miércoles, 17 de mayo de 2017

¿Son veraces las encuestas intrahospitalarias y de posthospitalización?




Con fecha 10 de Enero de 2013 publiqué una entrada "Hospital de Parapléjicos, un escenario para la vida" donde se han volcado ayer dos comentarios de descontento con el Hospital

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/01/hospital-nacional-de-paraplejicos-de.html


Pues si... es una vergüenza de hospital.La misma opinión la tienen 90% de las personas que han estado ingresados ahí. 




16 de mayo de 2017, 9:18
 Eliminar
Anónimo Anónimo dijo...
La mayoría de los lesionados compartimos la misma experiencia , por desgracia, nos mantiene ingresados solo para cobrar y tratamiento 40 min.al dia .Esto consideran los "grandes profesionales" que es un tratamiento profesional intensivo.Y para el colmo lo llaman"hospital de referencia".Por cierto donde se mandan las reclamaciones?


Me gustaría contrastar la opinión no solo con los habituales seguidores del blog sino con el resto de seguidores anónimos (cada día son más los seguidores, basándome en la estadística que consulto diariamente).

Si estas dos opiniones volcadas aquí son compartidas, solo me queda pensar que quien contesta las encuestas solo son los que están satisfechos o que no se están volcando fielmente las opiniones.


13 comentarios:

Elena Batalla dijo...

Yo he oido comentarios contra el hospital... siempre en pequeños comites... o en corrillos...pero esta claro que a la mayoria le gusta criticar y luego no aportar...si nos dedicaramos todos ha hacer lo mismo.. ningun proyecto aaldria adelante... si vemos algo y estamos en desacuerdo... no escojamos la opcion facil... intentemos resolver o por lo menos hagamoslo saber para que se pongan los medios..

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Elena. Me parece una afirmación tremenda decir que el 90% está insatisfecho con el Hospital. En otro orden de cosas, tampoco creería que estuviera satisfecho otro 90%.

Todo es mejorable, no cabe duda, pero debemos de dejar las quejas/sugerencias por escrito para poder abordar y resolver en la medida de lo posible como bien dices, Elena.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Ah! Me encantaría recibir lluvia de comentarios.

Anónimo dijo...

Yo no voy a decir que el hospital es el paraíso ni mucho menos porque no deja de ser un hospital y sin duda cuando uno va allí es por un motivo muy amargo, pero no tengo más que agradecimiento hacia su trabajo. Cuando mi novio (ahora marido) ingresó en el hospital creí que la vida se nos había terminado, que nunca más podríamos ser felices y que nuestra vida juntos se resumiría en sentarme junto a su cama y cogerle la mano mientras hablábamos, que era poco más que lo que había hecho en sus días de ingreso en el hospital de nuestra ciudad en los días inmediatamente posteriores a su accidente. Hoy, algunos años después, sólo puedo decir gracias.

Gracias porque mi marido puede levantarse sólo de la cama, ducharse, vestirse, hacer el desayuno, salir, conducir... en definitiva, gracias porque puede llevar una vida normal, desde su silla de ruedas, pero normal. Gracias por el maravilloso trabajo de rehabilitación, por la normalización de su situación y por haberlo animado y acompañado cuando flaqueaba. El hospital tendrá sus fallos como todo en la vida, pero aunque en su día me pareció el sitio más horrible del mundo, no puedo menos que reconocer que lo que hoy tenemos lo debemos a su estancia allí. Es fácil sentirse decepcionado cuando sueñas con salir corriendo y sales rodando, pero con la perspectiva que da el tiempo, de corazón, GRACIAS

Afrontando la lesión medular dijo...

Intuyendo quien es la persona que está detrás del último comentario, no me alegro tanto por el mismo por lo que de agradecimiento hacia el Hospital representa sino porque ahora veo que ha encajado mejor la situación en su vida y se ha quedado con lo bueno.

Gracias por estar ahí y no haberse cansado de seguir el blog y mis felicitaciones por su cambio hacia una situación más adaptativa y positiva.

Gracias de corazón.

Sonriman dijo...

