno

Hace tiempo que descubrí este hermoso relato que hoy quiero compartir con los seguidores del blog.

Fue escrito por  Juan José Tortosa Beltrán que recibió el Premio especial del Jurado en la segunda edición de "Los Mejores Relatos Breves Juveniles de la provincia de Alicante"de 2007


"Un minuto mágico"

Hoy, 2 de Febrero, estreno una nueva semana en la que continúo mi andadura dentro del Colegio Lo Morant. Son las 9.40 de la mañana y ya estoy dentro de mi clase, escuchando a lo lejos el motor de los autobuses que nos acaban de traer. El día empieza con la rutina de siempre : el que puede cuelga la chaqueta y, antes de hacer lo mismo con la mochila, saca de ella su bocata y lo deja  junto al de los demás compañeros.

Mientras físicamente sigo inmerso participando en la cadena de hábitos diarios, mi conciencia se eleva sobre el tiempo y el espacio para detenerme durante un instante eterno en reflexionar qué pinto yo aquí. Hace casi cuatro años que vivo en un mundo paralelo al de mis compañeros. coincidiendo con el rango de edad en el que nos movemos y en el carácter permanente de nuestras limitaciones. Sí, estamos en un colegio de educación especial, todos somos adolescentes de entre dieciséis y veintiún años y todos tenemos algún tipo de discapacidad o discapacidades que nos acompañarán siempre formando parte de nuestro equipaje en este viaje que es la vida. Y si, a pesar de las cosas que tenemos en común, y de todo cuanto compartimos, un matiz separa nuestros caminos aunque mi cuerpo esté igual o más jodido que el de mis compañeros el coco siempre me ha funcionado bien. Me llamo Juanjo, terngo diecinueve años y sufro una enfermedad degenerativa llamada ataxia telangiectasia que únicamente ha dejado intacta mi capacidad mental, gracias a la cual he podido observar cómo ha ido cambiando en mí físicamente.

Me ha costado aprender a convivir con ella pues al principio su naturaleza insidiosa caminaba sigilosamente dentro de mí, sin hacer ruido, dejándose ver, solamente, a través de las innumerables caídas que desde pequeño he tenido. Por este motivo, apenas cumplido el año, comenzamos a visitar a un especialista tras otro hasta que, pasada una década y después de haber celebrado mi décimo tercer cumpleaños, el doctor Carratalá logró desenmascarar el escondite de mi patología aportando su diagnóstico y el proceso por el que tenía que pasar. Este hecho fue la gota que colmó el vaso. Fue un jarro de agua fría que dejó evidente lo que tanto tiempo había permanecido latente.

No acierto a encontrar palabras que sirvan para describir los sentimientos de rabia y frustración que me invadieron al pensar como, justo a los trece, la enfermedad decidió destrozar mi vida atrofiando mi musculatura hasta el punto de dejarme postrado en una silla de ruedas dos años más tarde. Siento la necesidad de expresar la agitación y el malestar que me han tenido preso hasta hace poco tiempo y creo que la manera más gráfica de hacerlo es viajando a algunos de los momentos más especiales de mi historia pasada. El bombeo emocional de mis latidos será el que elija el orden en el que aparecerán mis recuerdos. El primero de ellos es el abandono del fútbol, que también sucedió cuando tenía trece años. ¡Fue una gran putada! porque pasé de practicar mi deporte favorito a casi no poder andar ni cinco metros seguidos. precisamente la incapacidad para moverme con independencia, poco a poco, fue dando jaque a mis amistades más cercanas, pues ya no podía participar en las actividades típicas de los chavales de mi edad. Lo siento pero tengo que descansar. Estoy aturdido.

Al seguir refrescando la memoria, una serie de torrente de sensaciones se agolpa en mi corazón esperando a que mi mente abra sus puertas para convertirlas en palabras que sigan dando forma a mis experiencias pasadas. Dos de ellas atraviesan en primera posición llegando a la meta final de este recorrido: mi lápiz. Las dibujaré a fogonazos, como las siento. Por un lado,reviviendo las inacabables caminatas que con tres años me daba por la arena para mejorar mis tropiezos que por aquél entonces, los médicos, dando palos de ciego achacaban a un problema de inseguridad. Y por otra la humillación que sufrí a los catorce años al ser degradado dos cursos por debajo de mi edad evolutiva y cognitiva descendiendo hasta primero de E.S.O. Esta decisión fue adoptada por mi entorno  más próximo, profesores y familia, y por mí mismo, con la intención de continuar escolarizado y a la vez protegido en mi colegio de toda la vida. De esta manera esquivaba el reto del instituto, que suponía luchar contra la vergüenza y envidia que sentía al estar con chavales normales. o sea, como yo mismo antes de cumplir los trece años.

Casi sin darme cuenta salgo de esta meditación y regreso al momento presente, conducido por la sutil y dulce caricia que me regala Mar, algo más que una compañera del cole. Miro el reloj y son las 9.41. me sorprendo al comprobar cómo mi conciencia, en tan sólo sesenta segundos, ha observándolos principales detalles de mi vida lo cual me está llevando días plasmar en este papel a base de estrujarme mucho la mollera

A lo largo de estos dos últimos años, quizá de cara al exterior haya reflejado la rebeldía de siempre.pero interiormente, mis compañeros, aún estando más perjudicados que yo, con su ejemplo de alegría y superación personal han  despertado mi empatía hacia ellos   la piel de mi egoísmo. Actualmente, me siento motivado al invertir mi tiempo inventando historias donde mis compañeros dan vida a sus protagonistas a través de dramatizaciones teatrales.

Después del minuto mágico de reflexión vivido puedo confirmar lo que hasta hace poco dudaba : pinto mucho aquí!...más por lo que recibo que por lo que doy.

Si hace dos años me hubieran ofrecido la posibilidad de cambiar la vida que he tenido hasta ahora por otra sin enfermedad lo hubiera aceptado sin dudar. Para mí la enfermedad era como un gigante leñador cuyos hachazos me provocaban heridas cada vez más profundas y difíciles de curar.Hoy en día veo a la enfermedad como a un experto escritor que está utilizando su arte para modelarme hasta extraer todo lo bueno que hay en mí. Me he dado cuenta de que si borro todo este duro y largo periplo de mi vida, tal vez estaría borrando gran parte de mi personalidad. Pensar en mí sin mi enfermedad es pensar en alguien que no soy yo.

