viernes, 5 de enero de 2018

No son marionetas

Este vídeo que en su día se colgara del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, a propósito de su 40º Aniversario, refleja un poco del día a día de la hospitalización de algunos lesionados medulares. En su día se criticó que no recogía todas las experiencias y que dejaba a lesionados medulares grandes dependientes como es el caso de los l.m. dependientes de ventilación mecánica.

https://www.youtube.com/watch?v=aKbKw3RKD9Q

Volviéndolo a ver despacio y revisando la frase que utilizaó Alejandro , "El Poli", como lo llamaban familiarmente en H.N.P. : "Somos como marionetas", pensé que debía de hacer una entrada aprovechando su expresión.

Es difícil ponerse en la piel sin pasar por la situación por lo que seguro que a los seguidores no les vale que yo diga que entiendo lo que Alejandro quiere decir.

El lesionado pierde movilidad pero no capacidad y el sigue dirigiendo su vida, no se lo mueve cual títere, salvo que se deje.Siempre me gusta comentar que hay muchas personas dependientes que se dejan manejar sin necesidad de haber contraído una l.m.

Son varios los que expresan el cambio sufrido en sus vidas con frases más o menos acertadas

Frases destacadas:

"Pararme en una ventana para ver el cielo"

"Lo más duro es lo que no se ve"
Eva Moral



En las situaciones límite, se descubre una fortaleza desconocida"

"El mundo exterior se rompe en pedazos"

"¿Es esto lo que me espera el resto de mi vida?"

Os invito a la reflexión.

2 comentarios:

Juanjo Muñoz dijo...

Yo solo deseaba sentir el aire,que me diera en la cara y sentir el frío,cuando me levantaron de la cama después de estar tres meses en ella ,recuerdo que era el primer fin de semana de noviembre del año 2013 y el aire golpeaba mi cara y volví a sentir,comprendo a Eva perfectamente

Afrontando la lesión medular dijo...

Está claro que quien mejor lo entiende es quien ha pasado por lo mismo. Todos describís la primera brisa, el primer baño sintiendo el agua en la piel (en las zonas que se puede, la cara por ejemplo ), la primera vez que os ponen de pie, entre otras.