martes, 15 de marzo de 2016

Amar por encima de todo



Ayer tuvimos la suerte de contar con Isabel Montoya, nuestra "Chica del Trébol" que, junto a su hija María, nos bordaron la sesión de Afrontamiento.


Esta es la segunda sesión de este tipo que hacemos con ellos aunque en la primera fue Andrés Sánchez Alcázar, su marido con l.m., la acompañó.http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/03/parejas-tras-la-lesion-iguales.html

La sesión fue muy productiva y sirvió de apoyo a los más recién llegados y a los que a pesar de estar próximos al alta aún no han tomado la conciencia de la lesión y lo que les espera tras el alta. El estilo de Isa, espontáneo y lleno de energía, favorece la visión de los cuidados como algo más fácil de lo que parece y quita miedos. Ella nos ha contado sus experiencias en Murcia en Talleres de Simulación Clínica de los que ya hablé aquí el pasado año
http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/07/cuidando-de-los-demas-cuidando-de-uno.html
pero en este caso recreando un escenario clínico con un paciente tipo para poner al familiar de frente a situaciones difíciles y ver cómo se desempeña ante ellas.

Se abordaron los temas que suelen abordarse en estas sesiones tales como :

- La necesidad de capacitarse en el Hospital Nacional de Parapléjicos durante el ingreso para los cuidados posteriores (ponerse bien las pilas)
- La vuelta a casa
- El contacto con los hospitales del Área de Salud
- Las complicaciones clínicas habituales y no tan habituales y cómo desenvolverse en ellas
- Cómo vencer los miedos
- La ortopedia y ayudas técnicas para el manejo del paciente (cama, colchón, grúa)
- La incontinencia
- La sexualidad
- La rehabilitación física
- El Asociacionismo (Aspaym en su caso)
- Actividades de ocio y recreativas (viajar)

Pero, sobre todo, lo que dejó bien claro es que se puede cuando se quiere y que el amor es la mejor receta para un buen desempeño y afrontamiento de la lesión.

Cierro con estas fotos para el recuerdo







Muchas gracias a esta familia por su buen afrontamiento y por ayudarnos a cambiar las pilas cada año.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias maria angeles por tu ayuda y tu cariño,es cierto que si se quiere se puede,,,y nosotros hemos consequido volber a ser felices otra vez.

Felipe dijo...

Viendo el enlace de la publicación del pasado año, y de las fotos que en ella aparecen, me he emocionado al ver las caras de algunos conocidos y recordar con cuanto amor se trataban, intentando superar un trauma que nunca habían podido imaginar. Estoy seguro de que hay un alto porcentaje de la recuperación que se debe a ese apoyo, familiar o de pareja, que ha impedido que caigan en una depresión irreversible.
Todos, lesionados medulares o simplemente castigados por la vida, necesitamos un refuerzo para salir de nuestras horas bajas. Claro que los lesionados medulares lo necesitan mucho más y es patético ver que algunos no tienen esa ayuda de sus parejas.
Después de mi estancia en Toledo he aprendido que es más fácil sentirse feliz cuando se ha estado cerca de la tragedia.
Una vez más quiero mandar un abrazo a todos los que luchan y a los que les ayudan a luchar.

Elena Batalla dijo...

Isa y Andres son un claro ejemplo de que con amor y empeño se consiguen muchas cosas... Y la mas importante... Ser felices!!! Gracias pareja por mostrarnos el camino...sois un referente para nosotros!!!

Afrontando la lesión medular dijo...

No se cómo agradecer tanta generosidad, tanta disposición a dar. Ha sudo un placer compartir con vosotros esas horas y comprobar que os seguís queriendo a pesar de la tarea cotidiana derivada del hecho de cuidar. Vuestra hija maría otro tesoro que ha sabido transmitir también un mensaje muy esperanzador y de AMOR.

Espero las fotos de María a mpozuelo@sescam.jccm.es o afrontandolesionmedular@gmail.com para colgarlas en esta Entrada.

Afrontando la lesión medular dijo...

No me extarña que te emociones, felipe. Yo no dejo de emocionarme cada día.

Hoy hemos grabado un Programa de TVCLM "Heróes Anónimos". Se centra en familiares y profesionales porque ellos creen que los lesionados son héroes por el hecho de afrontar lo que tienen que afrontar pero que los familiares y los profesionales, que contribuímos a su buena recuperación, somos "héroes anónimos". Yo creo que ellos, los familiares, si que lo sois, pero yo no me considero ninguna heroína, la verdad.

Gracias, Felipe. Os mantendré al tanto del programa. y cuando lo editen, lo colgaré.

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya estoy preparando la sesión para Abril. Hay un paciente en A3 muy interesado en conoceros. Gracias, Elena.
Isa y Andrés y José Luis y tu y muchos más, hacéis un bien enorme.

La Chica del Jardín dijo...

Un lujo saber de ellos de nuevo, ¡qué pareja!

Aún recuerdo a Isa el día que se incorporó a la sesión familiar, y cómo fue afrontando con alegría toda la situación

Felipe, no me extraña que te emociones, creo que nos pasa a todos los que compartimos aquellos momentos, aquellas reuniones apiñados, compartiendo incluso asiento, intentando entre todos que la situación fuera llevadera, y muy bien guiados por Mª Ángeles...

La verdad es que la experiencia de los veteranos ayuda mucho, sobre todo a ver que se puede, siempre que se quiera por supuesto...

El día a día puede ser muy duro si no le pones humor y mucho amor, quitarle hierro a cualquier circunstancia desagradable para el lesionado, ayuda mucho

Tras la etapa de sequía que llevo en el blog, espero tener un pelin de tiempo para continuar...

Pronto podreis ver el proyecto robotillo que estamos creando, para concienciar a los niños que la diversidad funcional no hay que rechazarla, todos somos diferentes y eso nos engrandece...


Besos millones

Afrontando la lesión medular dijo...

Se echaban en falta tus comentarios. ¡Qué alegría verte de nuevo asomada a esta ventana!. Ya estoy deseando ver acabado el Proyecto que espero presentar en este portal. Todo lo que potencia una mirada "normalizadora e integradora" se agradece.

Anónimo dijo...

Acaba de caer en mis manos una novela Yo antes de ti, de Jojo Moyes. La cogí por pura casualidad en un aeropuerto y aborda el tan poco tratado tema del amor y la discapacidad desde un ángulo que me ha gustado muchísimo, sin caer en la compasión fácil o terminar con recuperaciones milagrosas. Es tierno y a la vez muy duro, pero merece la pena leerlo hay situaciones en las que te sientes identificada. He visto que van a hacer la película también.