Mientras intento poner fin a estas reflexiones percibo como me envuelve una mirada triste que no solo me ha dado la vida sino que ha sentido el peso de la enfermedad con más intensidad que yo mismo

Si, mamá, tu eres la fuerza que me ha animado a escribir estas palabras que espero que hoy  te contagien la paz que habita dentro de mí. A ti van dedicadas porque me quisiste, me quieres y me querrás siempre, porque me cuidas, por esto y mucho más.

martes, 27 de enero de 2015

Otro observatorio privilegiado



A lo largo de esta blog creo que he venido abordando algunas de las situaciones privilegiadas relativas a mi desarrollo profesional. Pero hoy quiero hablar de otro privilegiado observatorio en el que, a modo de cámara oculta u objetivo indiscreto, observo a familiares y pacientes en un lugar privilegiado como es el Jardín del Hospital. Observo, como digo, sin ser observada, al salir del trabajo mientras espero en el coche antes de marchar

Y ustedes se preguntarán qué es lo que veo.Como no se dibujar, lo describo por escrito para acercarles ese escenario de una riqueza inmensa :

Veo :

- La madre que en su día llegó destrozada y que hoy ya es capaz de leer al sol y disfrutar concentrándose y disfrutando de la lectura.

- Los incondicionales padres que estuvieron a la altura de las circunstancias y NUNCA dejaron al hijo (que otra dejó tirado) y que hacen la maleta cada vez que el chico tiene que ingresar para sus revisiones o cuando se le ofrece alguna posibilidad de mejora. me llamó tanto la atención que los dos estuvieran involucrados en una tarea supuestamente "femenina". El padre ayuda a liar la lana que la madre va soltando mientras deshace un jersey, tarea que no creo que hiciera antes de que el hijo se lesionase. Han aprendido a trabajar en Equipo y nos enseñan que la unión hace la fuerza y que juntos es más fácil resolver los problemas que se presentan. ¿No es acaso más fácil desenmarañar un ovillo con ayuda que solo?

- La madre con los pies descalzos morenos por el sol y la cara arrugada por la vejez y el sufrimiento.

- Los solitarios y recién llegados, sobretodo, padres que se comen un bocadillo y aún les llega para compartir con los gatos.

- Los veteranos que se encuentran y se abrazan por coincidir una vez más en las revisiones.

Me hubiera gustado poder dibujar los rayos del espléndido sol que hoy lucía, el cielo confundido de Estación, la satisfacción en los rostros y "resurrección" tras el dolor pasado. Cada vez me entran más ganas de hacer las terapias en el jardín.

Les propongo un juego :Haciendo memoria y compartiendo

Se trata de decir qué otras cosas recuerdan que se podrían presenciar en el Jardín . No quiero ser yo quien describa todo. estoy segura que nos podrán aportar mucho.

Hago una observación. Con solo poner en la barra de Google "imágenes de El jardín del Hospital" les sorprenderá el Archivo tan enorme que hay. Muchas forman parte del archivo de esta blog.

lunes, 26 de enero de 2015

Ampliando perspectiva

Dado que soy miembro del CEA (Comité de Ética Asistencial) del H.N.P. he pensado ampliar el horizonte dedicando algunos posts a los Cuidados Paliativos y al final de la vida. En el blog ya recomendé algunos Documentales :

- Las alas de la vida https://www.youtube.com/watch?v=ad57IQaK_Dw
- El último viaje http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-ultimo-viaje/360268/

Dejo aquí estos dos enlaces debido a que los que tenía en enlaces recomendados no se por qué motivo no están disponibles. Los actualizaré en breve.

De alguna manera, el tema de hoy, el de la muerte, ya lo he abordado en el blog desde distintas perspectivas y he querido hacer ver a los seguidores el hecho de que la vida nos puede cambiar en cualquier momento y que hay que aprender a saborear el instante preciso y precioso. También la lesión medular nos da a todos, pacientes, familiares y profesionales "lecciones e vida".


Cantares

Todo pasa y todo queda
pero lo nuestro es pasar
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles
como pompas de jabón.
Me gusta verlos pintarse
de sol y grana volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse…
Nunca perseguí la gloria.
Caminante son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar…
Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”
golpe a golpe, verso a verso…
Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse, le vieron llorar.
“Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar…”
golpe a golpe, verso a verso…
Cuando el jilguero no puede cantar
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”
golpe a golpe, verso a verso.
( Antonio Machado)


Asimismo, está pendiente una Entrada sobre la Eutanasia que tengo aplazada porque he perdido muchos documentos. Espero, no obstante, recuperarlos.

Me consta que hay algunos seguidores del blog que pertenecen al campo de la salud pero no se si entre ellos hay algún o algunos médicos. Este documento que cuelgo aquí es de una médico que trabaja en Cuidados Paliativos y que me parece que tiene unas aportaciones muy interesantes y que invita a la reflexión:

Resulta curioso que, habiéndome dejado más de diez años estudiando el noble y antiquísimo arte de sanar, a medida que pasan el tiempo y sobre todo los pacientes por mis manos, voy siendo cada día más consciente de la grandeza del final, de la proximidad de aquella tan temida Muerte, tan oscura y repulsiva, que juega a esconderse tras cada latido, cada suspiro y cada gesto, sin que uno sepa exactamente en qué momento y con qué forma se hará presente en nuestras – aún – vidas. ¿Hará una entrada triunfal, brusca, exagerada, llena de carreras, prisas y ruidos de monitores, o se esconderá juguetona tras una cortina, lentamente, dándonos toquecitos sutiles que nos hagan intuirla?
Ninguno quiere verla ni tan sólo oir hablar de ella, y aunque entre el resto de los humanos cuerdos no ocurra, a menudo los sanitarios frivolizamos o hacemos humor negro con ella. Añadir risas a La Oscura hace que sea más lejana y menos ruidosa.
Al empezar a ejercer como médico, para mi quien moría no era un muerto, era un “éxitus”. El panorama no era el de una familia en uno de los momentos más duros de su vida, era la obligación de mantener una charla condescendiente, incómoda y prototípica, llena de condolencias y complejas explicaciones médicas cuanto más incomprensibles mejor. Con el aliciente del sueño a altas horas de la mañana que tan empáticos nos vuelve a todos.
Ahora veo en ella un trasfondo mucho más, permitidme decirlo “interesante”. Oportunidades de reencuentros y reconciliaciones, susurros al oído, manos que hacía tanto que no se acariciaban, miradas de alma a alma, de seres temerosos de acabar en el lugar de aquel a quien están mirando a la vez que ansían poder decir palabras de agradecimiento y despedida que acaban, la mayoría de las veces, por quedar retenidas entre contracciones glóticas… Cada día recibo algún regalo: una charla sincera de alguien que me abre su pupila para dejarme adentrar en su miedo, una larga caricia, unas manos débiles y temblorosas que transmiten valentía a la par que aceptación, el ver reir a carcajadas a alguien que pocas horas antes sólo podía pensar en dolor. A todos ellos, gracias por enseñarme que la muerte no es tan mala, y que en las últimas semanas o meses se puede vivir más que en todos los años previos.
La muerte nos sienta muy bien. Nos regala vida cuando aprendemos a aceptarla, y a estrujar al máximo todo el potencial que nos ofrece: regalar tiempo, oídos, caricias, sonrisas y anécdotas tontas que calman más que cualquier analgesia.
En él próximo prometo no ser tan oscura…(se hará lo que se pueda)

