sábado, 24 de junio de 2017

Otra tarea difícil : Asumir el alta

A propósito de un comentario volcado en el blog ayer en una entrada de hace más de cuatro años "Hospital Nacional de Parapléjicos : Un escenario para la vida"(Enero 2013), he pensado en editar esta entrada a pesar de que no es la primera vez que dedico un espacio en el blog a hablar de la difícil tarea de asumir el alta.

Esto es lo que dice un nuevo y anónimo seguidor


Anónimo dijo...
Yo llevo un mes y medio en el hospital y veo que quieren que te valgas por ti mismo rápidamente, pero una cosa es enseñarte a vivir con silla de ruedas y otra es la terapia del gimnasio que va mas lenta pero efectiva, yo en poco tiempo noto mas movilidad en una de las piernas, tengo que agradecérselo a una fisioterapeuta que estaba sustituyendo una baja, su nombre es Claudia, le doy las gracias por lo bien que se porto conmigo, ahora con las vacaciones estaré cambiando de fisio, eso no importa si son como hasta hora.
Lo malo es que se escucha a través de los trabajadores que se van a dar de alta a mucha gente presionados por la gerencia, cosa que me parece muy mal mandar a casa a gente sin haber terminado la terapia anteponiendo el dinero a la salud. Me parece mentira que en una comunidad que manda el PSOE se comporte tan mercantilmente.

14 comentarios:

Juanjo Muñoz dijo...

Yo hago mi comentario personal,después de estar un año ingresado en el hospital,en ningún momento conocí ningún paciente que el hospital le diera el alta si no estaba en condiciones de adaptarse a la vida que nos espera,se puede pedir el alta voluntaria,eso si,que cierran alguna planta en verano y los pacientes los trasladan a otra planta,vale,y en mi caso la fecha de alta la pacte con mi doctora cuando ambos pensamos que ya no se podía evolucionar mas,el tema de los fisios es cosa aparte,tambien digo que si el comentario anónimo dice que ha logrado mover una pierna es porque así es,este con el fisio que este,y un mes y medio para sacar valoración no me parece tiempo suficiente,en ese tiempo no te enteras ni donde estas,salvo que tengas una lesión poco preocupante,en mi tiempo de estancia en el hospital los trabajadores del gimnasio tenían que hacer una serie de horas que no cobraban y a las que llamaban horas COSPEDAL,por lo que se deduce que gobernaba el PP,en ese hospital no echan a la gente y se lo que me digo.

SALUDOS

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Por fín un comentario!.No será la cosa como se la pintan al Anónimo seguidor cunado nadie vuelca comentarios. Creía que se iba a desbordar el río.

Mil gracias por tu comentario, Juanjo, al que responderá sin prisas tan pronto encuentre el momento.

Elena Batalla dijo...

Totalmente de acuerdo con Juanjo... del hospital no echan a nadie... en nuestro caso estabamos deseando volver a casa.. y recibimos el alta con mucha alegria... pero si es cierto que hay pacientes que creen que los echan... tal vez sea el miedo a salir de la burbuja...

Afrontando la lesión medular dijo...

Es normal que de miedo lo desconocido pero hay muchos pacientes y familiares que no se dejan "apoyar" y se van un poco a pelo y ello favorece esa actitud de rechazo al alta. Ya he dedicado muchas entradas a tratar este tema y vosotros sabéis bien que durante la rehabilitación da tiempo a todo pero también que una gran parte de pacientes se "obsesionan" con la rehabilitación física, minusvalorando otras intervenciones y terapias que luego le servirán cuando salgan de la "burbuja".

Gracias, Elena.¡Feliz verano a toda vela!Un abrazo a José Luis

Sonriman dijo...

Buenas noches, hoy un poco más frescas.
Mucha razón tiene Juanjo, en su comentario.
Es muy cierto, que los lesionados, peleamos por volver a estar , antes de la lesión, y nos hace , olvidar otras cosas, que nos servirán aún más.
No nos damos cuenta, la sensación es, de ser un número, (paciente número,....
No nos damos cuenta de que todos estamos , sujetos a un tiempo.
Ese tiempo va pasando, pero no pasa tan rápido en algunos momentos , como uno quiere.
Hay que vivir el momento, sentirlo, y intentar que no pase en balde.
Fácil decirlo, difícil hacerlo pero no siempre es imposible.
Según, informes, referencias, actitudes, se puede alargar, o no un proceso de rehabilitación, hospitalización, etc.
Da mucho respeto, el volver a casa, pero si no lo intentas y te dejas , nunca saldrás de ese bucle, y es mejor intentarlo al menos.
Bajo mi punto de vista, merece la pena.
No sentir que te echan.
Hay que salir de la burbuja, como llamamos de forma cariñosa, a ese gran trato que recibes.
Yo sigo teniendo respeto al día a día, pero , lo intentó disfrutar.
Una inmensa sonrisa aaa, y buenas noches.

Afrontando la lesión medular dijo...

Siento no haberte respondido antes, Manuel. Me ha encantado tu comentario siempre en esa línea y enfoque de positivismo que te caracteriza.

Espero responderos en vacaciones como merecéis.

Mario dijo...

A mi me parece estraño por que no hay formaciones politicas minoritarias que pidan con insistencia como los verdes u otros radicales, investigacion medica a lo grande. Tengo la sensacion la sensacion que nos gastamos el tiempo y la atencion publicas en cosas menores como el Manspreading, pienso que para una señora lo importante es no estar con la amenaza seria del cancer encima como una espada de damocles, que tambien amenaza a sus familiares y sus amigos.

