jueves, 29 de enero de 2015

¿Se puede orquestar una enfermedad?




Dani Macaco me inspiró este Post. Salgo del Hospital, pongo música en la radio del coche y Macaco me pone el tema en bandeja para el próximo post con este "Hijos de un mismo Dios"https://www.youtube.com/watch?v=4HYVgZT37rg que me hizo pensar sobre la enfermedad, la hospitalización y la lesión preguntándome al igual que en la canción ¿Se puede orquestar una enfermedad?. Me temo que no, que algunas enfermedades o, más bien, algunas lesiones irrumpen de pronto sin distinción de clase social. Las élites, los ricos también quedan paraplejicos.

Por fortuna, los niveles de alfabetización ha mejorado lo cual me algra. hace años ingresaban muchos pacientes analfabetos y muchos jóvenes sin los estudios básicos. El ingreso lo aprovecábamos para que pudieran sacarse el Graduado Escolar. Dentro de la dureza de la lesión lográbamos sacar algo en positivo y reconducir a estos jóvenes hacia un futuro,entonces, con mayores oportunidades.

Algunos lesionados más elitistas la vida les dio una lección importante al igualarse con personas que nunca hubieran conocido de no ser por la lesión. Estas personas les desvelaron un mundo de sabiduría y unos valores no explorados.

Volviendo al tema de la orquesta, podríamos decir que los instrumentos por separado no generan la belleza del conjunto final que suena armónicamente. Veo dos orquestas en el Hospital : una la de todos los profesionales que trabajamos en la rehabilitación que juntos hacemos un trabajo para que el resultado brille en todo su esplendor. La otra orquesta es la que conforman pacientes y familiares que llegan sin saber nada de nada y gracias al tesón, la constancia y ensayos, son capaces de hacer sonar cada instrumento, son capaces, como dijo Carlos Cristos, de "cambiar la música para cambiar el final".


Dejo también el tema en versión adaptada a lengua de signos https://www.youtube.com/watch?v=p4hEcDJKO-Y

4 comentarios:

La Chica del Jardín dijo...

Abramos los comentarios musicales!

Una buena metáfora, Mª Ángeles, dos orquestas bien diferenciadas pero unidas por la rehabilitación de un lesionado medular.

La ORQUESTA PROFESIONAL, que funciona siempre que todos los instrumentos toquen al unísono, dirigidos por un buen director, en cuanto la coordinación falla, se estropea la armonía de la sinfonía... Creo que en el hospital, no funciona del todo la coordinación entre los distintos instrumentos, quizás porque todos creen que su papel es el principal... No hablamos de un solo de piano, violín..., hablamos de la orquesta completa, por lo tanto debería existir un coordinador de los departamentos, ¿existe?

La ORQUESTA NOVATA, formada por los que rodean al lesionado y a él mismo, están en primero de conservatorio, con muchas dudas, sin saber si quieren dedicarse a la música, formar parte de una orquesta... pero sin querelo, se han visto metidos, a la fuerza, en dicha composición musical. Hacen lo que buenamente pueden, y creo que se fijan continuamente en la ORQUESTA PROFESIONAL para aprender cualquier disciplina que ayude al centro de su realidad... No siempre somos capaces de tocar conjuntamente con la profesional, nos falta mucho que aprender y EXPERIENCIA...

Pero mientras la PROFESIONAL sigue su rumbo, la NOVATA se gradúa en poco tiempo y pasa a otro lugar, ya sin sus maestros, buscando su propia melodía, que cambia día a día...

En nuestro caso la melodía es armónica, somos un dúo de violonchelos que actúa no muy lejos de Toledo, pero en solitario, sin director... siguiendo los propios instintos y poniendo en práctica lo aprendido... Poniéndonos en jaque ante un simple problema, cogiendo el teléfono para hablar con los que nos enseñaron, guiando nuestra propia canción...

Besos musicales para todas las orquestas profesionales y novatas creadas con la lesión medular...

Afrontando la lesión medular dijo...

Esto más que un Comentario musical es todo un Post, Carmen.

Totalmente de acuerdo contigo en que no hay la coordinación que sería deseable y creo que las obras podrían salir "niqueladas" si todos los profesionales se lo propusieran y se esforzaran un poquito más.

Lo lamentable es que parece que si no hay un Jefe que esté encima las cosas no funcionan. A estas alturas y siendo tan mayorcitos, me pregunto por qué cada uno no se hace responsable de su tarea y la ejecuta bien.

¡Me encanta el violonchelo! Estoy segura de que cada vez vuestros chelos sonarán mejor.

El viento me ha hecho llegar vuestra melodía. Gracias a tí y a Manuel por ese regalo tan especial.

Juanjo Muñoz dijo...

"Si somos hijos de un mismo dios (con minúscula no con mayúscula) por que hay tanto sufrimiento"
Ahora traduzco:
Si todos somos humanos, y debemos de trabajar juntos para hacer de nuestra corta estancia en este universo, ¿por que nos empeñamos en hacernos daño mutuamente?

Afrontando la lesión medular dijo...

Yo me pregunto lo mismo que tú, Juanjo.