domingo, 15 de marzo de 2020

Es inevitable hablar del Coronavirus COVID-19.

Desoladora imagen del Jardín del Hospital en tiempos de Coronavirus

Actualizado a 28 de Mayo


Plan de desescalada de visitas H.N.P. 



Medidas preventivas




Actualizado a 21 de Mayo


En estos momentos en los que la muerte está tan presente cuelgo esta elegía de Federico García Lorca propuesta por un paciente ingresado que conoce bien la poesia del poeta. Es una de las cuatro elegías dedicadas a Ignacio Sánchez Mejías a su muerte.

Lo dejo como un homenaje a a las víctimas del Covid-19

Me ha parecido precioso este gesto de Eduardo Doucet, un paciente agudo. La poesía es una buena aliada en la rehabilitación.


III. Cuerpo presente

Cuerpo presente.
La piedra es una frente donde los sueños gimen
sin tener agua curva ni cipreses helados.
La piedra es una espalda para llevar al tiempo
con árboles de lágrimas y cintas y planetas.
Yo he visto lluvias grises correr hacia las olas
levantando sus tiernos brazos acribillados,
para no ser cazadas por la piedra tendida
que desata sus miembros sin empapar la sangre.
Porque la piedra coge simientes y nublados,
esqueletos de alondras y lobos de penumbra;
pero no da sonidos, ni cristales, ni fuego,
sino plazas y plazas y otras plazas sin muros.
Ya está sobre la piedra Ignacio el bien nacido.
Ya se acabó; ¿qué pasa? Contemplad su figura:
la muerte le ha cubierto de pálidos azufres
y le ha puesto cabeza de oscuro minotauro.
Ya se acabó. La lluvia penetra por su boca.
El aire como loco deja su pecho hundido,
y el Amor, empapado con lágrimas de nieve
se calienta en la cumbre de las ganaderías.
¿Qué dicen? Un silencio con hedores reposa.
Estamos con un cuerpo presente que se esfuma,
con una forma clara que tuvo ruiseñores
y la vemos llenarse de agujeros sin fondo.
¿Quién arruga el sudario? ¡No es verdad lo que dice!
Aquí no canta nadie, ni llora en el rincón,
ni pica las espuelas, ni espanta la serpiente:
aquí no quiero más que los ojos redondos
para ver ese cuerpo sin posible descanso.
Yo quiero ver aquí los hombres de voz dura.
Los que doman caballos y dominan los ríos;
los hombres que les suena el esqueleto y cantan
con una boca llena de sol y pedernales.
Aquí quiero yo verlos. Delante de la piedra.
Delante de este cuerpo con las riendas quebradas.
Yo quiero que me enseñen dónde está la salida
para este capitán atado por la muerte.
Yo quiero que me enseñen un llanto como un río
que tenga dulces nieblas y profundas orillas,
para llevar el cuerpo de Ignacio y que se pierda
sin escuchar el doble resuello de los toros.
Que se pierda en la plaza redonda de la luna
que finge cuando niña doliente res inmóvil;
que se pierda en la noche sin canto de los peces
y en la maleza blanca del humo congelado.
No quiero que le tapen la cara con pañuelos
para que se acostumbre con la muerte que lleva.
Vete, Ignacio: No sientas el caliente bramido.
Duerme, vuela, reposa: ¡También se muere el mar!

Actualizado a 15 de Mayo

Otras Miradas, a cargo de Celia Marqués. programa que emite RTVD Toledo, grabado en H.N.P. Una visión de la evolución y consecuencias del confinamiento desde la S.M.

https://www.youtube.com/watch?v=lEnoghJfwM0



Actualizado a 14 de Mayo

Curso de Inteligencia Artificial  e Inclusión Social






Inscripción



Asociación Von Hipe Lindau

Con el fin de dar mayor visibilidad a nuestra enfermedad y que más personas nos conozcan y nos puedan apoyar y colaborar, desde la Alianza VHL lanzamos la Campaña Ayúdanos a poner el foco, con el hashtag #sumamosesfuerzovhl.
Podéis compartir a través de vuestras redes sociales, Facebook, Instagram, whatsapp, el cartel de la campaña pidiendo a vuestros contactos que se unan, dando difusión a su vez en sus redes sociales con el hashtag #sumamosesfuerzovhl.






Actualizado a 12 de Mayo

Más atardeceres

Me siguen llegando bellos atardeceres que son una soplo de aire fresco en estos momentos.

Ribera del Tajo, Toledo. Foto de Miguel Ángel Pérez Lucas


Actualizado a 11 de Mayo

¿No es bellísimo este mensaje cargado de fuerza y esperanza?



Todas las mañananas levántate con la idea de comerte el mundo

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo

No se trata de lo que ocurre sino de cómo lo afrontas

El éxito en la vida no se mide por lo que hagas sino por los obstáculos que superas

Cuanto más fuertes sean tus pruebas, más fuertes son tus victorias.



Dedicado a Andrea Palacín de Hugo y Dani.


Actualizado a 7 de Mayo

Me acaba de enviar María Romero, la mujer de un paciente,  estea foto de un  hibisco. Sabe que me encantan las flores. Agradezco mucho ese detalle. Parece que ha llegado en el momento justo.




Llevaba una semana sin actualizaciones pero hoy me he encontrado con este precioso dibujo que Eitxel y Carlota le han hecho a Andrea, una joven de 17 años que tenemos ingresada, y no he podido evitar colgar algo tan lleno de ánimo y esperanza en este tiempo de crisis.

Estas son las pequeñas-grandes cosas que tiran de los pacientes y les ayudan a enfrentar la rehabilitación.

Dedicado a Andrea Palacín una superwoman con capa y todo. Dibujo de Eitxel y Carlota



Actualizado a 30 de Abril


La clase de yoga de ayer : Liberar ansiedad (II)

https://www.youtube.com/watch?v=BtYuuijMGZ4



A ver si el mes de Mayo comienza mejor y se va reduciendo el numero de contagios y fallecidos y podemos controlar la situación e ir saliendo del Estado de Alarma en el que nos hemos visto sumidos.


Este cuatrimestre le ha tocado también el confinamiento a nuestra Revista Infomedula y solo podrá leerse en formato digital.

Revista Infomedula con el especial dedicado al coronavirus




https://issuu.com/infomedula/docs/revista_47

Actualizado a 28 de Abril

Un rayo de esperanza




Actualizado a 24 de Abril

Yoga Nivel Medio-Avanzado "Yoga Integral y Respeto"Mañana sábado 12 h.

https://www.youtube.com/watch?v=N_kbWg8Qhh8&feature=youtu.be



Dado que estoy atendiendo a profesionales sanitarios por malestar psicológico generado por coronavirus, vuelvo a colgar el enlace de la relajación para que se tenga más en cuenta y más a mano.