Anónimo dijo...

Creo que el alta es otro de esos momentos contradictorios a los que hay que enfrentarse en el proceso de la lesión medular. Yo estaba deseando que le dieran el alta pero tengo que admitir que en mi fuero interno lo que yo sentía en mi corazón cuando pronunciaba la palabra alta, no era alta sino "cura". Yo lo que quería es que él volviera a casa siendo el de antes, eso era lo que yo visualizaba cuando hablaba del alta y por eso el proceso en sí supuso una cierta decepción que obviamente nunca me he atrevido a expresar en voz alta, aunque esa decepción fue más por culpa de mis expectativas que de la realidad, yo estaba deseando volver a la vida normal y le asignaba unos parámetros que ya no existían, la vida normal había cambiado.

También es cierto que yo había convivido poco con la lesión, más de visita que de día a día y la vuelta a casa significó una toma de contacto total. Hablábamos mucho por teléfono y me interesaba, estaba al tanto, pero eso no es lo mismo que estar como se suele decir al pie del cañón, por eso para mí el alta fue un aprendizaje y una cura de choque con lo que había. El hospital no deja de ser una realidad distinta, llena de sillas y de lesiones, donde lo tuyo es un caso más y ni siquiera de los peores. El alta te devuelve a la vida en la que los novios y maridos de todas tus amigas caminan perfectamente y ninguna de ellas tiene la más remota idea de lo que tú sientes y vives, en la que vas por la calle y eres "el que tuvo el accidente y se quedó en silla", en la que la accesibilidad no es una prioridad en ningún sitio y que además está llena de recuerdos de cosas que hacías o sitios a los que ibas y que ya no se puede hacer de la misma manera. El alta es como si una ola te hubiera engullido en una playa del Caribe y te hubiera dejado en la misma playa pero en una zona llena de rocas en vez de arena.

Yo pasé bastante tiempo mirando atrás y aunque creo ser muy buena ocultando mis sentimientos (siempre fui muy reservada y mi propia madre me define como "muy fría") hace unos meses mi marido me dijo algo en una conversación cualquiera sobre el destino de las vacaciones de verano que me llamó mucho la atención, "ahora ya lo has aceptado", mi primera respuesta fue rebatirlo por supuesto, y además lo hice desde el convencimiento de "yo siempre lo acepté", y él lo dejó ahí con un vale. Y luego pensando yo a solas me di cuenta de que tenía él razón, mi aceptación había sido más bien resignación, era un "si no queda otra...", como cuando tu talla exacta no queda y te empeñas en comprar una mayor y aprietas el cinturón para que no se note que te queda grande. No lo he hablado con él, pero estaba en lo cierto, yo lo quería pero no aceptaba lo que le había sucedido sino que lo soportaba, ahora no sabría explicar el porqué pero ya no sufro tanto, de hecho alguna vez ya sueño con él en silla y no caminando como me pasaba antes. Creo que estoy a punto de pedir el alta yo también.

Afrontando la lesión medular dijo...

Por desgracia, la investigación siempre ha sido la Cenicienta de la Sanidad en España.

Hay mucho que mejorar y algunas cosas no valen dinero. Hay que poner ganas y empeño y dar prioridades.

Gracias, Mario.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Anónimo, por su sincero y personal comentario. Creo que es una situación que seguro que otros comparten. Se mira atrás durante mucho tiempo. Cada uno necesita el suyo pero al final las cosas se colocan en su justo lugar.

El alta, me decía la semana pasada la mujer de un paciente al que visité, da pánico, la responsabilidad que le cae al familiar es enorme y dice que se sale poco preparado del Hospital.

El Hospital tiene una parte de responsabilidad y cometidos pero luego el familiar debe de implicarse y algunos no lo hacen.Llama la atención las pocas personas que asisten a los Programas de Educación Sanitaria que el Hospital organiza para pacientes y familiares.

Dedicaré otra entrada en breve al tema.

Francisco J. Peña dijo...

Hola.
Yo estuve 13 meses ingresado, y nunca me "echaron".
Estaba un día en las rampas, y hablaba con otro lesionado, de lesión más baja, también tetra, y me dije: "Este chaval no recupera, yo tampoco, aquí no hay más"
De allí fui al despacho de la Dra., y acordamos el alta.
Mª Angeles, sabes que no me gusta meter política en tu blog, pero decirte que hasta en la web del Hospital, ha dejado de llevar NACIONAL en su nombre. Ahora es Centro de Referencia en Lesión Medular o algo así. Hace unos meses que lo vi. llamé a Claudia y todo.
Saludos.

Francisco J. Peña dijo...

Perdón, han corregido la errata de la web, sigue siendo Nacional.
Saludos.

viendo lo positivo dijo...

Hola. Me alegra leer estos nuevos comentarios ya que las entradas al post del año 2013 me habían asustado. Mi marido ha sufrido un accidente laboral y hemos conseguido que se realice el traslado a este hospital. Desde ayer esta pedido el traslado. Ahora toca esperar. Mi marido tiene un lesión medular parcial en la c4,c5yc7. Desde el infanta crsitina nos indican que tiene una buena rehabilitación. Nosotros estamos apoyando cada nuevo movimiento que tiene. Espero que aunque el camino sea largo el sea capaz de superar todo lo que le espera.

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues es el mejor lugar al que puede venir, no le quepa la menor duda.

Con el nombre de su blog "Viendo lo positivo" ya tiene un trecho andado del camino a recorrer. Gracias por entrar al blog. Supongo que nos conoceremos en breve.