domingo, 2 de agosto de 2015

¿Es posible no envidiar?



Cuando estrené el blog dediqué un espacio  a la Envidia, un tema que es frecuente y recurrente en la lesión medular , debido a la comparativa con los demás. Los familiares suelen denominar a esta clase de envidia "envidia sana"http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2012/02/envidia-sana.html.

Parece que la envidia es el pecado capital por excelencia de los españoles. También lo traté en esta otra Entrada http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/12/el-cesped-del-vecino-siempre-es-mas.html

En lo que a mí respecta, he aprendido a no envidiar ni desear la situación del otro. A veces se envidia por ignorancia o porque la apariencia del otro creemos que es mejor. Instalados en la rutina y el tedio, parece que lo que los demás hacen o tienen es mucho más atractivo, interesante que lo nuestro.

Algunas personas brillan mucho pero detrás de su brillo y esplendor hay una insatisfacción latente. Es aquello de la belleza exterior pero pobres de belleza interior.

¿Qué envidiamos realmente?. ¿Acaso es la belleza o el status lo que envidiamos? Hay refranes hasta para esto : "La suerte de las feas, muchas guapas lo desean". Esta expresión está cargada de machismo. Observamos que a las mujeres se les exige más belleza a que a los hombres y esos patrones culturales de belleza nos han hecho mucho daño y dado lugar a trastronos de salud considerables (anorexia y bulimia nerviosas). A ello le dedicaré otra Entrada a propósito del miedo a envejecer y el paso de los años en el cuerpo y en la piel.

Mientras perdemos tiempo en envidias se nos pasa la vida sin valorar lo propio y sin disfrutar de lo que tenemos.

8 comentarios:

Elena Batalla dijo...

Hay una cosa que agradezco....que es no tener envidia...no es falsa modestia...tendré otras muchas cosas...pero esa no la tengo...y es una inmensa suerte! Me educaron asi....es una de las mejores herencias que me ha dejado mi familia...mi madre se esforzó para inculcarnos unos valores....que solo ahora al cumplir años he sabido apreciar.Besos slow ...por fin de relax!

Felipe dijo...

Me niego a llamar envidia al deseo que nuestro querido lesionado medular pueda encontrar la mejoría alcanzada por otros. Creo que es legítimo el deseo que nuestro lesionado alcance el máximo nivel de recuperación.
Entiendo que la envidia supone el deseo de tener mas que los demás pero lo cierto es que he sentido alegría al ver el progreso de otros lesionados y he visto como otros familiares se alegraban de los de mi hija, hasta el punto de emocionarme al ver sus caras mientras los enfermos trabajaban en el gimnasio y conseguían prosperar día a día. No he visto nunca, a lo largo de mi vida laboral, unas muestras semejantes de solidaridad.
Un gran abrazo para todos los que han pasado por este trance.

Afrontando la lesión medular dijo...

Me identifico contigo totalmente, Elena. Mi madre me enseñó también esos valores que, como tu, cada día aprecio más.me alegro que por fin llegara vuestro tiempo slow.
Yo me incorporé hoy a trabajar y no paré un momento. Julio desbordó todas las previsiones de ingresos y el trabajo se me ha acumulado y estoy sola. me aplico el slogan "poco a poco"

Afrontando la lesión medular dijo...

En esta entrada me refería más a la envidia que nos rodea en general y no en particular en el caso de la lesión medular aunque di la referencia de otras dos Entradas a las que dediqué un espacio refiriéndome a la envidia derivada de las situaciones de la l.m.

Es cierto, Felipe, que hay gente genial que se alegra mucho de los progresos de los otros aunque ellos tengan lesiones muy catastrofistas.

También los profesionales nos alegramos mucho de los progresos de los pacientes. Me alegré mucho del progreso de Elena, no se me olvida cómo llegó y todo su proceso de rehabilitación.

Elena Batalla dijo...

En el caso de la l.m. Jose Luis de corazón se ha alegrado siempre de que otros hicieran progresos y aunque sus deseos eran progresar de igual modo...ha tenido conformidad, poco a poco.Y así...poco a poco vamos todos....que los agobios no solucionan nada y con este calor....todo nos parece mas cuesta arriba...hay que parar y pensar que arrebatandonos no vamos a solucionar las cosas antes....besos playeros !

Anónimo dijo...

No se si será envidia o no pero yo siempre quise que J Luis recuperara las manos.
Cuando tienes una lesion completa ya te dicen de antemano que no hay recuperacion posible. pero en Parapléjicos ves tantos y verdaderos milagros que. . siempre tienes esperanzas y te alegras infinito ! como no! con aquellos que se recuperan.
De manera que supongo que tuve envidia y digo. tuve.
Saludos. Hortensia

Afrontando la lesión medular dijo...

Yo lo entiendo respecto a la lesión ¿quién no aspira a mejorar ya lograr lo que logran los demás?.

Hay algo que se oye decir en el Hospital : "De qué se quejarán los paras, si yo tuviera las manos...."

Tu José Luis querría haber podido andar, Elena, El José Luis de Hortensia, las manos.
Gracias a las dos por vuestro seguimiento. ¡Me encanta que Hortensia ya se haya sumado a los seguidores!. A ver si se animan los "Josés" a comentar.

Afrontando la lesión medular dijo...

Quería decir que esa expresión se oye en boca de los "tetras" por si alguien no había entendido lo que quería decir.