Método de Relajación basado en el Método de Relajación Autógena de Schultz

Os dejo el acceso directo del mismo conducido por Nuria Pérez Pozuelo

https://hnparaplejicos.sanidad.castillalamancha.es/sites/hnparaplejicos.sescam.castillalamancha.es/files/documentos/paginas/archivos/metodo_de_relajacion.mp3



Actualizado a 23 de Abril

Con motivo del Día del Libro (este año confinado) me hace llegar esta foto Javier Lázaro. Un detalle muy bello con esos montajes tan delicados que el suele hacer.






Actualizado a 20 de Abril

Maravilloso el Equipo Humano de nuestra UCI

La foto de la que dispongo es de unas cuantas de las enfermeras de la UCI pero el Equipo al completo (médic@s, enfermer@s, auxiliares y celador@s es fantástico).


De izquierda a derecha las enfermeras Cristina, Yolanda, Raquel , Estela y al fondo, creo,  Chus


Actualizado a 19 de Abril

Vídeo de intervención y apoyo psicológico frente al Coronavirus



https://www.cmmplay.es/salud-y-calidad-de-vida/sanidad-abordaje-psicologico-en-tiempos-de-crisis_v

Maravilloso Arco Iris que nos envía desde Madrid La Chica del Jardín

Si algo ha sido representativo de esta situación de confinamiento en la que estamos inmersos, es el Arco Iris

Foto : Carmen Mayans

Actualizado 18 de Abril

Un canto a la esperanza : Aves enjauladas Rozalem

https://www.youtube.com/watch?v=B9rfD5WEJXM


 De nuevo Clase de Yoga Nivel Medio avanzado (II) centrada en la relación atención - sufrimiento, a las 12

https://www.youtube.com/watch?v=a4uSH70UVaE&feature=youtu.be




Actualizado a 16 de Abril

Testimonios sobre la experiencia del confinamiento


He propuesto a pacientes, familiares, seguidores del blog, amigos, familia, que escriban acerca de cómo están viviendo la experiencia de estar confinados . 

Iré colgándolos aquí y si veo que recibo muchos, editaré una entrada expresamente para irlos colgando.

Se trata de escribir acerca de que está suponiendo el confinamiento debido al Estado de Alarma en el que estaría bien incluir si la experiencia está siendo no solo dura sino también enriquecedora y de crecimiento personal y descubrimiento de valores.    



Testimonio de María Romero 16 de Abril 2020 (esposa de paciente)

 Estamos viviendo una situación de las más difíciles que podamos afrontar en nuestras vidas. Personalmente, me ha sorprendido la forma en que lo estoy llevando. Nunca había experimentado estar sola, siempre estaban mis hijas, amigos, familia, pero en está ocasión y debido a la enfermedad de mi marido, me ha pillado así y fuera de casa.
Al principio fue muy duro y complicado, sobre todo por no poder estar junto a él en el hospital, pero pensando en la actitud que él tiene, en el mayor confinamiento que pueda haber, encerrado en su propio cuerpo y con esa positividad, fuerza y siempre con una sonrisa, decidí que mi actitud debía cambiar, debía aprender de él.
Me está ayudando mucho leer, hacer yoga, pintar, meditar... y estar en contacto con gente que me quiere, pero sobre todo mis dos "luceros" que iluminan mi camino incondicionalmente a mi lado.
He descubierto mi fuerza interior que es mucho mayor de lo que nunca imaginé y eso me ha hecho crecer, he descubierto la paciencia que puedo tener y por supuesto a valorar más lo afortunada que soy.
He contado con la entrega, cariño y cercanía del personal del hospital y con mi querida Mari Ángeles que está siempre ahí.
He aprendido a gestionar mejor mis emociones y he comprobado que en la adversidad se puede ser feliz.
De todo se aprende y la vida no deja de ser un aprendizaje continuo. Hay que sacar siempre lo positivo y aceptar las cosas como vienen para poder vivir mejor y ser más felices.
¡¡Ánimo, siempre en positivo!!

  Testimonio de Blanca Escribano 16 de Abril 2020 (hija de paciente)

Desde que comenzó el confinamiento he pasado por varias fases. El día que avisaron del comienzo del Estado de Alarma yo acababa de ser afectada por un ERTE,ya que trabajaba de profesora y el cierre de los colegios fue previo al Estado de Alarma. Cuando terminó la que sería mi última clase cogí el coche,quería ir a Toledo a visitar a mis padres. Mi padre lleva desde el 15 de noviembre afectado por una enfermedad rara, Guillain-Barré,que le ha obligado a permanecer,desde ese día,en una cama hospitalizado y conectado a un respirador. Llevaba casi un mes sin verlo y sabía que el confinamiento se acercaba. Estudié bioquímica y venía siguiendo la situación del covid desde sus inicios. Llevaba un par de semanas convencida de que íbamos a seguir el camino de Italia.

Estaba subiendo un puerto,cuando,con la radio entrecortada,oí que se decretaba el Estado de Alarma.Paré en la primera salida que vi y llamé a mi madre.Decían 15 días, pero yo esperaba más.Llevaba una maleta para 2 días, pensaba volverme el domingo porque daba por hecho que la semana siguiente comenzaría el confinamiento. Después de hablar con mi madre y con mi hermana, dado que no tenía las cosas necesarias para pasar tanto tiempo en Toledo y que estaba aún cerca de mi casa, me di la vuelta.

Los primeros días fueron duros, la masificación en los supermercados, la incertidumbre de cuánto duraa,cndo volvería a ver a mi padre y cuándo podamos volver a nuestras queridas montañas. Me obligué a crearme una rutina de estudio y ejercicio para obligarme a moverme todos los días y aprovechar el tiempo que estuviéramos confinados en casa.

La primera semana de confinamiento se permitió a los cuidadores el acceso al hospital,de manera intermitente, con incertidumbre di aria. A partir del día 20 de marzo ya no permitieron la entrada de personal no sanitario. En ese momento me preocupor mi madre, sola en una casa extraña, pero ha sabido readaptarse a la situación y sobrellevarla de manera excepcional. Quiero mencionar y agradecer la labor de enfermeras y auxiliares, que todos los días han hecho el esfuerzo de realizar video llamadas para que pudiéramos mantener el contacto con mi padre. Eso nos ha dado fuerzas a todas.

