viernes, 9 de diciembre de 2016

Sobre el tiempo y su valor en la rehabilitación de la lesión medular



Inevitablemente vivimos anclados al tiempo que transcurre. En ocasiones lo queremos acelerar cuando esperamos con impaciencia que algo suceda, otras veces en cambio queremos que los segundos se detengan y muchos de nosotros atesoramos instantes especiales en nuestro corazón. Sea como fuere actualmente somos esclavos del tiempo, nos obsesionamos por controlarlo y vivimos mirando y preguntándonos constantemente la hora, ordenados bien sea por unas manecillas o unos simples números digitales que nos dictan que es lo que debemos hacer en cada momento. Son ellas quien nos interrumpen el sueño, quienes nos indican cuando hay que comer, las salidas y entradas, las que marcan nuestra rutina diaria … y al final el ritmo en que existimos .

Sobre esta base construye Mitch Albom "El guardián del tiempo". Si el primer contacto con esta novela fue a través de su portada que logró llamar mi atención, su sinopsis también me pareció atractiva. Pero cuando comencé su lectura me di cuenta definitivamente de que no es una historia muy usual.

Mitch Albom la narra a modo de fábula moderna de forma curiosa, inteligente y sencilla. En el mismo pretende hacernos reflexionar sobre el modo en que usamos el tiempo. Pero también pretende avisarnos de todo aquello realmente importante a lo que diariamente no le dedicamos el  tiempo suficiente reservándolo para cosas que quizás al final no lo tengan demasiado valor.



Los lesionados medulares saben mucho acerca del tiempo y parar el reloj tras contraer la lesión medular. No son pocas las entradas que he dedicado a este tema en el blog dada su importancia.

De esta obra ya había hablado de pasada en otra entrada
http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/06/el-tiempo-vuela.html

Dejo enlace a algunas otras entradas en las que el protagonista es el tiempo

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2012/12/parar-el-reloj-y-perder-el-tiempo.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/04/a-proposito-del-tiempo.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/04/el-concepto-de-tiempo-y-el-disfrute-del.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/01/liberados-del-tiempo-historico.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2016/04/priorizar-escoger-cuidadosamente-las.html

NOTA : A raíz el comentario de Juanjo Muñoz, aprovecho para proponer a los seguidores reflexiones sobre el tiempo.

A ver quién se anima.

Dejo el enlace a la canción de Jarabe de Palo propuesta por Fran, "Tiempo"

https://www.youtube.com/watch?v=c_zSAU5zN5E

8 comentarios:

Juanjo Muñoz dijo...

El tiempo pone cada cosa en su sitio y lo cura todo.

Afrontando la lesión medular dijo...

Buena reflexión.

Aprovecho para proponer a los seguidores reflexiones sobre el tiempo.

Gracias, Juanjo.

Francisco J. Peña dijo...

"Tiempo que corre despacio, y que pasa deprisa"

Hola!

No, no es mía esa frase entrecomillada, es de una canción de Jarabe de Palo, (https://www.youtube.com/watch?v=c_zSAU5zN5E)

Con esa frase me reflejo yo, refleja mi vida. Tantas cosas, quise, quiero hacer y el tiempo pasa rápido, cuanto más pasa, más cuesta hacer esas cosas.

Aprovecho para felicitaros la Navidad, a ti también Mª Angeles, es obvio no recuerdes esto. Fuiste la primera persona en felicitarme aquel 23/12/1997 al bajar de UCI a la 2ª S.O.

Feliz Navidad.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias por tu aportación musical, Fran, y por ese grato recuerdo de aquella Navidad de 1997 que, como dices, no recuerdo. No recuerdo, no porque no fueses importante para mí, que lo eras, como todos los pacientes, sino porque sois muchos. Ojalá y que pudiera almacenar en mi memoria todos esos pequeños detalles tan importantes. De esa felicitación no guardo recuerdo pero de ti NUNCA me olvidé.

Escucharé la canción de Jarabe de Palo y pondré el enlace en la Entrada.

¡Feliz Navidad para tí y los tuyos con un beso especial para tu madre!

Elena Batalla dijo...

El tiempo lo cura todo! Eso al menos dicen por ahi! Felices Fiestas a tod@s!🎄☃️🎁🎉

Afrontando la lesión medular dijo...

Cierto, Elena. Es una expresión que se ha transmitido de generación en generación.

También se usa esta otra "Hay que dar tiempo al tiempo" o más breve "Tiempo al tiempo" o esta "Con el tiempo y una caña...." o "Todo es cuestión de tiempo" o "Dale tiempo".
Cuelgo en la entrada la canción de Jarabe de Palo que propuso Fan.

¡Feliz Navidad, para ti, José luis y los vuestros!

La Chica del Jardín dijo...

Lo prometido es deuda!!!! Hablemos del tiempo!!!!

El post, los comentarios... mi cabeza dice: "RELATIVIDAD", ese Einstin que hoy se mostraba en mi camiseta, era un gran físico y sobre todo un humano excelente que nos ayudó a aprender más sobre el "TIEMPO"...

Si amigos, el tiempo es relativo, nuestra percepción temporal cambia en los momentos buenos y malos, una clase de historia puede ser eterna para algunos y pasar en un santiamen para otros, mientras los 50 minutos que han pasado son los mismos para todos, solo depende de nosotros...

El tiempo no cura, creo, solo suaviza las situaciones, pero el daño / dolor permanece en nosotros, aunque nuestra perspectiva cambie y la intensidad disminuya...

Cuanta más velocidas imprimamos a la vida, más se dilatará el tiempo (percepción), creo que la realidad es que cuanto más ocupado esté nuestro tiempo más acumulación de experiencias tendremos y parece que ha pasado más tiempo.

El aburrimiento hace que las horas sean más largas, pero en realidad siguen teniendo 60 minutos queramos o no.

La lesión hace que el tiempo para realizar cualquier actividad sea mayor y el lesionado y su entorno aprenden a vivir con calma cada minuto del día, siendo 60 segundos slow en vez de estresantes. Aprendemos a disfrutar esos 60 segundos...

Creo que hoy no estoy muy lúcida y me estoy metiendo en un bucle "espacio-temporal" jajajaja

Besos mil

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Carmen. Está claro que el concepto del tiempo es relativo y en el caso del lesionado y su familia más aún en tanto en cuanto que todo conlleva mas tiempo. Hoy me comentaba un paciente que al despertar piensa que puede saltar de la cama pero que la lesión lo pone en su sitio y le dice que no puede hacer las cosas como las hacía antes ni tan rápidas como acostumbraba.

La lesión enseña a disfrutar más de las pequeñas cosas y a poner en valor lo que hasta entonces era insignificante.