lunes, 24 de febrero de 2014

Hoy toca hablar de otros cuarenta


Pilar García Castillo

Hace unos días dediqué una Entrada al Cuarenta Aniversario del Hospital Nacional de Parapléjicos. Hoy toca hablar de otro Aniversario no menos importante aunque no tenga la misma repercusión mediática. Son los cuarenta años de una pareja que ha atravesado diversas visicitudes en la vida, incluida la lesión medular, lo que motivó el ingreso de Pilar en nuestro Hospital.

Ya hace un tiempo que a Antonio, su marido, le ronda la idea de homenajearla en el blog. Entiendo que es seguidor del mismo y viendo que he dedicado espacio a más de un paciente, no quería dejar fuera a Pilar. Me ha remitido un carta a modo de "confesión" en la que profesa el amor que le tiene a su mujer destacando sus cualidades y fortalezas.

Esta lectura yo la encabezaría con este epígrafe : "Quisiera que supieras, vida mía" y me ha traído a la memoria esta canción de Los Ángeles : "Lo mucho que te quiero"http://www.youtube.com/watch?v=-yl8g18uiB0



PILAR
Eres como el junco que se dobla, pero que sigue en pie.
Mari.- si supiera pintar , te  pintaría desde el Albaicín, mirando a la ALHAMBRA, o viendo un atardecer en Kenia o delante del glaciar Perito Moreno.
Pero como la pintura no es lo mío, te escribo esto, para reconocer un poco lo mucho que te quiero.
Llevamos mas de cuarenta años juntos, durante este tiempo me has demostrado la clase de persona que eres, y yo me he dado cuenta que con el paso de los años, te quiero aún más.
Has demostrado ser una persona abierta, que has dado ánimo y ayudado a muchos que estaban pasándolo mal .
Que has demostrado a tus hijos y nietos, lo mucho que los quieres, mucho más de lo que tu te crees, eso lo hace una buena Matriarca.
Conmigo has aguantado carros y carretas, por culpa de mi carácter tan cerrado.
Pero por fin has roto ese muro que tenia Antonio.
Por eso en estos tiempos tan difíciles, especialmente para ti, tenemos que  hacernos una Piña Tu y Yo, para sacar adelante este barco para que llegue a buen puerto.
Nunca pierdas la Fe.
Si te caes, levántate.
Si lloras, sigue llorando.
Si ríes, sigue riendo.
Sigue llenándote de energía.
Sigue llenándote de fuerza física.
Sigue pensando en lo bueno de la vida.
Sigue pensando en los tuyos.
Recuerda a esas personas que te quisieron tanto, y que están en esa “Luna" viéndote y ayudándote.
Mari el futuro es cosa de DOS, TU Y YO.
Un beso y gracias por todo lo que me has dado
Antonio.

10 comentarios:

evitame dijo...

Mi pili mi segunda mama el apoyo de mi madre es una bellisima persona y la quiero ella y mi madre son compañeras de habitacion y amigas se apoyan en los malos y buenos momentos mi pili mi granadina no puedo decir nada malo de esa familia por que despues de tanto tiempo es como mi familia

Betty dijo...

Sé que no hay nada que haga posible agradecer que le toque a uno padecer una lesión, sería una locura. Pero una vez que toca, como todo en la vida, tiene cosas positivas. Lo delicado de la situación hace que la sensibilidad salga a flote, que se descubran virtudes en los que nos rodean que antes no se alcanzaban a ver. En otros casos, llega el reconociento. Para los hombres no siempre es facil abrir el corazón publicamente. Cuando uno recibe una carta de este tipo, es porque la merece, pero además, debe sentirse afortunado porque es uno de los regalos más bellos que uno puede recibir en esta vida. La experiencia de este mal trago, viene acompañada amenudo por esta forma tan bonita de reconocer las virtudes, el esfuerzo y el cariño. Felicidades a esta pareja y mucho ánimo a todos los que luchan diariamente por recuperar el control de sus vidas. Gracias Mª Ángeles por mostrarnos la ejemplar calidad humana que rueda por los pasillos del hospital.

Mil besos

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya dediqué una Entrada en el blog a las relaciones que se crean en el Hospital en lo que yo vine en llamar "lazos para toda una vida". Ya lo creo que se hacen una piña familiares y pacientes y algunos nuevos lazos son más fuertes que los familiares.

Gracias, Eva.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es verdad, Betty, y aunque no se si no te atreviste a decirlo, yo si le dije a Pilar esta mañana que "no hay mal que por bien no venga".

Ya lo creo que hay ejemplos de vida "para dar y tomar.

Ahora dispongo de menos tiempo pero voy anotándome temas para editar Entradas porque hay mucha riqueza no sólo en el interior del edificio sino también en el de las personas que lo habitan.

Gracias, Betty, por tu empático comentario.

La Chica del Jardín dijo...

¡Qué alegría ver a Pilar! La de ratos que hemos pasado hablando en la puerta mientras hacíamos tiempo para continuar con las actividades...

Es un lujo recibir una carta así.

En nuestro caso, la lesión también nos ha unido más (aún si era posible) y aquí seguimos peleando y disfrutando de cada pequeño instante que nos ofrece la vida...

Muchos besos Pilar y Antonio

Mª Ángeles, gracias por acercarnos a ellos

Besos Arco Iris

Mamen Fernández Alarcón dijo...

Feliz Aniversario. Sois grandes personas y una preciosa pareja. Un abrazo

Afrontando la lesión medular dijo...

Me alegro haberlos traído al blog y de paso recordar que "nunca es tarde para expresar sentimientos, emociones y abrir nuestros corazones". Veo que la lesión trajo tanbién cosas buenas a esta pareja y aún les quedan muchos años por disfrutar.

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues eso, Mamen, que no falte el AMOR y que no se pierda el encanto.

viviendorodando dijo...

Qué bonito!!!!!! *.*

Afrontando la lesión medular dijo...

Son muchos los que han visitado esta página dedicada a Pilar aunque veáis pocos comentarios.

Creo que Antonio no sólo ha sabido llegar a Pilar sino a mucha gente que se ha contagiado de su capacidad de amar.

Gracias Virginia.