NOTA : Los destacados en azul son míos.

sábado, 24 de enero de 2015

Cine en casa




Supongo que entre los seguidores hay mucho aficionado al cine y supongo que no todos optan por el mismo género.

Una seguidora ha comentado que ella y su pareja ahora prefieren quedarse en casa y ver una película.

Pues bien, ya que no se pudo realizar la Semana de Cine y Discapacidad en el Hospital, voy a dejar aquí algunas referencias de películas relacionadas con el mundo de la diversidad

Intocable
El Guerrero pacifico
Nationale 7
La escafandra y la mariposa
Mar adentro
Mon pétit
Manual de Amore
Las Sesiones
La ventana de enfrente

Cine Documental

En un segundo
Las alas de la vida
Utopía

Algunas de estas películas están recomendadas en el Blog en "enlaces recomendados" y se puede acceder a ellas. Si hay alguna otra que no esté y tengáis interés, comentarlo.

No he tenido la ocasión de ver ""Anochece en la India" del director Chema Rodriguez en la que Juan Diego encarna el papel de un parapléjico. Ayer me hablaron de ella.

NOTA : No he tenido la ocasión de verla pero me han comentado que es muy desagradable y que tiene un desenlace malo.

http://www.elmundo.es/andalucia/2014/03/27/53341244268e3ecc028b4574.html

Corto https://www.youtube.com/watch?v=ZrQ8RTcB7dw

jueves, 22 de enero de 2015

"Aparcados" al lado del Control de Enfermería




A pesar de que esta situación de la que hoy voy a hablar la llevo observando más de veinticinco años  al tiempo que oigo cómo es percibida la misma  por parte de los lesionados, nunca había dedicado un espacio en este blog. Es por ello que hoy toca coincidiendo con algunas otras observaciones de interés, le dedico esta Entrada.

Cuando el paciente es levantado, algunas veces mucho antes de que acuda a sus actividades, si no puede valerse ni desplazarse por el mismo se le ubica cerca del control de enfermería. Los pacientes sienten como si se les "aparcara". Se quejan de estar demasiado tiempo levantados lo que conlleva cansancio, entrar en un sueño profundo o escuchar conversaciones inadecuadas sobre ellos o sobre otros pacientes, algo poco ético o asistir a discusiones o conflictos entre el satff, entre otros.

Pensé escribir sobre ello a propósito de que una paciente me dijera que no quiere oir cosas sobre su lesión porque no se encuentra preparada o que no quiere oir comentarios de otros pacientes a los que conoce y que entienden que están dentro del ámbito del secreto profesional.

Lo que en un principio puede hacerse con la mejor intención de tener "controlado" al paciente y proporcionarle acompañamiento, confort y seguridad, se vuelve contra ellos porque el paciente asiste en primera línea a los fallos de un sistema que le puede generar cierta inseguridad. Supongo que sucede lo de siempre, esto es, que los paciente se quedan con lo malo percibido y no con los buenos gestos.

Volviendo al "aparcamiento del paciente", es en esta situación cuando el paciente se percibe "menos válido e impotente". Alguno de los mecanismos de evasión que todos los que nos movemos podemos utilizar como salir corriendo o quitarnos del medio, ellos no pueden usarlos o al menos hasta que no le dan una silla de propulsión mecánica que ellos puedan conectar y permitirles abandonar el lugar.

Hay otras muchas cosas que podríamos mejorar como el hablar más bajo y evitar gritar de un extremo a otro de la planta algo que se hace realmente por comodidad. Vivimos en una cultura del ruído. Este, por desgracia, no sólo se produce por el día en el Hospital sino que irrumpe en el silencio de la noche y del descanso de los pacientes acompañado del fogonazo de luz a la hora de hacer el cambio postural de los pacientes.


miércoles, 21 de enero de 2015

¡Qué bien me sabe!


Hace unos días nos comentaba una paciente lo que tardó en saborear de nuevo las cosas y tener ganas de comer. En su día hablé de algunas de las alteraciones de la alimentación que se producen tras la lesión medular como es la disfagia http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/06/sin-probar-bocado.html pero no había hablado de otros temas como son:

- Aprender a comer de nuevo
- Aceptar ser alimentado
- Tener apetito
- Llegar a sentir hambre
- Comer con placer
- Comer solo (para lesionados con afectación de miembros superiores)
- Aceptar comer con guante y cubierto adaptado
- Aceptar comer en público y que les vean que les tienen que dar de comer.

Lleva un tiempo como digo el recuperar el apetito y los sabores. Las alteraciones producidas por la lesión sumadas a los efectos de algunos fármacos, hacen que uno pierda el sentido del gusto. Además, son cada vez más los lesionados que durante un tiempo son alimentados por una sonda directamente al estómago para evitar broncoaspiraciones.Se prefiere esta sonda que deja libre la via aérea (así suprimimos la incomodidad de la sonda nasogástrica, SNG). La sonda al estómago se hace mediante un pequeño acto quirúrgico que llamamos gastroctomía y que es reversible de modo que se retira la sonda cuando el paciente ya ha resuelto las complicaciones que le impedían comer sin aspirar alimento.