Como decía al inicio,he pasado por varias fases,la incertidumbre,el enfado e incluso cierta depresión algunos días que me costó mucho encontrar un motivo para salir de la cama. Hoy, cuando llevamos ya más de un mes encerrados, puedo decir que estoy bien .Una de mis fuentes de energía ha sido pensar en mi padre,quien,confinado en su cuerpo desde hace meses, sigue manteniendo la sonrisa y la calma que le caracteriza. Si él puede, cómo iba yo a no hacerlo. El confinamiento coincide con un momento emocionalmente complicado, en el que he reafirmado lo que ya había comenzado a vislumbrar con la enfermedad de mi padre,y es que soy más fuerte, más paciente y más serena de lo que había creído nunca.

Gracias, papá , por enseñarme a ser fuerte.



Testimonio de Javier Lázaro (paciente)


Un paso atrás..


Ha pasado más de un mes desde la declaración del Estado de Alarma Sanitaria, acompañado de su correspondiente confinamiento obligado y necesario.

A medida que han ido avanzando estos días, mi sensación se aproxima más a una vivencia  bastante irreal, algo muy cercano a esa película de ciencia ficción que vi en su día con gran inquietud, pero también con la creencia y la tranquilidad de que nunca se podría producir en mi vida algo similar.

Todas las informaciones y datos que resuenan en los distintos medios de comunicación, me sitúan en la gravedad de éste momento, rápidamente pienso en esa elevada cifra diaria de fallecidos, de familias rotas y no puedo por menos pensar que no puedo ni debo acostumbrarme a asumirlo sin más. Siento que puedo y debo hacer algo más para apoyar a todas las personas que están luchando por combatir este COVID 19.

Veo día tras día al personal sanitario esforzado y entregado, policía, ejército, todo el personal de servicios locales, transporte, a mis antiguos compañeros del supermercado ¿cómo puedo ayudar a luchar contra esto? Me repiten "Quédate en casa", tu obligación y mayor colaboración en este momento es protegerte, con eso a su vez vas a proteger a tu familia y al resto de personas.

Enseguida pienso en mis nietos, los más pequeños sólo tienen seis y dos meses, y reflexiono con cierta ironía: ¡pero si el más peque lleva media vida confinado!

A partir de aquí, empiezas a repasar todo aquello que no puedes llevar a cabo, tenerles a ellos entre tus brazos, reunirte con tus hijos, esas cenas con los amigos, las sesiones en Aspaym que te mantienen ahí, ese café y charla con el compañero, o esas amenas clases de Inglés...

¡Todo eso de la noche a la mañana ha ido esfumándose en el aire!

He tenido que adaptar mi vida a ésta nueva situación, modificando rutinas, hábitos, obligaciones y sobretodo algo mucho más importante, la forma de ver y valorar la vida. 

Se ha generado en mí, a su vez, un bloque de sentimientos enfrentados, dónde las ventanas y balcones abren paso a los aplausos, canciones y sirenas, entremezclándose con esas muestras de agradecimiento a todo ese personal entregado que está en primera línea y con un recuerdo muy emotivo hacia todos los afectados y fallecidos.

Por otro lado, hemos tenido que poner en práctica sistemas de comunicación alternativos, para suplir ese aislamiento o para completar nuestro tiempo con actividades on-line, rehabilitación, educativas, ejercicio, ocio,... quizás algunas de ellas impensables hace tan sólo un mes.      Hemos desarrollado una combinación de esas nuevas fórmulas con otras que estaban olvidadas, recuperando las recetas dulces de la abuela, una competida partida de parchís, desempolvando esa caja con fotos en papel llenas de recuerdos o la relectura de un buen libro.

Ésta parada en el tiempo me ha llevado a pensar en los pequeños detalles del día a día, en esos momentos cotidianos que disfrutamos sin ser conscientes de su alto valor y que sólo nos damos cuenta al llegar a éste punto.

Hemos vuelto a contactar mutuamente antiguos compañeros y amigos. De una forma recíproca, queremos saber qué tal nos está yendo en esta situación, intercambiando un sincero mensaje de ánimo, acompañado del muy repetido, pero necesario "cuidaros mucho".

Ahora tenemos ante nosotros un gran reto, resistir para superar esta difícil prueba, quizás la más dura conocida en toda nuestra trayectoria. 

Si hemos sido capaces de llegar hasta aquí, con las dificultades propias de la vida, incluso con alguna sorpresa más de regalo...vamos a utilizar toda esa experiencia para que "éste paso atrás sirva para coger más fuerza en el impulso". La vamos a necesitar, para recuperar el terreno perdido y sobre todo para reponer ese montón de abrazos pendientes, almacenados en nuestros corazones.                                                               Javier Lázaro (Valladolid, 16 Abril 2020)




Testimonio de Mariano Rivera (paciente) Calera y Chozas (Toledo) 17 de Abril

Desde la llegada a nuestras vidas de esta pandemia que nos ha colocado en una situación casi de película de ficción y, como consecuencia, el confinamiento para no extender  el contagio, no he dejado de pensar que todos los países que nos llamamos ricos, ya teníamos la enfermedad encima, la de la soberbia, la prepotencia, la arrogancia. No es una crítica a lo políticos, el factor común de todos los países sean del tipo político que sean, han pecado de lo mismo, hemos visto por televisión como a medida que la epidemia se extendía hacía replantear las medidas tomadas, creíamos que esto era un problema de países pobres y atrasados, esos que veíamos como enterraban a sus muertos de “Ébola"en una fosa común. Espero que esto nos enseñe a resolver estos problemas allí donde surjan, sanitarios, de hambre, de desigualdad hacia las mujeres, de contaminación etc. Esto es parte de la globalización y desgraciadamente creo que no será la última vez que pase.
Pero no quiero que esto sea una crítica a nadie si no más bien al contrario, esto nos ha dado a conocer algunos aspectos muy buenos que teníamos y que en momentos difíciles se han hecho  más evidentes.
Destacar y agradecer la vocación de servicio a los demás de todo el personal sanitario que ha estado muy por encima de la agresividad del virus, sin ellos, que tienen unas cifras de contagiados elevadísimas, la pandemia hubiese sido muchísimo peor.

La Soledad es el peor problema del confinamiento. En nuestro caso estamos todos juntos, pero mi madre vive sola, haciendo solamente alguna salida a la tienda, en estos casos las nuevas tecnologías como la ya famosa vídeo llamada de whatsapp suavizan algo el encierro.

El confinamiento creo que a nosotros, los lesionados medulares, usuarios de silla de ruedas, se nos hace más llevadero. En lo que a mi respecta hago mis ejercicios todos los días en unas  paralelas que preparé hace años, pero en el pueblo tenemos otras personas que no salen de casa pero no por el virus, ya no salían antes del Estado de Alarma. Yo hablé con ellos varias veces pero no son capaces de salir a la calle. Por eso considero que nosotros estamos más acostumbrados al confinamiento.
Y que decir de los grupos de whatsapp, yo tengo de los vecinos del barrio, los amigos, de trabajo, de mi familia, de la familia de mi mujer. El sonido del confinamiento es el de un mensaje de whatsapp. 

