domingo, 19 de septiembre de 2021

La vida continúa

Cuando publiqué el tercer libro "Lesión Medular. La Vida Continúa", creo que fue el mejor título que podía ponerle. 


Aunque al principio los pacientes y sus familias, no creen que se puede retomar de nuevo la vida y disfrutarla, al final me dan la razón y comprueban que la vida continúa. Esta entrada que dedico a Ramón Vázquez y a su mujer, Mª José Perea y a sus pequeños, demuestran que es posible a pesar de lo que cuesta llegar a alcanzar el bienestar en los primeros comienzos.

Me hace llegar Mª José unas preciosas fotos del viaje a Almería que han hecho en Agosto.






Es un viaje merecido después de todo el esfuerzo que ha supuesto

- la rehabilitación física

- la rehabilitación psicológica

- la rehabilitación de la vivienda para hacerla accesible

- la compaginación de la vida cotidiana (trabajo de la pareja, niños) con el ingreso hospitalario y el proceso rehabilitador.


Muchas gracias, pareja, por compartir y mi más sincera felicitación por ese coraje y buen afrontamiento.

4 comentarios:

Unknown dijo...

Un gran ejemplo y una mejor familia. Os quiero!!!

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias por comentar

Fran dijo...

La vida continua...
-Creo que la primera vez que escuché esa frase, fue por estas fechas pero en 1997 en la UCI del HNP, donde muchos, incluida tú Mª Angeles creían que yo no saldría..., yo, y mira que estuve cerca por cinco paradas cardiorespiratorias, nunca pensé "en irme".
-Quien me lo dijo por primera vez, fue mi hermano, quien como buen lector, había llamado a Circulo de Lectores y comprado varios libros sobre lesión medular, donde relataban todo lo que se podía hacer con mi lesión.
Cada vez que iba de visita me relataba cosas que me ayudaron, y mucho. Él, mi hermano, se fue en 1999, pero aquellas primeras enseñanzas quedaron.
Ahh, y creo que le hice caso, pues mi vida continuó.
Un saludo.

Afrontando la lesión medular dijo...

No sabes lo que me alegro de habernos equivocado y de que sigas estando ahí y aportándonos tanto. ¡¡Buen día!!