En estas circunstancias no es de extrañar que se pierda el interés por alimentarse y que el paciente entre en pánico cuando llega la hora de la comida. Es un castigo más que un placer. la familia insiste y fuerza la ingesta porque piensa que si el paciente no come no puede hacer rehabilitación. Además, como hay pérdida de masa muscular y los pacientes pierden volumen, la familia tiende a "rellenarlos". Es una etapa difícil para ambas partes por ello es muy importante no desesperar.

Me alegro que Carmen, nuestra paciente, haya podido de nuevo saborear y disfrutar de uno de sus platos favoritos : la tortilla francesa.

martes, 20 de enero de 2015

Afinidades

Aunque la lesión medular no es una enfermedad terminal ¡menos mal!, los pacientes con enfermedades sin remedio y que se encuentran en el último tramo de su vida, comparten sentimientos y expresiones con muchos lesionados en fases agudas de la rehabilitación y especialmente si la lesión conlleva una tetraplejia.

Decía Antonio Segura, un paciente que falleció el 23 de Noviembre de 2014



-Hay que hacerme de todo. Pelarme la fruta, asearme, sacarme a pasear, llevarme al baño... En sólo una semana he notado que la curva va hacia abajo rápidamente. Pero por alguna extraña circunstancia me lo estoy tomando con deportividad. A mí me ayuda muchísimo la fe: estoy muy esperanzado con que, cuando esto acabe, me voy a encontrar con algo plenamente satisfactorio. Creo que Dios me está dando fuerzas. Para los creyentes es más fácil: como cruzar una puerta. Pensaba que iba a tener miedo, pero no. Pensaba que iba a estar enfebrecido con la angustia, pero tampoco... He elegido no aislarme. Sino disfrutar de todo y de todos: de la familia, de los amigos, de esta conversación... Cuando termina el día, acabo agotado de vivir. Pero me encuentro mejor que nunca. No me duele nada. Siento mucha paz. 

El tiempo se escurre entre los dedos. El tiempo tiene una connotación distinta con Antonio, donde reloj son cinco letras sin sentido. El tiempo es una ola que viene y te derrumba el castillo de arena que has estado horas levantando. Siempre el tiempo. Dice Antonio que le "falta tiempo". 


"Ya nadie se asusta cuando me oye hablar así. Decir que estoy disfrutando. Encarar la muerte como si no fuera algo prohibido. Porque a lo mejor mañana no estoy, pero me estáis regalando momentazos increíbles. Creo que perdemos el tiempo con tonterías. De verdad. He empezado a pedir perdón a todos los que me rodean. Me indigno con cosas que he hecho mal. Vivir es menos complicado de lo que pensamos. También morir. Una cosa tengo clara: no sé cómo nunca nos podemos creer más que los demás, si no somos nadie".

"Soy un privilegiado. Hay mucha gente en circunstancias más jodidas que yo. Aquí hay una paciente joven, con tres criaturas, se va a casar en paliativos. Yo la he visto aquí con los niños haciendo los deberes. Ella no ha cerrado su vida, pero yo ya la he cumplido... Sí, he sido un privilegiado. He vivido bien. Tengo tres hijos maravillosos que me adoran. Una mujer increíble. En este hospital me han tratado con gran generosidad. Todo eso me reconforta, me tranquiliza".


Gracias, Antonio. Ya lo creo que lo que has dicho y sentido no ha quedado en saco roto y puede ser de gran ayuda para quien lo lea, para mí lo ha sido.Dejo aquí el enlace a la entrevista completa y a un Vídeo que se le hizo desde el Diario el Mundo por si es de interés y para ponerle cara y voz. http://www.elmundo.es/espana/2014/11/27/54763b2dca4741d96b8b457c.html

He rectificado la fecha de su fallecimiento que no precisé y, además, pensé que había sido más reciente y he colgado su imagen.

Tengo pendiente una Entrada sobre cuidados paliativos y eutanasia y esta será la puerta de entrada aprovechando su propia vivencia del final de la vida.



lunes, 19 de enero de 2015

Compartiendo

"No apreciamos la vida hasta que sentimos que la perdemos"

"Apreciad las pequeñas cosas pues son grandes cuando nos faltan"


Me es muy grato poder compartir algunas cosas que me envían de gran interés para el blog ya que todos pertenecemos a este inmenso y rico Universo donde hay de todo, para todos y sucede de todo.

Esta vez es un Vídeo  http://verne.elpais.com/verne/2015/01/13/articulo/1421152969_607874.htmlque nos vuelve a recordar el valor de las pequeñas cosas y del que dejo aquí algunas frases que me han llamado la atención.

Se pide a dos grupos de jóvenes que digan lo que le piden a la vida. Los jóvenes son preguntados sin saber que todos los que hay en una lado de la sala (están separados por un tabique) tienen cáncer y esto es lo que nos encontramos.

¿Qué le pides a la vida?

Entre algunas de las respuestas de las personas que padecen cáncer destaco estas :

- "Poder caminar y que me toque el aire en la cara" (recuerdo que algunos de nuestros pacientes respondieron algo similar respecto al aire cuando salió al Jardín por vez primera)

- "Despertarme cada mañana y ver a mi hija ahí y ver cómo lucha por salir adelante"

- "Salir a la calle sola a darme un paseo"

No hay que demonizar a los "sanos" (se que han recibido algunas críticas tras la proyección de este vídeo) pues es natural pedir cosas que a quienes están pasando por una situación difícil les pueden parecer superfluas. Tanto si nos gusta como si no,  la realidad es que vivimos en una sociedad muy materialista, con sumista y hedonista Este aspecto lo trato también en las Sesiones Grupales con Familiares para que entiendan que nadie se puede poner en su lugar si no están pasando por una situación similar.

Dejo ese enlace de Macaco que me vino a la cabeza al leer los comentarios de "La Chica del Jardín y Sonriman"


Mundo Roto de Dani Macaco
https://www.youtube.com/watch?v=9K14_gkoo3M

domingo, 18 de enero de 2015

¿Ataúd o silla?