Yo tengo suerte de vivir en un pueblo, en una casa baja con patio y muchas macetas que nunca habíamos tenido tan cuidadas y llenas de flores. Y que decir de los libros. Te puedes leer el Quijote y se te hace corto. Por cierto recomiendo  leer en estos días el libro “ La lesión medular, la vida continua", siempre descubres en el frases y testimonios nuevos. También los trabajos manuales. Al principio mi mujer tenía servicios mínimos en el trabajo, leyendo libros, pintando piedras de adorno, haciendo bolsos preciosos de hilo, recuperando aficiones que en otro tiempo no hacíamos. Los chicos han vuelto a coger la guitarra, alguna partida de ajedrez en familia, yo sigo dibujando. Otro aspecto es la cocina, los dulces, magdalenas, tartas, vamos el confinamiento incompatible con adelgazar. No nos aburrimos.

Nosotros hemos tenido que separarnos, pues mi mujer empezó a trabajar con personas que tienen Covid-19 y al vivir mi suegra de 88 años en casa ella decidió irse a casa de su madre que estaba vacía y está sola. Es el aspecto más malo, pero creo que será un ejemplo para sus hijos de  compromiso y responsabilidad. Ciertamente, para las personas que hayan perdido su trabajo, habrán de añadir al confinamiento la incertidumbre del futuro, nosotros gracias a Dios ese aspecto no lo hemos sufrido.


Y solo puedo decir que el confinamiento está siendo solo como un lapsus, un paréntesis de espera, sintiendo mucho la muerte de todas aquellas personas que se han ido desgraciadamente antes de tiempo. Yo espero que sigamos como se dice ahora asintomáticos, y que el virus nos ignore. 



Testimonio de Antonia de Santos (paciente hospitalizada) 17 de Abril

Transcribo lo que me comenta acerca de cómo está llevando el confinamiento una paciente recién ingresada.

Cuando las cosas dependen de mí puedo controlarlo y no me vengo abajo. Sin embargo, perdí el control de la situación cuando me ingresaron y pensé que podía contraer el virus. Entré literalmente en pánico. Mi temor no era por mí solo sino por el hecho de pensar que pudiera contagiar a mi marido, a mi familia.

Siempre he sido el motor de mi casa. Con mi Testimonio quiero transmitir una actitud positiva ante la vida y el sentimiento de estar bien haciendo el bien a los demás. Siempre me he involucrado en actividades altruistas y de voluntariado. Cuando me jubilé no sólo orienté mi vida hacia la realización de todo lo que me gustaba sino también de ayudar a otros. De este modo, el haber pasado por situaciones previas difíciles, como el cáncer, me ha servido para ayudar a otros que vinieron detrás, pacientes de mi mismo hospital con la misma enfermedad.

Antonia fue hospitalizada una semana después del confinamiento. Me cuenta que esa primera semana  confinada ella disfrutó mucho leyendo, oyendo música, cosiendo, actividades todas que le satisfacen mucho.



Testimonio de Ignacio Pérez de Vargas (paciente) Estepona 18 de Abril 2020

Llevamos cinco semanas de confinamiento, por tanto, ya hemos disfrutado de la convivencia con nuestra familia más directa y hemos compartido ratos de conversación sobre temas diversos con otros familiares y con amigos, a través del teléfono o de vídeo llamadas (Skype, Zoom………), y por supuesto, en unos casos, hemos tenido tiempo para practicar el teletrabajo y, en otros, hemos podido dedicarnos a la lectura o a cualquier otra actividad relacionada con nuestras aficiones preferidas.

Sólo las noticias sobre la crisis sanitaria provocada por el virus COVID -19, con la lista diaria de fallecimientos y personas contagiadas, pone una nota negativa a nuestra plácida situación de confinamiento, que ya hemos aceptado y asimilado, con todas sus consecuencias, como una sociedad madura y responsable.

Sin embargo, creo que debemos levantar la mirada y reflexionar sobre nuestro futuro a corto y medio plazo, una vez superada la crisis sanitaria en su fase más aguda, desconocemos si la vacuna llegará en el próximo mes de octubre, o en su caso, se retrasará  dos años o quizás más.

En el primer escenario, en el próximo otoño, habremos puesto fin a la pandemia, y al mismo tiempo, habremos superado el drama sanitario y podremos reincorporarnos a nuestra actividad normal, de esta forma, los españoles estaremos en condiciones de hacer frente la actual deuda pública y privada, que se incrementará, según las estimaciones, en la cantidad de ciento cincuenta mil millones de euros, que se habrán invertido bien en proteger nuestra salud frente al virus, y a su vez, en prestaciones sociales para pensionistas, desempleados y personas en riesgo de exclusión social.

En el segundo escenario, si debemos mantener las restricciones de movilidad, en mayor o menor medida, durante dos o más años, hasta la aparición de la vacuna, ………., lo dejamos en puntos suspensivos y confiemos que los científicos descubran la vacuna lo antes posible.

La humanidad superó la peste en tiempos medievales, y más recientemente, superó la mal llamada gripe española en 1918, coincidiendo con la Primera Guerra Mundial, por tanto, no tenemos duda que también venceremos la pandemia que vivimos en la actualidad.

Cómo y cuándo venceremos al virus COVID -19, condicionará la intensidad de los cambios que esta crisis sanitaria producirá en nuestra sociedad, en todos los ámbitos, muchos de ellos serán positivos.


