domingo, 2 de septiembre de 2018

El lesionado medular, ese gran desconocido

Parce mentira que en pleno S.XXI aún se tenga una idea distorsionada del lesionado medular :

- yace en una cama como un vegetal
- no puede hablar
- no entiende
- no puede llevar una vida placentera

Esto entra no solo del saber popular sino también en el ámbito sanitario sucede algo parecido. Esto es un tema que se repite cuando entrevisto a las familias recién llegadas.
La semana pasada, la mujer de un paciente me dijo que había sido informada con crueldad y otra me decía que le habían dado la información sin ningún tacto y con un pronóstico catastrófico : "Su marido no podrá respirar por si solo ni moverse" y a día de hoy no solo respira solo sino que mueve los dos brazos.

Parafraseando a los Dres. Bravo y Castro que publicaron el libro "Paraplejia , otra forma de vida", no hay duda que la vida tras la lesión cambia pero los cambios no siempre hay que entenderlos en sentido negativo.



Ya hemos tratado esto infinidad de veces en esta ventana virtual. Tras un trauma de esta envergadura, se produce en no pocos casos un "crecimiento postraumático" que permite al lesionado y a su familia descubrir otros valores y reinventarse.

Por esto he pensado que no estaba mal colgar esto que me mandó Francisco Peña ayer

-Siempre por estas fechas, me suelen entrar ganas de ir a Toledo. Bueno, no es ningún secreto, que si por mi fuera, viviría allí, es más, también sabéis que uno de los errores que creo haber cometido en mi vida, es no haberme quedado a vivir allí en 1998.
Pero, por que en septiembre, diréis..., fácil.
Fui trasladado allí, en este mes, más muerto que vivo, me atrevería a decir que desahuciado por mi hospital de origen.
Señalar que por mi estado físico y psicológico, apenas tengo recuerdos de aquellos primeros días - semanas. Recuerdo, el llegar, y alguien decirme: "Hola Francisco, soy "...", y aquí te vamos a tratar muy bien", después ver anochecer/amanecer, o simplemente comer un yogur, tras más de 60 días alimentado solo por vía intravenosa. Recuerdos muy banales, pero que yo no sabía que durarían siempre.
Fue muy muy duro, para mi, para mi familia, y también me atrevo a decir que para todo el personal de aquella UVI.
En fin, de aquello han pasado veintiún años ya..., pero creo que mereció la pena.

Gracias, Fran, por compartir.

A ver, si tras el descanso estival, los seguidores se animan y abren debate.Veo que hay un gran letargo en el blog últimamente. Espero que me ayudéis a mantenerlo vivo.

4 comentarios:

Elena Batalla dijo...

Pues si.. lesión medular la gran desconocida para mucha gente...ni siquiera saben algunos que es realmente la médula e incluso la confunden con la médula ósea! Que no dejan de hacer la maravillosa pregunta (incluso en un hospital,tras decir que esta paraplejico) te pones de pie?? Que siguen dirigiendose a mi cuando es el quien pregunta...Nosotros utilizamos la ironía y el sentido del humor y ahi vamos!

Afrontando la lesión medular dijo...

El tema de las preguntas que hacen tan inadecuadas es muy comentado por los veteranos. La verdad es que menos mala que salís del Hospital con una buena mochila cargada de paciencia y buen sentido del humor porque si no....

me alegra verte comentando por aquí. Espero que José Luis esté ya recuperado.

Francisco J. Peña dijo...

.., veintiún años, si, pero...
En mi hospital de origen, siguen haciendo HORRORES! Una UCi, que no es UCI, es un centro de concentración, no existen cambios posturales en esa unidad, no como los que nosotros conocemos.
En planta levantan a Pacientes con escara sacra sangrante, de 12 de la mañana a 8 de la tarde..., 8 horas en silla con escara!
La planta de LM, está dentro de la de trauma, hay que pedir permiso para salir de esa planta a dar un vuelta..., no se que más, horrible.
A nivel psicológico y/o de afrontación, 0 - cero.
Pero si le escribes al gobierno de mi CC. AA., se siguen las mismas pautas que en Toledo, incluso te dicen que los urólogos de Toledo, los enseñaron aquí.
En fin..., de pena.
Saludos

Afrontando la lesión medular dijo...

Es una lástima que no se remita a H.N.P. los pacientes de CCAA como Andalucía, Valencia, etc.