Si a muchos de los que han perdido  la vida y a sus familiares les diéramos a elegir ¿preferirían el ataúd o la silla

Es un tema que se repite porque siempre nos encontramos, por desgracia, con situaciones del tipo :

- Accidente de tráfico en el que fallecen uno o más pasajeros y otro u otros quedan para o tetrapkéjicos
- Fallecen en el mismo accidente personas de la misma familia quedando algún otro familiar parapléjico
- Dos pérdidas seguidas en un corto espacio de tiempo en la misma familia (resultado de muerte una, paraplejia, otra).
- Tres lesionados medulares en el mismo accidente
- Un lesionado y otra gravemente afectada
- Paraplejia tras proceso oncológico.

Podría enumerar un abanico de situaciones y casuística con la que me he encontrado a lo largo de mi trayectoria profesional pero no es mi intención ser sensacionalista sino retomar de nuevo el tema del hecho de ser superviviente y lo que esto conlleva. 

Dependiendo el momento en ele que sucede y lo que ello conlleva, los lesionados opinan acerca de si es mejor estar vivo o haber perdido la vida en el accidente. Ya he comentado en algunas otras ocasiones que la edad juega un importante papel a la ahora del modo en cómo se afronta la lesión. Cada vez más nos encontramos con una población lesionada que supera los ochenta años y a esa edad la rehabilitación se hace difícil y se pone en la balanza si mereció la pena sobrevivir a un costo tan elevado de sufrimiento, dolor físico, recursos sanitarios, etcétera.. Muchas de estas personas que rehabilitamos fallecieron en un tiempo muy breve tras el alta.

Ser superviviente dota más de sentido a la vida de quien sobrevive más allá del modo en cómo haya sobrevivido porque la vida merece la pena ser vivida.

"Sobrevivir es seguir viviendo después de la muerte de alguna persona, o después de algunas otras personas o de algunas catastrofes"

"El hombre confrontado con las fuerzas de la vida y de la muerte, se enfrenta a una verdadera crisis. desde la salud mental, una crisis pone en cuestión toda la adaptación del individuo tanto a nivel psicológico, social y biológico. Si el duelo se elabora de forma adecuada, se obtiene una mejora en las capacidades de integración, afrontamiento, elaboración, creatividad. Sin embargo, en determinadas situaciones y personas de riesgo, o en personas más vulnerables, la crisi puede desencadenar dificultades de integración y adaptación".http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_nlinks&ref=2651398&pid=S0378-4835200500030000900021&lng=es


Dejo también este otro enlace que colgué en mi respuesta a Betty  https://www.youtube.com/watch?v=cSlGocYJ2Dk


jueves, 15 de enero de 2015

Todo a cambio de nada



Ya salió el último número de Infomédula, el nº 31, al que ya sabéis que podéis acceder online.http://issuu.com/infomedula/docs/infom__dula_31

¡Cuál ha sido mi sorpresa cuando me encuentro un montón de colaboradores que más que pacientes, familiares y profesionales son ya amigos!. Son de esas personas que dan todo a cambio de nada.

Además de los colaboradores habituales que siento muy cercanos porque fueron pacientes a los que tuve el gusto de conocer y tratar como :

- Kenneth Iversjö
- Elena Proust

en este número tenemos colaboraciones de Susana Clara Moráis, una excelente Psicóloga Clínica del Hospital de Viseu (Portugal) a la que le dediqué una Entrada en Mayo del pasado año.(Ver http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/05/la-formacion-otra-manera-de-dar-y.html)

Asimismo,Manuel Penalva, nuestro Sonriman, que ya es toda una emblemática figura, nos acerca en ese "Manos a la obra" a su preciada casita que construyó para no perder la destreza de sus manos y que regaló el pasado Noviembre a la planta y profesionales donde estuvo ingresado durante su rehabllitación (A3)

Me ha gustado mucho ver uno de los Cuentos presentados al II Certamen de Cuentos, de José Manuel Ara Encinar 

Muchísimas gracias a todos por estar ahí y responder desinteresadamente cada vez que se os pide algo.

miércoles, 14 de enero de 2015

La discapacidad sobrevenida


Maribel Campo Blanco

Me pasó uno de nuestros seguidores este enlace de TVEde La 2 http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/paratodosla2-20150113-1140-dicapacidad/2950460/  porque estaba seguro que me daría pie a una Nueva Entrada y así ha sido.

Maribel Campo Blanco más que una paciente es ya una amiga que ha colaborado con nosotros muchas veces y aportado su experiencia a muchos lesionados.Asimismo, nos volcó su Testimonio :" Veinte años" en el Libro que yo publique :"Afrontando la Lesión Medular" Trabaja en http://inico.usal.es/quienes-somos.aspx

Paso el enlace que me envía Maribel de su nueva ubicación y cargo de Concejal que desempeña en el Ayuntamiento de Salamanca  http://www.aytosalamanca.es/es/tuayuntamiento/organizacion/corporacionmunicipal/concejal_0025

Aprovecho para pasaros el enlace de esta Entrevista que le hicieron tras su maternidad http://www.minusval2000.com/pdf/entrevista_maribel_campo.pdf

y cuelgo una de las frases que dijo una persona que ofreció su testimonio de superación :


"Es necesario buscar alternativas para estar bien y no quedarse en ese ¡ay que mal estoy! y disfrutar"

Gracias, Miguel Ángel, por pasarme el enlace y gracias a los invitados, especialmente a Maribel por su mensaje siempre tan positivo y por sus recomendaciones tanto a nivel de prevención como de integración.

martes, 13 de enero de 2015

Legados para la humanidad





Es increíble la de personas que pasan por este mundo dejando huella y un cesto cargado de enseñanzas que poder poner en práctica.

Me pregunto por qué desperdiciamos tanta sabiduría y no dejamos de perder el tiempo en tonterías.

El pasado martes en el contexto del Grupo de Terapia de los Mayores, todos coincidían en los aprendizajes adquiridos tras la lesión. Asimismo, los pacientes en general comentan que la inmovilización y el pasar horas indefenso y mirando a un techo así como parado o "aparcado" en la silla favorece el análisis y la reflexión  llegando a relativizar los problemas previos pasando a un segundo plano. Tiene que suceder algo de la magnitud de la lesión medular para que los problemas que hasta ese momento eran los más grandes, pasen a ser insignificantes e inmerecedores de preocupaciones y desvelos..