Testimonio de Tina Ruiz (paciente) Don Benito (Badajoz), 19 de Abril 2020

¿No tenéis la sensación, al levantaros cada día, de que esto que estamos viviendo ha sido un mal sueño? A día de hoy, casi 40 días después de que se decretase el estado de alarma y nos obligasen a estar confinados en nuestras casas, todavía me lo sigue pareciendo.
                Un problema de esta magnitud no es fácil de digerir para nadie, más que nada porque estamos muy acostumbrados a tenerlo todo bajo control,  a un "click" de saber cualquier cosa que ocurra en cualquier parte del planeta y de ese control depende nuestra seguridad, confianza, bienestar...
                De la noche a la mañana nos hemos encontrado con que no podemos aferrarnos a nada, nada nos puede salvar, solo sabemos, por los medios de comunicación, que un virus procedente de Wuhan (China) se está expandiendo como la pólvora por todo el mundo y que está provocando miles de muertes en todos los países sin control. Ante esta situación, inédita y caótica, afloran sentimientos de inseguridad, inquietud, miedo a lo desconocido e incertidumbre. Todo a nuestro alrededor se tambalea, prohibiéndonos el contacto físico y las salidas porque la vida está en peligro, también nuestra salud física y mental y nadie nos ha preparado para ello...
                Curiosamente, toda esta situación ha vuelto a recordarme lo vivido en el año 2001, cuando con 24 años, un accidente de coche me dejó postrada para siempre en una silla de ruedas.  Al despertar del coma surgieron muchas preguntas acompañadas de llanto, rabia, desesperación, impotencia, lucha....que día a día, y tras un año encerrada en el Hospital Nacional de Parapléjicos, dejaron paso a la sonrisa para mirar de frente a la vida después de haberle ganado la batalla a la muerte.
                Desde mi punto de vista, las personas que hemos pasado un trance en la vida, ya sea accidente, enfermedad, pérdidas...estamos, por decirlo de alguna manera, más "curtidas",  con más resiliencia y con unos recursos, tanto a nivel físico como psicológico,  que nuestro cuerpo ha ido recopilando de la situación vivida, y que forman una especie de "salvavidas" que poder utilizar en momentos y situaciones críticas como la que nos ocupa. Aunque soy consciente de que  la adaptación al cambio de cada persona es muy diferente, puedo asegurar que cuando la vida te pone a prueba y ves tan de cerca la muerte, hay un antes y un después en ella. Acabas valorando lo que de verdad importa, restando importancia a lo que no lo tiene y, una vez que pasa la tormenta, consigues la ansiada estabilidad mental.  Estabilidad que considero uno de los pilares fundamentales para salir de cualquier situación que nos desborde.
                El COVID-19 me preocupa, y mucho, entre otras cosas porque soy de alto riesgo al tener muy reducida la capacidad pulmonar, pero no puedo centrarme en eso si quiero seguir manteniendo un equilibrio psicológico y emocional aceptable.                                                          A la hora de llevar mi día a día en confinamiento me ayuda el  mantener un serie de conductas a modo de rutina que me dan sensación de estabilidad, unos horarios bien marcados, alimentación equilibrada, rehabilitación y unas programaciones diarias planificando mi día.            Todos sabemos que en cualquier casa siempre hay algo que hacer, y más cuando la chica de la limpieza tampoco puede venir y el mantenimiento corre por mi cuenta. Desde aquí agradecer  a Toñi, una de mis hermanas que, al vivir en el piso de arriba, baja siempre que puede a echarme un mano y que es el poco contacto directo que tengo de semana en semana con alguien, aunque muy distantes entre nosotras y con mascarillas dentro de casa por lo que pueda pasar. Las relaciones sociales se han limitado a hacer  vídeo llamadas.
                También he de reconocer que me considero afortunada al poder continuar mi trabajo y dar las clases vía telemática, aunque ello haya supuesto duplicar las horas de dedicación y reducir el avance, pero es una de las mejores vías de escape que me ayuda cada día a desconectar, al igual que a los alumnos, para los que está resultando bastante duro.
                Qué razón tiene esa frase de Friedrich Nietzsche, "lo que no te mata te hace más fuerte", porque si tengo que quedarme con algo positivo de todo esto es que vamos a salir fortalecidos y va  a haber un antes y un después en cada uno de nosotros de manera individual y en la sociedad de manera conjunta.
                Este aislamiento nos obliga a plantearnos la importancia de las relaciones y la interacción social y en parte, veo mejoras en las relaciones con los vecinos. Vecinos que antes, por nuestra vida mecánica y rutinaria, eran invisibles, ahora sirven como apoyo ante nuestra necesidad de compartir miedos y frustraciones. Los días son muy largos y monótonos dentro de casa y esto de charlar con ellos,  que ya se estaba perdiendo, ahora se ha convertido en terapia. Hasta ahora nunca habíamos valorado tanto un beso, una caricia o un abrazo.                                              
                Otra cosa positiva de todo esto es que se le está dando el valor que se merecen a todos los trabajadores de la sanidad pública, que se juegan su vida para salvar la de otros.       El planeta también nos los está agradeciendo con las caídas en los niveles de contaminación.

                 Este virus representa un tratamiento de choque para muchos males de nuestra sociedad, basada en la productividad y el consumo y que nos ha hecho parar y pensar. Pensar en ese tiempo que ha perdido su valor y plantearnos otra forma de vivir para poder sobrevivir...


Testimonio de Teresa Martín-Tadeo (Periodista) Mora (Toledo) 20 de Abril 2020


Tiene el móvil esa manía de recordarte a través de las fotos almacenadas, en mi caso demasiadas, lo que estabas haciendo un día como hoy hace justo un año o incluso algunos más. Y, ay, que ese bonito momento de nostalgia al contemplar una imagen, se ha convertido en estos días en un pellizco al corazón que te lleva a pensar lo fácil que era todo antes y lo poco conscientes que éramos de ello.

Quizá no sea lo más indicado en tiempos como estos, pero a mí me ha dado por ordenar fotografías e igual que las coloco en las distintas carpetas de la pantalla del ordenador, inconscientemente esos recuerdos van colocándose en mi cabeza… La boda de mi amiga en el mes de agosto, el viaje de verano a Oporto, las cañas de los viernes con los compañeros… Curioso que lo que antes parecía cotidiano, ahora cobre un valor tan especial que ha convertido la añoranza en el sentimiento común en cada uno de nosotros.

Antes presumía de orden y planificación, ahora ni miro el calendario. De hecho, es mi propósito firme estos días. No necesito saber si esta es la semana cuarta o la quinta de confinamiento. Sinceramente, prefiero perder la cuenta. Leí no hace mucho, que el tiempo tiene una medida diferente para cada uno de nosotros. Lo curioso es que ahora probablemente a todos nos pase igual: antes nos quejábamos de que las semanas volaban, ahora intentamos vislumbrar un futuro borroso con ganas de que las manecillas del reloj corran más rápido y salgamos de esta cuanto antes.

¿Y mientras tanto, qué? He caído en la cuenta de que ahora me saludo con la gente con la que me cruzo camino del trabajo, aunque no la conozca. Incluso intercambio unas palabras con mis vecinos más allá del “buenos días” de las mañanas de antaño. Estar separados, cada uno en casa, nuestro refugio en tiempos de zozobra, nos ha hecho estar más unidos.

Yo que trabajo en la radio y llevo años haciendo gala de una palabra que hasta ahora nunca había tenido tanto sentido, la compañía. He comprendido a la fuerza que este maravilloso medio de comunicación consigue derribar ese muro de aislamiento ahora que no salimos de casa. Realmente es una fortuna trabajar estos días y percibir cómo los que escuchan necesitan de los otros, nos necesitamos todos. Tristemente a las malas lo estamos comprobando.