Buenas tardes, yo en mi caso puedo decir que, el oír hablar que mi lesión indicaba , que tenía que o debería de ingresar en este centro, te hace pensar que tu vida o tu lesión no va nada bien.
En mi caso soy doblé lesionado medular.
Lesión de nacimiento, denominada :Espina bífida, situada en la,L-5, y posteriormente una caída me causó una lesión incompleta, que está situada en: C-5.
Perdida de movimiento casi total , problemas respiratorios serios .....
Una vez situado en este centro, ingresé en planta y horas después fui llevado a U.C.I.
Allí realizaron un trabajo laborioso, estando alojado , varios meses.
El trabajo que di fue,considerable tuve varias recaídas, pero supieron sacarme adelante , ayudado para comunicarme, enfrentar está situación, bastante compleja.
Pasado un tiempo, me trasladaron a planta, en mi tiempo, segunda,s.o.
Allí el trató y estancia, partiendo desde el punto de que a nadie le gusta estar enfermó, lesionado.
Fue bastante llevadero y "agradable". En un principio debido al poco movimiento, fui ayudado de forma continua.
Debido a la lesión no se pudo saber si podría hacer ejercicios, pero poco a poco y gracias a todo el personal vivía a respirar, con ayuda pero volvía a respirar,trabajo estupendo de los fisios de respiración y médicos.
De no mover nada , a mover un dedo, el dedo corazón de la mano derecha, siendo zurdo desde que nací.
Otro tramo largo y costoso y muy laborioso, me hizo, de mover un dedo, a ir moviendo el resto de miembros de las manos.
Todo acompañado de apoyo de enfermeras,os.fisios,as.auxiliares.....pase de pensar en un expaxmo muscular , a tener movimiento desde este punto, baje al gimnasio, y me fueron poniendo de pie en camilla, mareos pocos, pero si alguno (más por una lesión del oído medio interno).
De ahí a camilla ejercicios múltiples, otros aparatos , silla de ruedas, puestas de pie, paralelas, piscina....
Múltiples ejercicios, que me tiraba toda la mañana ocupado.
Por la tarde un poco más de ejercicios y a disfrutar de la calle, un parque que lo recuerdo con mucho cariño.
Los trabajadores de comedores también aportaban lo suyo, el chiringuito con un camarero estupendo , que sabía muy bien con verte cómo estabas.
Un lugar que si uno puede y sino te hacen poder, realizar muchas cosas.
Si uno piensa, algunas cosas se pueden cambiar, pero no hay que olvidar que con fuerza, con ganas y mucha ilusión.

Anónimo dijo...

Será que últimamente me están saliendo bien las cosas y me siento optimista, o que después del paso de los años las cosas se suavizan. Reconozco el impacto que su paso por el hospital tuvo en su recuperación, pero mis recuerdos de esa etapa siguen siendo duros, eso no ha cambiado. De hecho en marzo estuve varios días en Toledo y ni se me pasó por la cabeza acercarme al hospital. Ni siquiera a ver las reformas, que creo que han sido muchas.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Manuel, por tu extenso comentario (se te echaba de menos últimamente). Gracias por tu tiempo y por ese sentir que transmites siempre tan positivo sin dejarte nada fuera. Los gansos y los gorrioncillos también cumplieron su función en tu rehabilitación.

No cabe duda que hay que cambiar cosas y seguir en la mejora continua. Críticas constructivas siempre son bienvenidas.

¡Sigue sonriendo y cuidando de tí, de tu chica, de tu entorno, de nosotros!.

Afrontando la lesión medular dijo...

En tu próxima visita, te invito a un te o si hace calorcito a una cervecita sin alcohol bien fresquita. ¡Qué pena que no me avisaras y nos conociéramos!. ¡Atrévete a cruzar de nuevo el puente sola o con tu chico!..

Os invito, asimismo a una sesión de Afrontamiento en la que seguro que vuestra experiencia podría aportar mucho.

No dejes de asomarte a esta ventana virtual.

La Chica del Jardín dijo...

Aquí aparezco despues de un largo silencio...

