domingo, 19 de enero de 2014

Una vuelta al hogar muy especial



Mas de 200 personas, banda de música, pancarta  y mil muestras de cariño a Juan Camacho.

Se ve que Juan es muy querido en su tierra "Cuevas de Almanzora" (Almería) donde como muestran los diferentes Diarios ( La Provincia, El Día de Almería) fue recibido con mil muestras de cariño.Todos los preparativos hasta su llegada, se recogen en un entrañable Video donde puede apreciarse como todo el mundo arrimó el hombro para darle la merecida acogida.

El llegó el pasado lunes muy contento a la Sesión de Terapia de Grupo con sus tres periódicos encima de sus piernas para cambiar impresiones sobre esta acogida que ha tenido en su pueblo.

Además, se han recaudado unos ochocientos euros gracias a las cuatro toneladas de tapones que la gente ha ido guardando 



Hay lesionados que pos su carisma y el entorno en el que viven son especialmente homenajeados. Bien es verdad que estas muestras de afecto no siempre permanecen y no son pocos los lesionados que perdieron todos los amigos y tuvieron que partir de cero.

El hecho de que Juan sea joven favorece el afrontamiento dado que los jóvenes tienen más plasticidad y capacidad de adaptación aunque en su caso y en el de otros l.m. que quedaron tetrapléjicos, el altruismo y la generosidad pueden ser volátiles porque este tipo de lesiones requiere de muchas manos que, al principio, están muy disponibles pero luego, en el día a día, es difícil mantenerlas.Quien realmente queda al lado del lesionado y cubre sus necesidades más primarias, son sus familiares, familiares que precisarían, al menos de vez en cuando, un respiro.

No quiero dejar de mencionar aquí a la extraordinaria familia de Juan que dieron muestras de entrega desde el primer día, dejando aplazados proyectos, incluída la boda de su hermana menor. Es una familia muy generosa que ha sabido estar a la altura de las circunstancias y de las que la lesión unió, si cabe, aún más.

8 comentarios:

ANTONIO dijo...

Esa es una bienvenida y lo demás son tonterías! muchísima suerte en todo, Juan!
M. Angeles, te he enviado un correo a la dirección que hay en el blog arriba a la derecha, imagino que es tuyo. Espero no haber metido la pata y habérselo enviado quién sabe a quién!

Afrontando la lesión medular dijo...

Antonio : Esa es la dirección de correo de la Fundación. Mañana hablo con ellos. me lo puedes reenviar a mí al correo del blog que es afrontandolesionmedular@gmail.com

"La Chica del Jardín" dijo...

Bien Juan!

En Madrid somos mas discretos y no salimos en los periódicos, jeje

Me alegro un montón de esa gran bienvenida, cuando llegues de alta... ¿qué te harán?

Besos mil

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias a tí.

Hoy incluiré la otra imagen que me enviaste de ese recorrido nocturno tan maravilloso a orillas del Manzanares.

Anónimo dijo...

Me da gusto ver este tipo de entradas porque sin duda podemos ver como todos aportan algo, y mas interesante aun es como hay gente que es sensible y que en vez de criticar o murmurar apoya y aporta.

Este es un ejemplo de lo que cada uno podemos hacer y lo importante que es no dejar solos a nuestros amigos o familiares que sufren este tipo de lesión y lo que consideremos a la familia, para que como dices respiren un poco.

Adry


Afrontando la lesión medular dijo...

Creo que es bueno compartir estas alegrías y cultivar el altruismo. cada vez vemos más gente sensibilizada con opersonas con necesidades especiales.

No se, Adry, si en México se hacen camapañas de recogida de tapones con fines humanitarios.

jose luis fernandez valero dijo...

En primer lugar, me gustaría presentarme a toda la familia de bloggeros que integran ésta magnífica herramienta que permite intercambiar experiencias, opiniones, sensaciones, estados de ánimo ,etc entre familiares, profesionales y pacientes de lesionados medulares. Mi nombre es José Luis , cuñado de Juan Camacho.

Tras la lectura de éste excelente y didáctico artículo publicado por toda una profesional como es Mary Ángeles, me encontraba con la “ deuda moral y ética” de abandonar mi papel de asiduo lector de éste blog y participar de forma activa en su desarrollo.

Mis primeras líneas van destinadas a todo el equipo multidisciplinar que integra el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, me resultaría imposible plasmar con letras , lo consideraría una osadía, agradecer la labor realizada por éste EQUIPO HUMANO desde nuestra llegada al hospital. De todo corazón, no tengo calificativos para expresar mi gratitud hacia ellos.

Aterrizábamos en Toledo allá por el mes de Junio con miles de interrogantes en nuestra mente, todo era un mar de dudas, andábamos a la deriva pero sabíamos que nos encontrábamos en el mejor lugar posible debiendo aunar esfuerzos, centrarnos en “ nuestro Juan” y aprovechar ésta nueva oportunidad.

Transcurridos siete meses se consolidaron los términos utilizados en las primeras sesiones con Mary Ángeles: resiliencia, hospital del “ poco a poco”, etc que se contraponían con los esquemas y planteamientos iniciales que teníamos su hermana menor , Dina, y un servidor.

Durante éste tiempo aprendimos viviendo, sintiendo, haciendo......e impregnándonos de la psicología positiva.


Apelando a términos deportivos, acabamos de dar el pistoletazo de salida a ésta maratón donde nuestra única meta eres tú: JUAN JOSÉ CAMACHO FUENTES.

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues me alegro, José Luis, de haberte sacado de tu escondite. ¡Quién me iba a decir que eras uno de tantos seguidores silenciosos!.

Si el Hospital y su Equipo Humano te parecen excelentes, yo me quito el sombrero ante Juan y su familia, de la que tu formas parte, por el incondicional apoyo que ha recibido desde el ingreso y que sigue recibiendo y por haber abanderado esta causa como la principal siendo capaces de abandonar las vuestras que eran, hasta ese día más importantes que nada.

Me sorprende favorablemente lo que esta experiencia te ha aportado. Ya digo yo que hacéis Máster acelerados en Cuidados, Psicología Positiva, Resiliencia y un largo etcétera.

Muchísimas gracias por tu considerado comentario. Espero que el Hospital y sus profesionales sigamos dando lo mejor de nosotros mismos.