Quizá me aleje de la finalidad de este texto o quizá no tanto, explicar cómo paso estos días de confinamiento. “Estar todos juntos”… Así contestó mi hija Clara, de siete años, a la pregunta de los deberes del colegio sobre lo que más le gustaba hacer. Tan sencillo y a la vez tan complicado porque nunca como ahora habíamos pasado tanto tiempo juntos… Vemos esas películas para las que nunca había hueco, leemos los libros olvidados en la estantería, hemos llenado la puerta de la nevera de dibujos y sí, hacemos videollamadas cuando nunca antes las habíamos hecho, a pesar de que los abuelos no viven cerca de nosotros. No todo es idílico, claro, pero espero que en ese futuro borroso al que antes me refería, cuando eche la vista atrás, la mente que es sabia y prefiere quedarse con lo bueno, escoja estos recuerdos y no la incertidumbre, el miedo y el dolor que también han marcado estos días.

Porque el reloj seguirá avanzando, desgraciadamente sin contemplaciones y de nuestra actitud dependerá sentirnos satisfechos por verlo transcurrir rodeados de quienes queremos. Incluso de sentir que podemos parar el tiempo si aprendemos a saborear esos momentos como nunca antes hacíamos. Entonces comprenderemos que es mejor no medirlo, sino convertirlo exactamente en lo que queremos, siempre que haya voluntad para hacerlo. Y eso a veces cuesta.


Testimonio de Adrián Torralbo (paciente hospitalizado) Calera y Chozas (Toledo), 20 de Abril, 2020

Llevo desde el día 7 de marzo encerrado en un hospital. Tuve mi accidente ese día, una semana antes de la declaración del estado de alarma y confinamiento de los ciudadanos. Me sucedió en Granada y hace pocos días que me trasladaron a Toledo.

A mí el confinamiento no me ha afectado para salir a la calle, tenía que estar necesariamente hospitalizado. En lo que si me ha afectado, es para que mis amigos y familiares estuvieran a mi lado, ya que no han podido, aunque con la ayuda de la tecnología no me está suponiendo un problema. También me ha afectado para llevar a cabo mi rehabilitación, ya que por precaución no me han podido llevar al gimnasio, utilizar aparatos, ni hacer todos los ejercicios que quizás me vendrían bien para llevar una recuperación más rápida.

Pero esto también tiene su otra cara de la moneda. No me estoy “perdiendo” nada ahí fuera. Mis amigos me cuentan que están en casa, encerrados, aburridos, algunos trabajando porque sus empresas no han cerrado o porque se dedican a la sanidad.


Por suerte ni yo, ni nadie de mi familia se ha contagiado del virus que está paralizando todo, incluso lo que para los lesionados medulares es vital, nuestra recuperación. Desde luego ahora es más importante pensar en el bien común, solucionar este gran problema que tenemos todos con los menores daños posibles, pero una parte de nosotros, al menos para mí, piensa egoístamente que sin el acceso a esos gimnasios, aparatos y ejercicios no podremos rehabilitarnos todo lo que podríamos en una situación normal. Pero ese sacrificio es necesario.



Testimonio de Lucía Blázquez ( familiar, novia de Adrián) Madrid, 21 de Abril 2020


Esta situación que estamos viviendo es una de las más difíciles a las que me he enfrentado en mi vida. Hasta hace unos días lo he llevado relativamente bien pero hace menos de una semana que trasladaron a Adrián a Toledo y aún no me hago mucho a la idea de no verlo todos los días. No obstante, con la ayuda de las nuevas tecnologías, la separación se hace más llevadera.

Personalmente, me sorprende lo bien que estoy llevando la situación desde el minuto uno del accidente, ya que yo que me consideraba mucho más débil que él. 

El confinamiento no me ha afectado mucho ya que soy una persona muy casera. En lo que si me ha afectado es en el hecho de no poder abrazar a mi familia, amigos o a mi chico, poder estar tiempo con ellos, porque aunque ya estoy en casa estoy confinada en mi habitación, ya que mi padre es grupo de riesgo y como llevo un mes y medio saliendo y yendo al hospital he decidido confinarme durante 15 días en mi habitación.

Como Adrián dice esto tiene la otra cara de la moneda y es el hecho de que no nos estamos perdiendo nada ahí fuera. Por suerte, en mi familia como en la de él nadie se ha contagiado de este virus que tiene paralizado a todo el mundo.




Testimonio de José H. Abenza ( paciente ingresado) Murcia, 23 de Abril 2020



Tuve mi accidente el pasado 12 de Marzo. Justo un día después se decretó el Estado de Alarma pero mi “estado” era peor que el de cualquiera en esos momentos ya que , además, condicionado por la pandemia, la atención y organización en los dos hospitales donde me ingresaron no fue tan buena como debía de haber sido ya que el Covid-19 les había desbordado por completo.

Pasadas tres semanas, llegué al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo lo que me ha ayudado a sentirme mejor y me ha hecho avanzar en mi rehabilitación. Podría decir que me ha hecho sentirme más aliviado.

En realidad, a mí el confinamiento me afecta realmente en la limitación del tiempo de rehabilitación. El hecho de no poder desarrollarla en toda su dimensión en el gimnasio, el no poder asistir a terapia ocupacional (T.O.) y el haber sido privado de las visitas de familiares y amigos que haría más llevadera la hospitalización.

Personalmente, lo llevo bien aunque sí me hubiera gustado que esta situación por la que estoy atravesando, no hubiera coincidido con el confinamiento.

Respecto a mi trayectoria personal, esta es la situación más difícil que he tenido aunque la jubilación fue también una etapa crítica de adaptación. Si no hubiera sido porque la Ley me obligaba a jubilarme, yo hubiera seguido trabajando hasta los setenta años. Mi profesión me gustaba y disfrutaba desempeñando mi trabajo.

Tras la jubilación, empecé a descubrir alguna actividades placenteras como viajar y hacer deporte. El buceo fue para mí uno de los mayores descubrimientos y tenía muchos planes y ahora, debido al accidente, producido precisamente buceando, todos esos planes se me han truncado.

No obstante, como soy persona de involucrarme en proyectos, ahora mi proyecto será el de mi rehabilitación implicándome al máximo en ella.


He aprovechado mi hospitalización para dejar por escrito mis últimas voluntades por si en algún momento de la misma mi salud se viera comprometida.


Una forma bella para recordarnos #Quédate en casa#

Lo que se puede hacer con unos pétalos de rosas antes de echarlos a la basura. Por Carmela Pozuelo



Poema al Coronavirus

Me hace llegar Juan José Camacho este poema. La verdad es que la gente está agudizando el ingenio y la creatividad.




