miércoles, 23 de noviembre de 2016

"Ensanchar la vida"



Luis Monleón Llorente, uno de los Médicos Internos Residentes (M.I.R.) en la Especialidad de Medicina Fisica y Rehabilitación, me sorprendió ayer con un nuevo concepto al incorporar el verbo "ensanchar" para hacer un balance de su experiencia a su paso por el Hospital Nacional de Parapléjicos e Toledo, una experiencia que no sólo le está aportando conocimientos en el campo de la Medicina Física de la Rehabilitación sino también en su enfoque o manera de mirar la vida. 

Su paso por el Hospital no le deja indiferente. Los pacientes han contribuido a que ahora la vida la contemple de un modo diferente. Es lo que el ha venido en llamar "ensanchar la vida". Ahora tiene una ventana más amplia y una visión más holística de la vida.

Luis forma parte de un grupo de médicos que han venido a rotar dos meses por el Hospital, un grupo que destaca por :

- su nivel de motivación
- su capacidad de trabajo
- su sensibilidad
- su capacidad de aprendizaje
- su nivel de participación e implicación
- su empatía

El Grupo Mir : Foto Carlos Monroy
Con los adjuntos y el jefe de Servicio y Vanessa ( MIR de Colombia)


En nuestro emblemático Jardín. Foto Carlos Monroy

Espero que no pierdan el interés, la ilusión y la motivación a lo largo de su carrera profesional.

A estos médicos y a los venideros les dejo estas reflexiones extraídas del Libro La Ciencia y la Vida, un encuentro entre Valentín Fuster y José Luis Sampedro

http://www.elblogdemiguelangelgarcia.com/25-reflexiones-del-libro-la-ciencia-y-la-vida/

Les recomiendo también otro libro de Valentín Fuster : "El círculo de la motivación".

Y para cerrar qué mejor cierre que con esta frase de Benjamín Franklin





6 comentarios:

Felipe dijo...

El contenido de la última frase es el que ha informado nuestra manera de tratar la educación de nuestras hijas. Nunca hemos regateado esfuerzo ni dinero cuando se trataba de adquirir conocimiento. Sin embargo el conocimiento no lo es todo, hay una componente de suerte que puede condicionar la vida. A los hechos me remito.

Afrontando la lesión medular dijo...

Por nuestra parte que no quede, luego la vida se encarga de darnos sorpresa, unas mejores que otras.

Yo siempre digo a mis hijos y a otros hijos que la formación es la mejor herencia que podemos dejarle a los hijos. Solo formación no basta, ésta debe de ir acompañada de respeto, responsabilidad, solidaridad, humanismo y generosidad.

La suerte puede ser tema de otra entrada.

¡Bienvenido, Felipe y enhorabuena de nuevo por el cuento al que me consta que tuviste que robarle palabras para que fuera aceptado en el Certamen!.

La Chica del Jardín dijo...

Me gusta la expresión "Ensanchar la vida"

Como docente, me canso de indicar la importancia de la formación en la vida, no solo académica, sino formación en valores, para mi HUMANOS aunque en el cole se digan "CRISTIANOS". Por mucha formación académica que se tenga, si no exinten valores en nuestra vida, de poco nos sirve...

Siempre he pensado que la formación debe ir bien aderezada, con gran carga de humanidad, independientemente de la disciplina que decidamos para nuestros estudios.

En profesiones como la medicina, la educación... por mucha carga de conocimientos que tengamos, si no sabemos transmitirlos de manera lógica y empática... de poco sirve. Recuerdo que tuve un profesor en la Facultad, que debía ser una eminencia en conocimientos pero suspendió la parte de comunicación con los pobres estudiantes que no sabíamos tanto, creo que muy pocos de los que en aquel curso compartíamos aula nos enganchamos a su tren y aprobamos como buenamente pudimos, lo que no significaba que hubieramos aprendido...

En cualquier profesión deberíamos entusiasmar a nuestros estudiantes, no con nuestro conocimiento si no con nuestro "SABER HACER", transmitiendo mucho más que lo que pone en los libros, transmitiendo VALORES HUMANOS a nuestra disciplina...

Quizás me salí del tema, pero acabo de poner un examen de física, otro de tecnoñogía y me quedan de otras cosas... tengo cara de "examen" jajajja

Felipe!!! El Rinconcito de Gredos te va a encantar!!!

Besos mil

Afrontando la lesión medular dijo...

Totalmente de acuerdo con tus reflexiones y la importancia de trabajar los valores algo que tanto precisa el primer mundo donde parece que nos hemos vaciado de ellos.

Lo importante es saber llegar a los que enseñamos/tratamos. tenemos una gran responsabilidad además de un gran tesoro los que trabajamos con pacientes y alumnos y formamos profesionales

Sigamos ensanchando la vida.

Gracias por tu tiempo que ya veo que es escaso.

Luis Monleon dijo...

Sinceramente te agradezco el post. Ha sido una gran experiencia para mí en particular y estoy seguro que para mis compañeros haber podido acercarnos al conocimiendo del paciente con lesión medular en un centro donde se enseña a "ensanchar" la vida. Como comentábamos el otro día, la tendencia actual de la medicina, cada vez más compleja y técnica parece centrarse en prolongar la vida, cuando debemos dedicarnos a "ensancharla", a vivirla, a poder adquirir el mayor número de experiencias, a conseguir calidad en esa vida. Entender las limitaciones para, adaptándonos a ellas, poder dar lo mejor de nosotros es, en el fondo, la base de la rehabilitación médica, por eso he elegido esta especialidad.

Y por último, en cuanto a la lesión medular, me gustaría dejar la siguiente reflexión: es como si nos ponen una montaña de pan enorme y nos dicen "tienes que comértela entera", podemos pensar que no podemos, y es más, nadie puede! Pero... el truco está en ir poco a poco, mordisco a mordisco!

Y como me dijo un paciente el otro día: "me caigo, así aprendo".

Una vez más, gracias por vuestra labor.

Luis Monleón Llorente
Médico del Trabajo
MIR Medicina Física y Rehabilitación
Fisioterapeuta

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Luis, por tu comentario tan rico en matices y por esos acertados ejemplos que tan bien nos vienen para este foro de lesionados medulares.

Quiero que sepas que yo también he ensanchado mi vida contigo, con vosotros. Gracias por este regalo.

Lo dicho, no pierdas tu buen modo de hacer y todo lo que acompaña al mismo y recuerda "Hay que saborear la vida porque nos puede cambiar en un segundo".

Ya sabes donde estamos y estaré/estaremos encantados de verte asomar de vez en cuando a esta ventana que seguiré manteniendo bien abierta.