Si, como dice Gandhi,  se prima el valor del esfuerzo, los l.m. podrán sentir que el mismo , más allá de sus logros, es lo que verdaderamente valió la pena. Que no sea que no se alcanzaron las metas por falta de empeño, coraje, tesón, esfuerzo y motivación sino porque la lesión impuso su cruel límite :

dejo aquí algunos otros legados de Gabriel García Marquez, Martín Lutero King y Teresa de Calcuta respectivamente






lunes, 12 de enero de 2015

"Pasa tú, bonito": Mirar diferente a los "diferentes"


"No soporto que me traten como si estuviera tonto o como si fuese un niño por estar en la silla de ruedas"


.Esto era lo que nos comentaba un paciente a raíz de que le dejaran salir el primero en un ascensor por el hecho de ser el que está en la silla y generar lástima. Sabe que las cosas no serán como antes de la lesión y aún no tiene asumidas las pérdidas ni aceptado el hecho de no volver a andar pero no le ayuda la gente que mira su diferencia de este modo tan diferente.La frase : "Pasa tu primero, bonito" para entrar en el ascensor es inapropiada a los ojos del paciente porque piensa que no tendría cabida si con el se hubieran cruzado anteriormente. De hecho, nunca su imagen había dado pie a ello cuando caminaba.

¿Acaso todos no somos diferentes más allá de la silla de ruedas?. ¿Por qué la gente se permite estas licencias y se atreve a dar consejos o recomendaciones a los lesionados como si ellos no tuvieran capacidad de pensar por ellos mismos?

Cuando el paciente se enfrenta a esas nuevas miradas y al mundo donde el antes se movía, observa un mundo donde es observado de manera diferente y el mira un mundo diferente e inaccesible. Aprender a mirar de arriba a abajo y ser mirado desde arriba conlleva un período de adaptación y entiendo que es tan difícil para el lesionado como para sus familiares y amigos.

Cuando el lesionado está haciendo lo posible por ascender y superar la situación, se encuentra con actitudes que nada favorecen su lucha y afán de superación.

sábado, 10 de enero de 2015

Mujeres diversas


Hoy hablaré de mujeres. Mujeres en el amplio sentido del término, mujeres con coraje o sin el, con miedo o sin miedo, princesas "honradas" que duerman encima de un montón de colchones


 o lectoras como las de la imagen que duerme encima de un libro.



El caso es que quiero pedir vuestra colaboración y difusión porque necesitamos mujeres para un estudio  de investigación porque se nos ha concedido una Beca de Mapfre para este año bajo el título : "Evaluación de la Función Sexual en una población de mujeres con lesión medular comparadas con un Grupo de Control de mujeres no lesionadas y su utilidad en la valoración del Daño Corporal".

El investigador principal del proyecto es el Dr. Vargas Baquero, Responsable de la Unidad Sexual del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y yo me encuentro dentro del Grupo de los investigadores colaboradores

Requerimos la colaboración de mujeres con lesión medular de más de un año de evolución y con mujeres sin lesión medular de la población general que pueden estar entre las amigas, familiares o, incluso, profesionales del entorno del l.m. Se garantiza la confidencialidad y anonimato. Se trata de cumplimentar unos Cuestionarios y Escalas que ese enviarían con el franqueo pagado solo para rellenar y enviar anónimamente .

Quien esté interesada puede enviar su dirección a los dos correos míos mpozuelo@sescam.jccm.es o afrontandolesionmedular@gmail.com

Os dejo un poco de música y algún enlace bonito para animaros y como detalle adelantado por vuestra colaboración.
https://www.youtube.com/watch?v=65AQUKxhZYg

https://www.youtube.com/watch?v=qkd4kyXkvHs

https://www.youtube.com/watch?v=OAlC5QqYgEE





Espero que se animen muchas seguidoras y que todos los seguidores le deis difusión.Gracias.

Quiero agradecer no sólo a las mujeres que se han ofrecido hasta el momento, a quienes he respondido una por una, para participar en este Proyecto sino a todos los que han contribuído a difundirlo y compartirlo en facebook, twiter, desde páginas webs, etc.

viernes, 9 de enero de 2015

Caer y volver a levantarse aunque no sea fácil




Con esta imagen y el texto que sigue a esta introducción felicitó Juan Álvarez a sus amigos y familiares. Me cuenta que envió 150 correos y fue respondido por 140 personas.



Desde que se iniciara su larga lucha contra la enfermedad en 2012, Juan ha dado las gracias de muchas maneras, que espero ir colgando, a las personas que son verdaderamente significativos e importantes en su vida.

Dejo el mensaje de este 2015

"Querido amigo, hace poco más de un año que me encontraba dando gracias por la evolución de mi enfermedad. Todo parecía ir sobre ruedas y, tras haber dejado atrás, quimio, radio y autotrasplante, me iba incorporando poco a poco a mi vida anterior, trabajo incluido. Poco podía yo imaginar que lo peor estaba por llegar. El 2014 me tenía reservadas algunas de las sorpresas más duras de mi vida. Poniéndome a prueba en sucesivas ocasiones, desde el principio, cuando las piernas me empezaron a fallar y caí por primera vez, me prometí a mi mismo que mil veces que cayera mil veces me levantaría.
No ha sido fácil. Y aunque me he dejado mucho pelo en la gatera, al menos sigo estando aquí, disfrutando de las personas que me han ayudado en este trayecto del camino tan tortuoso y enriquecedor al mismo tiempo.
Le doy gracias a Dios por contar con un nutrido grupo de familiares y amigos que habéis estado al pie del cañón. ¡Gracias de corazón!
Por último, quiero aprovechar para fundirme contigo en un abrazo y desearte una feliz Navidad y un 2015 lleno de salud, amor y prosperidad. Que esta postal que adjunto sirva de decorado en el árbol de tu vida."

Gracias, Juan, por compartir algo tan personal que puede servir de luz y esperanza a otros.

jueves, 8 de enero de 2015

Veinticinco años y más

Autor :Amadeo Modigliani


Después de haber oído hoy a un familiar decir que en la planta le dijeron que el paciente no había venido a mi consulta  (está siguiendo tratamiento psicoterapéutico semanal) porque estaba en un sitio más importante, me pregunto cuánto tiempo necesitaremos todavía para integrar la rehabilitación psicológica en el marco del proceso rehabilitador.

