jueves, 19 de febrero de 2015

Sillas con sonrisas

La silla que vemos en esta imagen

 es el resultado de la fusión de las ideas y el ingenio de dos soñadores, por una lado nuestro "Sonriman", padre de la idea y de otro lado, una chavalito adolescente, Rodrigo Acosta,


con aptitudes para el dibujo que la diseñó siguiendo la idea de Manuel. El resultado : un pin sonriente que ya lucimos muchos en nuestras batas y que se está vendiendo por 3€ para sacar fondos destinados ala integración del L.M. e investigación.

El pasado viernes 13 de Febrero, sin esperarlo, aparecieron "Nuestros Chicos del Jardín" cargados de sonrisas y de pines.

Me parece fantástico este Sonriman que no cesa en su creación y se pasa el día generando ideas y pensando en cómo su experiencia puede ser de utilidad a los demás, ya sea aportando su testimonio, como lo hiciera el pasado viernes, regalando llaveros que, a juzgar por lo que le cunde, parecería que los hace hasta cuando duerme o pensando en algo, como este pin, que pueda aportar fondos a la investigación.

4 comentarios:

Sonriman dijo...

Buenas tardes, sonrientes y bien pinchadas, el pin es una idea que refleja , que el ir en silla de ruedas , no significa haber sido derrotado, hay muchas maneras, yo en un principio no la aceptaba, me ha perseguido toda la vida, y ahora estoy sentado encima de ella, y de no poder hacer casi nada , consigues el poder realizar muchas cosas, aún así sigo en el empeño de un día dejarla aún lado, no abandonarla, y es como digo un reflejo de el lado positivo que tiene, una inmensa sonrisa aaaaaa, a la silla a la vida y todo inmenso ser humano que ha y sigue empujando para que este caballero siga con el camino empezado GRACIAS y un Sonriente día.

MamiSol dijo...

Creo que ya está dicho casi de todo de este gran hombre. Ejemplo de superación, bondad y amor.
Una persona que en lugar de estar lamentándose, piensa en como ayudar a los demás.
Olé, olé y olé
Eres muy grande, Sonriman

La Chica del Jardín dijo...

Bueno creo que me toca contar el proceso de fabricación...

Todo empezó a finales de noviembre, Manuel quería hacer un donativo para la investigación de la lesión medular, pero... como la inmensa mayoría de los mortales, no somos gente adinerada y había que buscar el camino para conseguirlo.

De pronto, se le ocurrió hacer algo para vender y se le ocurrió fabricar chapas que al final fueron pines, porque nos parecieron más chulos.

La idea, estaba clara, quería una silla de ruedas que tuviera una sonrisa (característica propia de Manuel tras la lesión), ¿quién lo dibuja? Tras contactar con varias personas sin resultado, por falta de tiempo, me encontré en un aula un dibujo hecho por Rodrigo y la bombilla se me encendió. Hablé con él, con su madre y la idea gustó tanto que a los dos día tenía el diseño en mis manos y a Manuel le encantó... La parte fundamental se había conseguido y... ahora qué? Navegando por Internet, contactamos con unos señores de Vinaros (Castellón) y ellos nos los fabricaron.

El día que vieron la luz y llegaron a casa todo fue alegría y emoción, el camino tenía la primera piedra, ¿y las demás? Los pines vinieron con una bolsita de plástico y Manuel se encargó de poner un pequeño texto dentro de cada una, terapia fina...

AL final los pines estaban preparados y listos para buscar nuevos caminos, nuevas batas, estuches, forros polares... y caminar a su destino... LA INVESTIGACIÓN

Agradecemos a todos los que habéis hecho posible el SUEÑO DE SONRIMAN y seguís haciéndolo comprando sus pines. En especial a Rodrigo, por su creatividad y colaboración, sin pedir nada a cambio.

En los trabajos cooperativos todos nos sentimos felices y deseamos que lleguen a buen puerto. GRACIAS

Besos con sonrisa

Afrontando la lesión medular dijo...

Una buena idea para un buen fin. Gracias por tu generosidad e imaginación. Manuel.
Mañana me pongo manos a la obra a vender los que me quedan, ya os diré.

Dale las gracias también a Rdrigo, el artista.