jueves, 15 de diciembre de 2016

Historias de Asistencia Personal (I)

No son pocas las ocasiones en las que abordo el tema de a Asistencia Personal en este blog.

Apropósito de nuevo del ingreso de José Luis Iglesias para revisión y de la conversación mantenida sobre la Asistencia Personal con Hortensia Vallejo, su mujer, tema recurrente cuando nos volvemos a ver

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/10/papel-de-la-asistencia-personal-y-de-la.html

Había pensado iniciar esta serie por si hay otras personas que puedan y quieran compartir su experiencia.

Hablé también de la Asistencia Personal a propósito del film "Intocable".

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/05/intocable-asistencia-personal-y-vida.html

En esta ocasión me gustaría destacar la vida no solo del lesionado/a y sus requerimientos de apoyo en las situaciones en las que la lesión comporta una dependencia para las Actividades de la Vida Diaria (AVD) sino la de las personas que prestan este apoyo y servicio.

Ana, natural de Moldavia, es la Asistente de José Luis y ha encajado maravillosamente en la casa, tanto que Hortensia la considera como una hija.


He querido dedicar este espacio a estos Asistentes Silenciosos que prestan sus manos a los lesionados, muchos de los cuales, como en el caso de Ana, han tenido que buscar trabajo fuera de su país para poder mantener a su familia con lo que ello implica de desarraigo y estrés.

Espero poder colgar fotos de Ana.

NOTA : En estos momentos ha tenido que viajar a su país para cuidar de su madre enferma y hay otra compañera que la está sustituyendo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado eso de asistentes silenciosos.es una buena definicion de nuestra labor...soy isa y procuro cada dia disfrutar de lo que tenemos....feliz navidad para todos.

Elena Batalla dijo...

La labor del familiar-cuidador-silencioso y casi siempre invisible... es por lo menos gratificante para uno mismo... aunque desde afuera parece que es facil.. conlleva sacrificio y dedicacion a la vez que renuncia.Felices Fiestas de nuevo!!!

Afrontando la lesión medular dijo...

Verdaderamente silenciosa y entregada, Isa. No te quepa la menor duda.
¡Feliz Navidad también para vosotros y hazla extensiva a los tuyos!

Afrontando la lesión medular dijo...

Nunca pensé que fuera fácil.Siempre digo que si cabe es más difícil que la del paciente. En cualquier caso, paciente y familia-asistente tienen que enfrentarse a un proceso de adaptación hasta el logro e una relación armónica.

¡Feliz Navidad para tí y José Luis y los vuestros!