¿Es posible que familiares y pacientes entiendan la razón de ser de la rehabilitación psíquica cuando no la entienden todos los profesionales que integran la plantilla del Hospital?Además, no perjudica tanto el hecho de que la omitan sino de que la desprecien o desprestigien.

Recuerdo que cuando llegué hace 25 años, allá por el año 1989, le explicaba al que entonces regentaba la dirección los principios que apoyan  y sustentan nuestra ciencia. Pienso, con lo sucedido hoy, que no ha cambiado mucho el panorama y aún nos queda mucho camino por recorrer.

Sin embargo, hay pacientes y familiares que entienden que la estabilidad emocional es el pilar donde se sustentará su rehabilitación y que " si la cabeza está bien" será más fácil afrontar la rehabilitación y las secuelas que la lesión, según los casos, impongan a cada uno.

Diariamente, a la hora de citar a los pacientes, nuestras auxiliares se tropiezan con actitudes indeseables con sus interlocutores.Cuando se trata de que los pacientes acudan al resto de consultas no suelen darse los tipos de contestaciones que se escuchan cuando se trata de que acudan a nuestras citas.Hay un rechazo grande a todo lo que tiene que ver con la salud mental. Prefiero no sacar mis conclusiones

Hay algunos seguidores que ya en su día observaron sin comprender cómo era considerado en el marco de la rehabilitación nuestro quehacer.

miércoles, 7 de enero de 2015

Un Taller como otro cualquiera


Taller de reparación de sillas en las Paraolimpiadas de Londres 2012
Viendo esta imagen pensé ¿Por qué tiene que ser peor un Taller de sillas que un taller mecánico de coches?

La silla es el medio que utilizan las personas con movilidad reducida para desplazarse. Muchos lo definen como sus pies. Yo he oído expresiones del tipo :

- "Mis pies son mi silla de ruedas"
- "Mis pies son mis zapatillas"

Algunas personas se resisten a utilizar la silla y se avergüenzan de ella y hacen desplazamientos "andando" con gran esfuerzo que, a la larga, les pasa grandes facturas al cuerpo con tal de que no los vean en la silla.. Con el tiempo, recapacitan y ven que la vida puede ir mejor, puede ir sobre ruedas si se utiliza la silla.

Algunos de los que al principio le tenían cierto respeto a la silla, ahora la "sacan a pasear" todos los días.

Hoy me contaba un paciente que había rechazado usar una silla con mando mentoniano en el Hospital porque no quiere que lo vean llevar la silla de ese modo. Le dijo al médico rehabilitador que no la quería. después, reflexionó y encontró más beneficios que inconvenientes y le dijo que la aceptaba. Me alegro que haya sabido que hay sabido encajar sus perdidas.

La familia y el entorno, no sólo los profesionales, jugamos un papel importante en ayudar al lesionado a integrar la silla y, como dice Francisco Vañó : "Quitarla de la cabeza y ponerla en el culo que es donde le corresponde estar".

martes, 6 de enero de 2015

Los Reyes Magos de Anguiano



Este post no solo está dedicado a Domingo Sedano sino a todos aquellos pacientes que permanecen ingresados en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo  y que no han podido levantarse a ver los regalos que les dejaron los Reyes en sus zapatos.

En Anguiano, los Reyes Magos le dejaron a Domingo este reportaje  en el nº 77 de la Revista Aidillo a cargo de José María Sobrón "Chema"bajo el título " No nos podía faltar Domingo".

 ¡Qué mejor regalo de Reyes para el mejor cartero del Rey, Domingo Sedano!





La verdad es que este pueblo se ha volcado con este hombre supongo que porque el estaba muy involucrado y comprometido con todo y todos. No hay más que leer el último comentario volcado en el primer post que le hice que copio literal 

FELIZ AÑO 2015 QUERIDO DOMINGO. NOS ACORDAMOS TODOS LOS DÍAS DE TI EN LA MARCHA, EN LA PANCETA, LAS MIGAS, REPARTIENDO LAS REVISTAS Y EN TODAS LAS ACTIVIDADES QUE TANTO TE GUSTA PARTICIPAR, AYUDAR, BUENO, YA SABES...
PARA LO PRÓXIMO CONTAMOS QUE ESTÉS YA POR ESTAS CALLES QUERIDAS..Besos M.H.

Yo creo que estos son los Mejores Reyes Magos que podía recibir Domingo

Todos los pacientes merecerían tener detrás un reportero como Chema


lunes, 5 de enero de 2015

Balance del año 2014

Las memorias anuales son algo a lo que estamos acostumbrados por motivos laborales.En mi caso, unas son de datos clínicos y asistenciales y otras son de investigación y docencia.

Asimismo, es frecuente encontrarnos comercios cerrados por inventarios o balances.

En esta entrada voy a hacer un resumen del blog del año 2014. Al día de hoy  son 72095 las visitas realizadas de las cuales 31832 son de este año y a pesar de que actualizo el blog casi diariamente, este año he editado menos entradas que el pasado.Hoy hace exactamente 3 años que instalé el contador de visitas. lo que supone que esta cifra se ha alcanzado en 3 años. La media de páginas /días se mantiene como una constante salvo cuando hay algún Post de mayor trascendencia o que ha sido compartido en facebook por ejemplo.

He editado un total de 258 entradas.

Los comentarios hasta este momento son 5046

Las páginas vistas en el último mes han sido 6837

Las páginas de todo el historial del blog 177.589

Las páginas vistas por países 





España
1166
Estados Unidos
116
Francia
110
Alemania
86
México
34
Argentina
25
Rusia
24
Ucrania
20
Perú
8
Portugal
6

Las diez entradas más populares fueron

Tiraba de un carro y ahora tira de otro

Padres silleros. Momentos felices
La Chica del Trébol y su inseparable compañero
Si puedes soñarlo,  puedes hacerlo
Cosechando
Levantarse y luchar
El Hospital de los luchadores
El mundo en tus manos. La inteligencia social
S. Valentín sobre ruedas. Que no falte el amor.
Por qué los elefantes no llevan reloj

Las entradas más comentadas

Tiraba de un carro y ahora tira de otro
Las tardes del Central
Los sueños se hacen realidad
S. Valentín sobre ruedas. Que no falte el amor
La Chica del Trébol y su inseparable compañero
Sandalias iguales. Sandalias diferentes
Cosechando
La doctora que escuchaba a sus pacientes

Este es el tercer año intensivo dedicado al blog. Mi política seguirá siendo la que , en su día, comentara, esto es, mantendré activo el blog mientras pueda y siga siendo visitado.