No podía dejar de comentar, ya se que Sonriman lo ha hecho, pero la visión del familiar es diferente y por supuesto positiva.

¿Dónde está ese 90 %? En nuestra estancia el 90% era positivo, ¿mienten las personas?

Bueno ahí voy, en primer lugar, dar las GRACIAS a todos y cada uno de los que hicieron posible la rehabilitación de Manuel y la mía propia. ¿Que no hay buenos profesionales...? si eso es que los profesionales salven una vida y la rehabiliten hasta el punto de volver a tener una movilidad no pensada por mucha gente...

Manuel llegó mal, muy mal. Venía de un hospital en el que no supieron nada de lo que le produjo la parada respiratoria, y en HNP rápidamente lo trataron con sentido. El shock para mi fue fuerte, pero entendí que era lo mejor para él, en aquel momento nada sabíamos de la lesión medular, no nos habían informado...

Los primeros y durísimos momentos los llevé como pude, pero rápidamente me remitieron a psicología y psiquiatría a seguir terapia... mano de santo...M.ª Ángeles, gracias por haber sido mi guía en la hospitalización de Manuel, si la otra M.ª Ángeles no me hubiera incitado a ir a verte... no sé cómo lo hubiera llevado

La rehabilitación integral de paciente y familiares es impresionante, al menos yo lo siento así.

¿40 minutos de rehabilitación al día? Manuel se pasaba toda la mañana de aquí para allá, terapia ocupacional, piscina, fisio, electro estimulación, psicología, pesas por las tardes… ping pong… creo que solo hay que querer participar en lo que se te propone. Por otro lado yo, familiar, también estaba ocupada, entre la terapia psicológica, los grupos de familia, las manualidades y… el JARDÍN con su chiringuito y el fantástico barman… Pocos minutos libres si te metes en todo lo que te ofrecen y además compartes con los otros familiares, con los que haces amistad verdadera…

¿Esto se ofrece en otros hospitales? La verdad NO

No me enrollo más, sólo decir GRACIAS una vez más a toda la familia del Hospital

Besos millones

Felipe Vila dijo...

Ampararse en el anonimato para criticar no me parece lo más constructivo. Me parece ruin. Desde mi óptica personal, con las excepciones propias de cualquier organización humana, el hospital es de gran eficacia. No me explico qué objetivo pueden tener esa crítica anónima. No dispongo de datos pero me parece imposible que haya un noventa por ciento de insatisfechos.
Si alguien tuvo la esperanza de salir del hospital como estaba antes de sufrir la lesión es que no ha comprendido la la gravedad de la misma. Creo que hay que establecer la comparación entre cómo se entró en el hospital y como se salió de él.
Mi reconocimiento a los profesionales de ese hospital.

Afrontando la lesión medular dijo...

Las visiones catastrofistas tanto del paciente como de la familia, impiden aprovechar y optimizar todo lo que la rehabilitación ofrece.

El problema no se zanja cuando se produce el alta porque entiendo que esas personas que han vivido la rehabilitación y el Hospital de un modo tan negativo, seguirán "enfadadas" y no tendrán capacidad para disfrutar, no habrán asumido la lesión y sus secuelas.

Pacientes y familiares cumplen un importante papel en la rehabilitación ¿verdad, Carmen?. No todo depende de los profesionales y el Hospital. ¡Qué fácil es echar balones fuera!

Me alegra veros a ti y a Felipe asomar. Se os echaba de menos.Me alegra. asimismo, haber visto a Manuel por aquí y saber que todo marcha "sobre ruedas".

Afrontando la lesión medular dijo...

Llama la atención, Felipe,que la gente siga teniendo dificultad para identificarse a la hora de expresar su descontento como si temiera represalias pero, a pesar de ello, me gustaría que ese 90% de insatisfechos, colgaran aquí sus comentarios. estoy segura de que conocen el enlace del blog porque es muy visible en muchos sitios desde Infomédula, página web del Hospital, entre otras.

Gracias por comentar y me alegra que el Hospital os aportara.

Vosotros os llevásteis una buena mochila llena de aquí y vuestra hija aún más ¿no crees?.