Actualizado a 15 de Abril




Yoga en directo hoy a las 18 h para reducir el malestar y ansiedad generada por la enfermedad

https://www.youtube.com/watch?v=-RrYYGZlIQw


Poema de Walt Whitman para tener presente durante esta Crisis





A propósito del poema de Soledad Arnau, dejo la reseña de este libro "Pedagogías sensibles : Sabores y saberes del cuerpo y la educación"





Este libro muestra otras formas de pensar la pedagogía más allá de los tópicos predominantes y evidencia cómo algunos conceptos (cuerpo, soma, sarx, corporalidad, corporeidad, körpercorpsleib, corpofobia, corpografía) atrapan a quien se siente atraído por la pedagogía sensible. Se trata de conceptos que, a su vez, no se dejan atrapar: se convierten en palabras escurridizas que requieren un trabajo de profundización para poder aprehenderlas. La finalidad de todo ello es discutir so­bre las posibilidades de una mirada somática, de una pedago­gía sensible que se preocupe por esas otras dimensiones del sujeto que muy a menudo quedan ofuscadas por las técnicas de parametrización de la diferencia, por la clasificación, por la cuantificación, por la necesidad (injusta) de tener bajo control a todo aquel que vive en los márgenes y lo que puede repre­sentar de peligro para nuestras vidas.


http://www.publicacions.ub.edu/ficha.aspx?cod=08703

Actualizado a 14 de Abril

Iniciativa De Rehabilitación Complementaria del HNP : Concurso de mandalas

Buena idea para los pacientes durante el confinamiento.



Reto boca-pie Pintar un Arcoiris

Desde la Asociación de Pintores con la boca y con el Pie




Me escribe Marta de Frutos Roldán, expaciente del H.N.P. proponíéndonos esta inciativa

https://pintoresbocapie.com/unete-al-reto-bocapiechallenge/

Primer reto: Arcoíris  Del 10 al 15 de Abril






Poema de Soledad Arnau Ripollés

¡TAMBIÉN SOY CUERPO!

Soy cuerpo.
Eres cuerpo.
Somos cuerpo.
Cuerpos defectuosos.
Enfermos.
Humillados.
Castigados.
Discriminados.
Con menor valor moral y simbólico.
Cuerpos diversos.
Reclaman resistencia.
Quieren justicia sociopolitica, cultural y simbólica.
Buscan la igualdad en derechos.
Con el mismo valor moral y simbólico.
Soy cuerpo.
Eres cuerpo.
Somos cuerpo.
Cuerpos de mujeres, hombres o personas que permanecen fuera del sistema binario.
Cuerpos diversos.
Libres de ataduras.
No juzgados por sus formas, color o tacto.
Por estar aquí o allí.
Cuerpos encarnados.
Sienten, sufren, disfrutan, se erotizan.
Soy yo, eres tú, somos todas, todos y todes.
¡Somos cuerpo!
Soy mujer con diversidad funcional física,
por lo que mi cuerpo difiere respecto de una mayoría.
No formo parte de la feminidad hegemónica, pero mi feminidad diversa es igual de
válida, gratificante o sensual.
Tengo necesidades de apoyos humanos constantes y permanentes, pero mi condición no
debe servir como justificante para devaluar mi existencia, belleza o realidad.
¡También soy cuerpo!
Cuerpo maravilloso.
Que se mueve de otras formas.
A través de él, deseo, me excito, vivo, siento ...
Mi cuerpo me pertenece y no quiero que se juzgue mi existencia humana por mi cuerpo.
¡Soy cuerpo!

Soledad Arnau

Me siguen llegando atardeceres de los seguidores del blog

Los de Felipe Vila desde Nerja














El de La Chica del Jardín desde Madrid





Los de Tina Ruiz en la Playa de Valdelagrana del Puerto de Santa María (Cádiz)






Actualizado a 10 de Abril

Resiliencia y Covid-19 desde la página del Instituto Español de Resiliencia
Desde aquí podéis acceder a todos los Testimonios "resilientes" del Instituto Español de Resiliencia y a otros temas de interés relacionados.

https://resiliencia-ier.es/resiliencia-y-covid-19/

Actualizado 9 de Abril

Atardeceres para evocar momentos bonitos de Javier Lázaro
Para los apasionados a la fotografía siempre es tentador captar la luz cálida y a la vez siempre sorprendente de un atardecer, a veces supone el "esfuerzo de la espera" disfrutando y observando a través del objetivo cómo se va produciendo. ¡Yo no me lo pierdo!
En estos momentos de confinamiento, recordar éstas imágenes es muy gratificante. 


Un fuerte abrazo y cuidaros. 


Atardecer Mar Menor

Atardecer Santander

Atardecer Sansenxo
Atardecer Toledo Octubre 2019
Peñíscola


Muchas gracias, Javier, por compartir.

Yo cuelgo también este atardecer que tomé en Diciembre 2019

Toledo Diciembre 2019

Actualizado 8 de Abril

Mensaje Resiliente desde el Hospital Nacional de Parapléjicos


El Instituto Español de Resiliencia me pidió que en nombre del Hospital les hiciera llegar un mensaje de fuerza y esperanza frente a esta crisis.



https://www.youtube.com/watch?v=_KdYT0wGnK4&feature=youtu.be


Archivo de Relajación basado en el Método de Relajación Autógena de Schultz



Os dejo el acceso directo del mismo conducido por Nuria Pérez Pozuelo

https://hnparaplejicos.sanidad.castillalamancha.es/sites/hnparaplejicos.sescam.castillalamancha.es/files/documentos/paginas/archivos/metodo_de_relajacion.mp3

Yoga integral para hacer sentado

https://www.youtube.com/watch?v=w-7RdV-UPng


Atención a la Salud Mental del Complejo Hospitalario de Toledo




Actualizado a 7 de Abril




Actualizado a 6 de Abril

Cuídate para seguir cuidando. Atención Psicológica de los profesionales






Yoga integral para practicar sentado

Es de interés porque puede ayudar a las personas con diversidad funcional

https://www.youtube.com/watch?v=w-7RdV-UPng


Me manda Tina Ruiz Caballero, expaciente del H.N.P. y seguidora del blog un enlace al Concierto confinado de su Banda.La podemos ver en la penúltima fila (de arriba a bajo, la sexta por la izquierda).





Actualizado a 5 de Abril

Teléfonos de asistencia psicológica por COVID-19



Recomendaciones para cuidadores de personas mayores o vulnerables




Consejos pra llevar mejor el "Quedarte en casa"




Una acuarela preciosa realizada por Diego García Campo



Actualizado a 4 de Abril

Dormir pese al Coronavirus


El sistema inmunitario, que nos defiende de las agresiones externas por diversos agentes patógenos como virus o bacterias, también queda reforzado tras un sueño reparador. 

