domingo, 27 de abril de 2014

La ventana de Informe Semanal

"No se ha perdido todo, solamente ha cambiado y viviremos de otro modo y con un enfoque diferente" (Nadia)

"El Hospital es un entorno muy protegido, es necesario salir para enfrentarse a la realidad que nos espera" (María del Mar)

Ayer, como estaba previsto, se emitió en Informe Semanal el Especial 40º Aniversario del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-otra-vida-delante/2532368/?media=tve. Entiendo que es difícil entrar en profundidad en el tema tan delicado que nos ocupa como es el de la lesión medular pero la intención es buena.

Intentaré hacer un pequeño resumen desde mi visión y destacar algunas momentos y hacer algunas reflexiones.

Lo que más me gustó es la naturalidad con la que los lesionados y sus familiares, recién afectados por la lesión, intervinieron ante las cámaras como si fuera algo habitual para ellos : Alejandro y Nadia, Eva, Diego, Juanma, Ángel y María del Mar y Carmen en primeras tomas y otros muchos que en el anonimato estuvieron ahí.

Me gustó que el reportaje estuvo exento de sensacionalismo y contrastó con las imágenes de archivo en blanco y negro del día de su inauguración hace 4, los avances en estos 40 años no sólo en el perfil del lesionado (afortunadamente ha habido un descenso a las causas debidas a accidente de tráfico) sino en la rehabilitación y ayudas técnicas y ortoprotésicas.

Aún nos queda mucho por mejora y avanzar y disminuir la incidencia de lesiones como las derivadas de zambullida (dos de los lesionados que comentan quedaron tetrapléjicos por zambullida en el mar) También queda mucho camino por recorrer en rehabilitación, otra de las Áreas que aparecen en el reportaje. No hay que olvidar que el H.N.P. no sólo es pionero en el campo de la Rehabilitación sino también de la Investigación.

No quiero dejar de destacar el mensaje rehabilitador-normalizador que transmitieron pacientes, familiares y profesionales y el buen afrontamiento de todos los lesionados que han encajado este revés que la vida les deparó. El Hospital tiene como fin conseguir que el lesionado alcance el máximo nivel de independencia funcional así como favorecer que retorne a su vida con la mayor estabilidad emocional y calidad de vida posible..

Somos conscientes que aún queda mucho recorrido tras el alta del paciente pero también que tras el seguimiento que hacemos vemos que otra vida tras la lesión es posible y no necesariamente más mermada sino enriquecida.

Desde aquí, gracias a todos los profesionales que intervinieron y al Gabinete de Prensa que hicieron posible el reportaje.


Este es el Comentario que puso en su facebook Francisco Javier Peña Mateos

"Tomaros 13 minutos de vuestro tiempo, y mirad este reportaje. Es sobre el que considero "Mi Hospital".

La persona más importante, o las personas más importantes, que intervinieron en mi estado actual no salen, que son la Doctora Claudia y todo el personal de UCI, sin ellos, con toda seguridad, no estaría escribiendo esto.
Si salen Mª Angeles Pozuelo, y Carmen Garcia, Psicóloga la primera, y Fisioterapeuta, la segunda.

Carmen me "aguantó", en el gimnasio, de 10.30 a 13.00, de lunes a viernes, durante siete meses. Siempre con su sonrisa, y enseñándome día tras día, a sacar potencial a la movilidad tenía para aprovecharla al máximo. Hablábamos mucho, entre los ejercicios. Su eterna sonrisa, amabilidad, su buen hacer, gustarle su trabajo, sus ojos/mirada, y saber con que color de pelo, te sorprendería cada cierto tiempo...,  . Cosas de ella, no olvidaré jamás.

Mª Angeles, me enseñó o me indicó, como podría ser mi vida..., como sería vivir en silla. Te hace llegar lo que sabe, por tantos años viendo casos como el mio, y ya luego, cada paciente escoge el camino a seguir, ella te aconseja, nunca te obliga.
Ella, ha pasado de, a saber de mi, a través de médico y personal de UCI, donde estaba yo tan mal, a seguir formando parte de mi vida, a día de hoy, casi 17 años después. Llamadas de tlf, emails, visitas..., incluso colaboré en un libro que ella escribió. "Afrontando la lesión medular", así se llama el libro.http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/




6 comentarios:

Felipe dijo...

