viernes, 18 de abril de 2014

"Yo no quiero dinero, solo quiero mis piernas"


En estos dos años largos de blog, creo que no he dedicado ninguna Entrada al tema de las indemnizaciones que reciben algunos pacientes, bien porque la lesión fuera causada por un accidente laboral, por accidente de tráfico como acompañante o bien porque algunos lesionados previsores tuvieran previamente contratados seguros de accidente o riesgo.

Me decía un paciente hace unas semanas : "Yo no quiero dinero, quiero mis piernas". En cualquier caso, como dice el refrán : "Las penas con pan son menos pena"

A igualdad de situación-lesión ¿no será mejor tener recursos que le hagan al lesionado la vida más fácil y liviana?. Lesionado o no lesionado, el dinero es uno de los factores que favorecen la calidad de vida y en el caso de los lesionados, se necesitan una serie de inversiones en la vivienda y el coche para las adaptaciones. Asimismo, es frecuente oir que viajar favorece la distracción del dolor (en el caso del dolor neuropático) y viajar requiere una no despreciable inversión económica.

Si hablamos de ortesis (sillas ligeras, sillas de bipedestación, sillas de baño, handbikes), hablamos, nuevamente, de desembolsar una importante cantidad de dinero.



Está claro que si preguntamos a todos los lesionados, ninguno cambiaría por dinero la pérdida de la movilidad y las consecuencias derivadas de la lesión..A pesar de ello, cada vez son más los l.m. a los que la lesión les aportó tanto (afecto, lazos de amistad indisolubles, valores, entre otros) que llegan a poner en la balanza las pérdidas y las ganancias.

Hay una frase de Ángel Lozano Sicilia en el Libro "Afrontando la lesión medular"  (ver página 8)que resume muy bien esto :

"Por nada del mundo borraría todos los grandes momentos que me han llevado hasta aquí. no borraría ninguna de las grandes, muy grandes amistades que he hecho ni a ninguna de las personas que han estado siempre que las he necesitado, no borraría ninguna de las sonrisas que he gastado, ni ninguna de las lágrimas que he derramado con ellos"


6 comentarios:

viviendorodando dijo...

El dinero ayuda, claro está...yo no he tenido ningún tipo de indemnización, ni seguro, ni leches...y hemos tenido que tirar de ahorros familiares para poder adquirir nueva casa porque a la mía ya no puedo volver más. Y eso sólo la base...Son muchos, muchísimos gastos. Pero como dice el refrán: el dinero no da la felicidad, sólo ayuda. La felicidad la dan tus piernas...y es inevitable que todos pudiéramos hacer un "restaurar sistema" como en el ordenador y volver al punto anterior donde nada había pasado. Creo que, en parte, estamos en nuestro derecho de ponernos rabiosos o nostálgicos de vez en cuando...

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Qué bien, Virginia, tú por aquí!.

Ya entiendo que debe ser "normal" sentir rabia e impotencia.

¿Quién no querría "restaurar el sistema", como dices?.

No se puede hacer flashback como en las pelis.

Aunque la casa nueva sea chula, debe costar renunciar a la casa previa. Son muchos cambios, muchas cosas que superar, por eso yo os veo como heroínas y heróes.

Gracias por estar ahí y por ser como eres.

viviendorodando dijo...

jajaj aunque no comente mucho, me leo todas las entradas :)

Pero bueno, aunque asimilar esto cuesta barbaridades y es duro renunciar a lo que tenías antes...hay que afrontar las cosas con entereza y disfrutar de la situación actual: ¿nueva casa? sí. ¿Pero y lo bien que me lo estoy pasando decorándola? han creado un monstruo...jajaja.

Un besiiiiito!

Afrontando la lesión medular dijo...

Lo importante es que las cosas te sigan ilusionando. Hay que seguir soñando y disfrutar de lo que la vida nos obsequia. Vosotros aprendéis a saborear más las cosas tras haber aprendido a prescindir de alunas tan importantes como caminar.

Gracias por tu seguimiento. Siempre dije que mantendría el blog mientras a la gente le interesara independientemente de que comentasen o no.

Anónimo dijo...

Comentaré algo que no estoy segura que pase, pero creo que pasa.

Como dices, pocos son los que pueden pensionarse, pero en el caso de mi amigo, el si recibe una pensión, pensión que será hasta el final de su vida, cosa grata.

Asimismo creo que podría adquirir algunas cosas o hacer arreglos en casa, de tal forma que pudiera pasarla un poco mejor.

También creo que podría ir a algunos lugares donde dan fisioterapias o enseñan cosas para independizarse, hay de todo caros y baratos. (Cosa que estuve investigando al poder ser un poco difícil llegar hasta Toledo :))

El es muy preventivo, así que administraba y administra muy bien su dinero.

Por otro lado, conozco un vecino, que no tiene pensión, así que va a trabajar, todos los días a las 6:30 de la mañana lo veo pasar para estar en el camión a las 7:00 porque es único camión que esta diseñado, ya que el siguiente pasa 9:00 am y el entra a las 9:00.

Entonces ¿en que consiste que algunos hagan mucho con poco y los que quizá tienen un poquito mas de recursos no lo hacen? Creo que se la respuesta.

Adry





Afrontando la lesión medular dijo...

Ya ves que la cabeza juega un papel muy importante y que no quien más tiene es más feliz. se trate de l.m. o de personas sin lesión.