En el 2014 los pacientes, familiares y seguidores suscitaron ideas y temas como en años anteriores.. Sin ellos, no sería posible tener el blog actualizado. Gracias a todos de nuevo por vuestras aportaciones y por el interés y cariño con que seguís el blog. Espero que este año siga siendo atractivo para los fieles seguidores y para los nuevos que nos descubran ya sea por azar o buscando las palabras clave.

domingo, 4 de enero de 2015

Un calendario cargado de sonrisas




El día 2  de Enero recibí un sonriente calendario.Creo que es fácil adivinar a quién pertenece.

No sólo los comienzos de año son períodos propicios al enunciado de objetivos y propósitos sino también a la emisión de calendarios de todo tipo aunque ya cada vez menos se invierte en papel y se emiten menos calendarios de bolsillo con la publicidad de turno.

Llama la atención que hoy en día aún se siga demandando en quioscos y librerías el Calendario Zaragozano.

 

Este calendario, cuy autor es Mariano Castillo y Osciero, se edita desde 1840 fue antiguamente muy utilizado por los agricultores. porque tiene una predicción meteorológica aunque no sea muy científica. Decía Unamuno que era un clásico popular castellano Se llamó "zaragozano" en homenaje al astrónomo Victoriano Zaragozano ya que este calendario también dedicaba un espacio a predicciones astronómicas sobre le sol y la luna.

Hay otros calendarios o Cabañuelas que utilizan los agricultores como este de un Grupo de agricultores de Palama del Río (Córdoba)


Este mundo de los calendarios es infinito . He encontrado también un Calendario Zen 


Si a algún seguidor le interesa saber más acerca de los orígenes del calendario, le remito a esta página de Muy Interesantehttp://www.muyinteresante.es/historia/preguntas-respuestas/cual-es-el-origen-del-calendario-actual-121395405350

Volviendo al Calendario que motivó esta entrada, el de Manuel, es un calendario con un mensaje positivo válido para todos los días del año.

sábado, 3 de enero de 2015

Dolor y belleza



Me di cuenta de que mi mano derecha y mis ojos estaban intactos y pensé “Puedo trabajar”.
Esto (la pérdida de tres extremidades) me va a dar una mayor comprensión y empatía hacia el sufrimiento de la gente y espero que me ponga en una posición mejor para contar sus historias. Porque eso es todo lo que soy, un contador de historias.



Giles Duley

¿Es posible ver belleza en el dolor?   Me planteo esta Entrada a partir de esta página http://www.jesusjazzbuddhism.org/giles-duley-and-process-theology.html que encontré sobre Giles Duley de quien quería hablaros hoy. Descubrí a este fotógrafo de la mano de Betty que me envió información sobre él y aún no había podido dedicarle un espacio despacio.

Giles Duley es un reportero que perdió dos piernas y un brazo por una mina antipersona en Afganistán. Quienquiera saber más sobre él http://www.cadadiaunfotografo.com/2014/05/giles-duley.html  y de su Fundación http://gilesduley.org/

Duley capta la fuerza de aquellos que luchan contra la adversidad en lugar de sucumbir. Sus fotografías atraen al espectador al tema, creando intimidad y empatía por las vidas que difieren de la nuestra sólo en las circunstancias Su trabajo centrado en la fotografía humanitaria comenzó mucho antes de que el sufriera en su cuerpo la agresión de la guerra.

Hablando de belleza, Duley nos muestra la belleza de su cuerpo como si de una escultura griega clásica se tratase


Ojalá que este modo de ver la belleza de la diferencia se propague y contagie.

viernes, 2 de enero de 2015

Otro año de propósitos

El Comienzo del año suele ser momento de examen de conciencia y enunciado de nuevos propósitos. Parece una actitud humana y una necesidad en busca del equilibrio emocional y de la felicidad.

No se que nos sucede que pasa el año y no hemos logrado cumplir aquello que nos propusimos.También en el verano, una etapa de descanso en la que tenemos otra perspectiva, solemos hacernos una serie de propósitos. Creo que este ejercicio, más allá de que seamos capaces de cumplir lo que nos planteamos o no, es más beneficioso que dañino.

Y dejo estas reflexiones de Leila Guerrero que viene a colación de esto y que ella expresa mejor que yo y a ver si los seguidores se animan a contarnos sus propósitos para este año que acabamos de estrenar.

Debería, por ejemplo, empezar por viajar más, por viajar menos, por no viajar en absoluto. Debería hacer las paces con mi padre, debería depender menos de mi padre, debería ver a mi padre más seguido. Debería salir de esta casa en la que paso tanto tiempo sola, debería quedarme en casa y no salir a aturdirme con gente que no me importa en absoluto. Debería terminar mi novela. Debería renunciar a este trabajo que detesto. Debería ir a bailar antes de ser el más viejo de la discoteca. Debería divorciarme. Debería empezar a usar toda esa ropa que hace años que no uso. Debería ir a recitales. Debería invitarla a cenar, invitarlo a un bar, decirles que soy gay. Debería parar con la cocaína. Debería probar alguna vez un trago, debería beber menos, debería dejar de beber. Debería aprender a tocar la guitarra. Debería ir a África mientras todavía puedo caminar. Debería cambiar de analista, conseguir un analista, dejar de ir al analista. Abandonar las pastillas. Ceder. No ceder. Arrojarme en paracaídas, tomar un curso de buceo, poner un hotel en la montaña, un bar en una playa de Brasil. Ir más despacio, ponerme en marcha, no mirar atrás. A fin de año, más que nunca, la vida no es la vida sino una patética declamación de buenas intenciones, una renovación del permiso de postergarlo todo, una fe idiota en que nunca será demasiado tarde para nada. “Toda la inmortalidad que puedes desear está presente / aquí y ahora”, escribió el poeta chileno Gonzalo Millán en Veneno de escorpión azul, su diario de vida y de muerte, y esa bestia terrible de la poesía, la uruguaya Idea Vilariño, dijo, mejor que nadie, peor que nunca: “Alguno de estos días / se acabarán las bromas y todo eso / esa farsa / esa juguetería / las marionetas sucias / los payasos / habrán sido la vida”.