Ayer no me acordé de ver informe semanal. Hoy lo he recuperado y lo he visto con detenimiento.
Creo que, salvo el título, está bastante conseguido y me ha hecho rememorar la experiencia vivida con la lesión medular de mi hija Elena. Es tan doloroso y tan duro como lo recordaba.
En cuanto al título debo decir que no se trata de otra vida que, afortunadamente, es la misma vida de las mismas personas, con sus virtudes y sus defectos, que sus propias mentes son las que le permiten realizar eso que algún paciente ha llamado un milagro. Eso da bastante esperanza de que el "milagro" se repita con bastante frecuencia.
El haber puesto otras caras a las experiencias vividas anteriormente y haber sentido su pesar me ha llevado a revivir mi fe en la empatía entre todos los seres humanos.
Un abrazo a esta nueva oleada de luchadores.

Afrontando la lesión medular dijo...

No creas, Felipe, que no he pensado que a muchos lesionados y familiares que pasásteis por el H.N.P. ver el reportaje no le habrá hecho remover el pasado que fue y para muchos no deja de ser doloroso a pesar de que se haya asumido la lesión.

Es cierto que hay muchos lesionados que, como tu hija Elena, logran andar pero otros muchos no podrán alcanzar ese objetivo a pesar de su esfuerzo pero aún así, no pueden ni deben abandonar ni tirar la toalla pues la esperanza es lo último que se pierde y hay lesionados que nos sorprenden con evoluciones jamás pensadas.

Por desgracia, no dejan de entrar pacientes nuevos tras la marcha de otros. En breve serán 40 los nuevos lesionados que nos ingresen. Estamos en momentos de dar altas.

Gracias por tu empatía y solidaridad para con los seres humanos, lesionados o no lesionados.

La Hermana de... dijo...

La verdad es que el reportaje esta muy bien. Yo lo vi y me vinieron muchos recuerdos de nuestra estancia por allí. Yo como muchas de las personas que salían en el reportaje, pienso que la autentica lucha empieza fuera del hospital. Y que el trabajo que hacéis todos allí es impresionante, tanto con los pacientes como con los familiares. Y de lo que no me voy a cansar nunca, es de daros las gracias a todos por lo que hacéis allí.
Un saludo enorme para todos. GRACIAS.

Afrontando la lesión medular dijo...

Mil gracias por tu entrañable comentario, B, y por esa gratitud que te caracteriza y que espero nunca pierdas, no por lo que hacemos nosotros, que es nuestro trabajo, sino por todo lo que valoras día a día en la vida, por todo lo que le diste a tu hermano mientras estuvo ingresado y por todo a lo que renunciaste para estar ahí, a su lado, que no tiene precio.

Sois vosotros, pacientes y familiares, los que nos ayudáis con vuestra gratitud y buen hacer a seguir motivados en la dura tarea de hacer que los l.m. no abandonen ni decaigan en el proceso de recuperación-rehabilitación y alcancen el máximo nivel posible de independencia funcional y calidad de vida.

Totalmente de acuerdo : Lo duro viene después aunque si se ha salido antes del Hospital y se ha llenado la mochila de lo necesario para "andar" el camino, éste será más fácil.

No sabéis la de gratitud que estoy recibiendo estos días de los pacientes y familiares que vieron el Programa. Ahora colgaré algo que escribió un veterano en su facebook.

Abrazos de gratitud.

Betty dijo...

Pues a mi también me ha gustado el reportaje. Creo que todos los que tienen acceso al hospital son afortunados. Es muy duro cuando, ante una enfermedad desconocida, nadie parece saber lo que ocurre. Uno va de médico en médico, dando palos de ciego y sintiendo que está perdiendo el tiempo. Cuando uno consigue que le den información, es cuando se empieza a ver la luz. Un hospital como el vuestro donde coordinan todas las especialidades y se preocupan, ya no sólo del paciente sino también de los familiares, el entorno...es un lujo.
Me encanta el mensaje. No es otra vida, es la misma que uno tenía, sólo que ahora es diferente y es buen momento para dar prioridad a lo importante. Por que lo que tienen estas situaciones es, que compensan lo que te quitan con oportunidades nuevas, tiempo (El mayor de los tesoros) y si uno tiene un poco de ilusión, todo o casi todo puede conseguirse.
No hay luz más potente que la del optimismo. Y la gente que lo transmite hace que uno quiera estar cerca. Da igual si se está de pie, sentado o tumbado, lo importante es tener a mano siempre una sonrisa que regalar a alguien. He visto muchas sonrisas en el reportaje. He conocido muchas sonrisas en el hospital a las que a uno le apetece estar próximo.
Mil besos.

Afrontando la lesión medular dijo...

Si algo llama la atención en nuestro Hospital a los recién llegados (ya sean pacientes, familiares o profesionales) son esas sonrisas y ese buen rollo y cuota de optimismo que se respira que, como bien dices, Betty,es contagioso. ya ves, yo no lo he perdido y ya llevo trabajando en el Hospital 25 años.

Supongo que aún queda mucha gente por ver el reportaje.

Gracias, Betty, besos optimistas cargados de esperanza.