sábado, 9 de febrero de 2013

Un antes y un después : Algo más que un rostro


Concha Perelló
 Concha Perelló es otra de las coautoras de "Afrontando la Lesión Medular". Ella tituló así su Testimonio :  "Una experiencia que me ayudó a madurar" (ver pág. 80) . Yo me permití destacar esta frase en su encabezado : "Mi padre me regaló con su lesión la seguridad de mi deseo de ser madre y a mi hija Sara". Hoy toca hablar, en esta sección deicada a los Escritores, de un familiar. Ya sabemos que los familiares juegan un papel relevante duante la rehabilitación y que ellos, como los pacientes afectados, quedan, de algún modo, "paraléjicos" también.

Todos losTestimnios tienen para mí el mismo valor y todos nos aportaron y siguen aportando pero este, en particular, ha sido uno de los más comentados. Ya cuenta Concha que escribirlo, mirando retrospectivamente al pasado, no fue tarea fácil por todo lo que ello movió en su interior. Hay que considerar que en el caso de Concha, su padre, José María, falleció a consecuencia de su lesión.

Previo al ingreso de su padre en Toledo, mantuvimos un seguimiento telefónico, asiduamente, con la finalidad de proporcionar un apoyo en un campo desconocido para ella. Esta relación y muchas cosas más fueron determinantes para el lazo que nos unió definitivamente. Dejo aquí una muestra de ello de un encuentro que matuvimos en Noviembre 2011, en Albacete  (a mitad de camino entre su tierra natal, Murcia, y mi lugar de residencia; Toledo).

Dejaré aquí lo que ella me ha escrito para el blog que tiene un talante triste por todo lo que está afectando al Estado de Bienestar en el que se mueve y conoce bien pero no puedo dejar de destacar sus valores y su bondad porque ella, por su sencillez, no lo ha hecho. Hija única tuvo que ser el pilar donde se sostenía su madre y hoy sigue siendo el único referente para ésta, enferma de Alzheimer. Es habitual que asistamos a ver familias muy castigadas por enfermedades y pérdidas.

" Al nombrarme puedes simplemente decir que soy Educadora Social, que eso me ha permitido moverme bastante bien para buscar recursos, para no bloquearme  y apoyar a mi padre, en su momento, y ahora a mi madre. Que en el cuidado siempre hay aspectos gratificantes y  que te hacen crecer como persona, pero que el coste, humano, afectivo, familiar, y por supuesto económico, de atender una persona dependiente es muy elevado. Que es una pena que sin haber llegado a implantarse totalmente la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia, ya la hayan tirado por la borda, atendiendo muy poco los aspectos de promoción de la autonomía, dejando fuera a numerosas personas dependientes que se han quedado desprotegidas, complicando y dilatando hasta la saciedad procedimientos, plazos, normativas, y especialmente, dejando a las familias que los cuidan, en muchos casos desatendidas, después de haberles creado unas expectativas de ayuda".

Creo que es muy de agradecer este nuevo manifiesto tan sincero, muy en su línea, que dice "verdades como puños" aunque, lamentablemente, tenga un tinte pesimista, pero esto es lo que hay. Gracias de nuevo por tus palabras y sinceridad, Concha.

4 comentarios:

Betty dijo...

Este tipo de cosas me hace pensar que nuestro sistema sanitario es injusto y su gestión erronea. Todos queremos obtener rentabilidad de la aportación que hacemos a la S.Social cuando trabajamos. El reparto generalizado se hace injusto. Derrochamos millones de euros en medicinas, que muchos podemos pagar de nuestro bolsillo y que a menudo terminan en la basura, (Antitérmicos, jarabes infantiles..) Entiendo que otras son caras y las circunstancias de cada familia es diferente, pero el sistema desatiende otras partidas como la de la dependencia dejándola en números rojos. ¿Tal vez por ser un colectivo minoritario? ¿Cuantos estarían dispuestos a renunciar a parte de sus derechos "no básicos ni imprescindibles" para revertir este gasto a necesidades básicas de otros?

Afrontando la lesión medular dijo...

Muy bueno tu comentario, Betty.

Creo que no sólo la mala gestión y los corruptos políticos tiene la culpa. Aquí viene al caso la expresión : "el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra". Me consta que hay muchos españolitos de a pie que han llenado sus armaritos de medicinas solo porque eran gratis(me refiero al pensionista que compraba hasta para el vecino de escalera). Veremos si sigue pasando con el euro/receta si se vuelve a implantar o si se dan de baja ahora los empleados públicos cuando ya no se puede abusar como se venía haciendo hasta ahora al verse mermada la nómina.Siempre pagan los platos rotos los mismos "desgraciados o desfavorecidos".

¿Somos honrados?.Deberíamos de hacer examen de conciencia.

Gracias a Concha por su texto y a Betty por empezar el debate.

Anónimo dijo...

Concha, es el reflejo, de muchos familiares que de manera muy grata, cuidan con gran amor a sus familiares.
Muchas gracias Concha por seguir mostrando un gran amor.
Un abrazo desde México.
Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

Es cierto, es una persona y un familiar en el que mirarnos.