sábado, 14 de marzo de 2015

Mens sana → Corpore sano : ¿Enfermo o lesionado?

"La enfermedad es una palabra que solo debería tener singular; decir enfermedad en plural es tan tonto como decir saludes. Enfermedad y salud son conceptos singulares en tanto que se refieren a un estado del ser humano y no a órganos o partes del cuerpo, como parece querer indicar el lenguaje habitual. El cuerpo nunca está enfermo ni sano, ya que en él sólo se manifiestan las informaciones de la mente".( "La enfermedad como camino", T. Dethlefsen y R Dahlke Edit Debolsillo). 

Pero.... a pesar de que en las personas que sufren una lesión medular, se pierde el control voluntario de algunas funciones corporales como la vejiga, el intestino, la termoregulación, la función sexual, entre otras, el cuerpo puede volver a encontrar el equilibrio y entenderlo en este sentido :

 "Cuando las distintas funciones se conjugan de un modo determinado se produce un modelo que nos parece armonioso y por ello lo llamamos salud.  Si una de las funciones se perturba, la armonía del conjunto se rompe y entonces hablamos de enfermedad. Ahora bien, la pérdida de la armonía se produce en la conciencia, en el plano de la información, y en el cuerpo sólo se muestra.
Por ello, si una persona sufre un desequilibrio en su conciencia ello se manifiesta en su cuerpo en forma de síntoma. Por tanto, es un error afirmar que el cuerpo está enfermo, enfermo sólo puede estarlo el ser humano por más que el estado de enfermedad se manifieste en el cuerpo como síntoma".

Estas reflexiones las he querido compartir para abrir debate sobre el modo en que los seguidores de perciben tras sufrir la lesión o el modo en el que los perciben sus familiares

- enfermo
- lesionado
- paciente
- indefenso
- minusválido
- disminuído
- incapaz

Es frecuente oir a los familiares hablar de enfermos y a los pacientes expresarse de este modo : "yo no estoy enfermo, estoy lesionado". Creo que ninguna de las dos expresiones le hace un favor a la persona que se lesionó en su día porque lo priva de recuperar su condición original que nunca perdió : la de ser ante todo persona.


Es muy importante  el hecho de que el lesionado no tienda al victivismo adoptando el rol de enfermo y no olvide que no es el único que se ha visto afectado por la lesión y por los daños colaterales de ésta.

10 comentarios:

Felipe dijo...

Mens sana in corpore insepulto -eso decía un humorista cuyo nombre no recuerdo ahora-. Y tenía razón porque lo importante para el lesionado medular es conservar la vida para poder recuperarse. Después hay que iniciar un largo proceso para salir de la enfermedad, recuperar la salud o como queramos llamarle al proceso que le permita volver a una forma de vida que no resulte alienante.
Como me gustaría transmitir a lo nuevos lesionados, que suelen caer en una depresión profunda, que lo importante es estar vivo, que luego la propia naturaleza los llevará a superarse.
Lo he visto tantas veces que me gustaría poder tomar una fotografía de los recién llegados al hospital y otra a los tres o cuatro meses de haber empezado su proceso de rehabilitación.
¡ Ánimo!


Anónimo dijo...

Sois la pera con las neolenguas.A cada intento de arreglar no sé el qué es peor... en Francia tienen el monumento de Les Invalides, y tan campantes.Aquí nos la cogemos con papel de fumar para llamar a algo por su nombre: ¿cojo?Pues si lo soy...¿bruja? Que no? Pero si está todo el día volando en la escoba, Señora, que la vemos todos...

Afrontando la lesión medular dijo...

Dicen que el tiempo lo cura todo, Felipe, pero yo creo que hacen falta otras cosas y no solo la actitud.

Es cierto, habría que firmar todo el proceso para poder apreciar los progresos que algunos no aprecian.

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues la verdad es que no se mucho que quiere decir nuestro seguidor anónimo. Entiendo que le da igual que lo llamen de un modo u otro porque se ve cojo de todos modos pero yo sigo en mi postura de que los adjetivos ponen o quitan.

Sonriman dijo...

Buenas tardes, casi noches. La manera de llamar, denominar , ciertas circunstancias, baches, es muy difícil , casi imposible que gusten a todos. PERO, bajo mi o.p. si se trata con respetó y no se dice lo primero que se le pasa a uno por la..... quien tiene, padece ese bache lo encaja mejor. Yo estuve comiendo el domingo con varias personas, en mi caso además de la lesión medular, doble tengo una lesión en el oído que me dificulta la adición. Hubo momentos que me hablaban tres a la vez , y entre ruido del local y tonos diferentes de voz , para mi era bastante difícil comprender lo que me decían. Yo en mi caso leo los labios, sino esta tapada la boca o quien habla, mira hacia otro lado. En un momento dado me dijo alguien: Es que lo que tu quieres es que el mundo se haga a ti, tu forma. En ningún caso, soy yo quien intento hacerme a el, si todos bajamos un poco el ritmo de extres que llevamos, tal vez se llegue a un entendimiento. Opinión de un lesionado , con movilidad reducida, pero que no cesa en su empeño de poder se valer y sonreir a este periplo llamado VIDA. UNA INMENSA SONRISA AAAAAA. MANUEL ( SONRIMAN ).

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya lo creo, Manuel. Vamos demasiado deprisa. A mí me ha pasado contigo muchas veces que te evo tan bien que se me olvida que debo de hablar más alto y despacio, sobretodo en las reuniones grupales o más multitudinarias.
Quien te dijo eso era poco empático ¿no crees?. Es cierto que os toca adaptaros y mucho pues hay poca conciencia social lamentablemente.

Tu con tu sonrisa por delante ya tienes un buen tramo de camino recorrido.

Anónimo dijo...

A mí me cuesta mucho tragar cualquiera de esos adjetivos, no soy capaz de verbalizarlos, se me atragantan. Y cuando alguien los usa para referirse a él me incomoda muchísimo, y eso que la gente tiene mucho cuidado hoy en día con las palabras, pero duelen igual.

Analizándolo yo no utilizo ninguna de esas palabras, si hablo de ello suelo decir desde el accidente, desde que estás así, desde que va en silla, expresiones que definen la situación pero no la persona. No es que tenga mucha importancia porque nada cambia, pero así es como nos referimos a ello.

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues creo que lo haces muy bien porque, efectivamente, la silla no es una condición sino una situación caprichosa de la vida, del azahar y la persona sigue teniendo los mismos atributos de antes.

Si tu lo has interiorizado así, ya lo creo que cambia y que eso pone la mirada en la persona desde lo que es y lo que vale y no desde la situación que adquirió.

Francisco J. Peña dijo...

A mi me frustra, que me llamen inválido, enfermo, etc..., en vez de lesionado.

Mi padre que es cerrado como él mismo, de "coco y huevo", como Mª Angeles comprobó, se refiere a mi, estoy harto de escucharle: "Tengo un hijo inválido", "Mi hijo está enfermo desde 1997", cosas así.
Ojo, por que mi padre u otras personas, me llamen eso no me van a hundir.
Me frustro, pues no son capaces de ver más allá de mi silla, y lo que hago, o intento hacer desde ella.
Un saludo.

Afrontando la lesión medular dijo...

Esa es la tendencia en las personas mayores, lamentablemente. Es difícil influir en esas actitudes tan arraigadas, Fran. Por eso yo dedico parte de mi tiempo a este blog por si en algo puedo influir en la mejora de las actitudes y el cambio de términos que favorezcan más a las personas con diversidad funcional y los integren y no discriminen.

Gracias por tu comentario.