Por esta razón, desde la SENFC creemos necesario difundir a la población general unos consejos sobre hábitos e higiene del sueño que podemos adaptar a este momento vital. ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para cuidar nuestro sueño?


- Mantener en lo posible unos horarios estables para acostarse y levantarse
- Intentar exponerse a la luz del sol en las primeras horas del día
- Evitar siestas largas
- Hacer algo de ejercicio físico
- Mantener los horarios de comidas
- Controlar el uso de dispositivos electrónicos
- Intentar crear buenas rutinas de sueño

(Recomendaciones de la Sociedad Española de Neurofisiología Clínica)


Actualizado a 3 de Abril

Lo que nos cuenta Javier Lázaro 


Hoy es Viernes 3 de Abril, en vísperas ya de un Domingo de Ramos, digamos "un poco" diferente.



Han pasado ya más de 20 días de este confinamiento inesperado, pero a su vez obligado y necesario.

Cada mañana al despertar, cuesta creer que esta situación no sea un mal sueño, llegando a pensar "un día más, un día menos".



Se inicia la actividad casera diaria con un obligado ejercicio de rehabilitación, alguna tarea del hogar, un poco de inglés, una buena música, un rato de ordenador, una reñida partida de parchís "a por todas" y algo de lectura hasta llegar a las 8 de la tarde, el esperado momento de salir al balcón y pinchar "Resistiré", esa canción que nos levanta el ánimo para seguir apoyando y aplaudiendo a todas esas personas que están luchando fuera y con dureza contra éste COVID 19.



Ahora mismo, resuena en todos los informativos otra probable ampliación del confinamiento...se pueden sumar otras dos semanas sin poder tener cerca a los peques, abrazar a tus hijos y familia, a los amigos, recibir la importante ayuda de tu fisio de ASPAYM , ese café con tus compañeros de rehabilitación o esa nueva lección de tu profe en el aula de Inglés...


Si algo ayuda a sobreponerte, es estar convencido que con éste encierro, nos estamos protegiendo a nosotros mismos y a todos los que queremos, a aquellos que deseamos ver muy pronto y echamos tanto de menos.



Pienso y quiero pensar, sencillamente van a ser 15 días más, 15 días menos...



Todo esto pasará, seguro, y quedará en nuestros recuerdos como una larga pesadilla que nos llevó a valorar más los pequeños momentos del día a día en nuestras vidas.


Un abrazo muy grande de ánimo para todos.
Javier Lázaro (Valladolid)




Foto preciosa en la antesala de la Semana Santa


He visto esta foto preciosa que quiero compartir. Si alguien sabe a qué lugar corresponde esta puesta de sol que lo diga




Haz gestos, pequeños gestos


Me pasa nuestra amiga y seguidora "La Chica del Jardín" este bello gesto de la cadena NH ( en concreto del NH Avda. del Manzanares de Madrid) en agradecimiento a los sanitarios que están en primera línea. Los corazones son siempre bienvenidos.






Actualizado 2 de Abril

Programa de radio a propósito de los que estamos viviendo estos días.


Me ha hecho una entrevista Teresa Martín Tadeo en Canal Diocesano esta mañana que quiero compartir.


https://www.ivoox.com/m-angeles-pozuelo-la-psicologa-paraplejicos-audios-mp3_rf_49564126_1.html

La Primavera no sabe de confinamientos

Un ramo de flores que he recogido en el parking del Hospital

  • rúcula
  • amapola
  • muscari
  • gamón asfódelo
  • anchusa azúrea
  • lupinus (regaliz)
  • colleja
  • chrysantemun ( 3 tipos)
  • hypecoum
  • pico de cigüeña
  • lechetrezna


https://www.ivoox.com/m-angeles-pozuelo-la-psicologa-paraplejicos-audios-mp3_rf_49564126_1.html

Dibujos que hacen más llevadero el confinamiento hospitalario


Estos son los dibujos que le ha dedicado María de la Sierra a Sol, su amiga de infancia. Está ingresada en estos momentos  en nuestro Hospital. Sierra es maestra y ytiene como vemos dotes para la pintura y el canto ¡toda una artista!






Gracias por compartir

Apoyo Psicológico a los mayores que están solos


El Ayuntamiento de Olivenza pone en marcha un programa de apoyo emocional para personas mayores




Los oliventinos mayores de 65 años que vivan solos cuentan con una línea de contacto como acompañamiento emocional mientras persista el estado de Alarma decretado debido al coronavirus.
Este servicio está disponible de lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 horas, a través del teléfono 924 49 00 98 o mediante correo electrónico
El objetivo de los Servicios Sociales del consistorio es evitar que la situación de soledad pueda verse agravada durante el confinamiento domiciliario decretado por el estado de Alarma y para que sus necesidades puedan ser atendidas en este periodo de emergencia sanitaria.
También podrá solicitar este servicio cualquier vecino de Olivenza y sus pedanías que tenga conocimiento de alguna persona mayor que viva sola y precise del mismo.


Cuentos en tiempos de confinamiento


A lo largo de esta mañana colgaré unos pequeños cuentos de la India que encierran mucha sabiduría que nos serán de gran ayuda a todos los que estamos atravesando esta crisis generada por la pandemia.


Están narrados por Consuelo Quesada




Actualizado a 1 de Abril

Recomendaciones sobre Autocuidado en Salud Mental para Profesionales Sanitarios



Escribir un diario para paliar el dolor


La situación que nos ha sobrevenido nos ha pillado a todos por sorpresa y nadie hubiéramos imaginado vivr algo de esta envergadura. Ante el estrés, dolor y malestar generado por la misma, puede ser terapéutico escribir un diario sobre la expriencia. Yo lo hago.



https://www.youtube.com/watch?v=IlIXXJAHZVU&app=desktop


Actualizado a 31 de Marzo


Recursos de apoyo para las familias y para los profesionales sanitarios : Mañana 1 de abril de 18 a 19,30 h podéis conectaros los familiares a esta clase de Yoga en Directo



Escuela Mahashakti Yoga Integral



https://www.youtube.com/watch?v=IlIXXJAHZVU&app=desktop


https://www.youtube.com/watch?v=JEVb4gVnhZs

Actualizado a 30 de Marzo

Algunas reflexiones que merecen la pena

https://elpais.com/cultura/2020-03-25/nuccio-ordine-la-politica-neoliberal-ha-descuidado-los-pilares-de-la-dignidad-humana.html


Actualizado 28 de Marzo

Mindfull Viveka 


Esta practica unifica algunas propuestas de la práctica de Mindfulness, como acompañar la respiración y usarla como objeto, con una invitación a despertar la claridad mental y el discernimiento.


Espero que este tiempo de atención dirigida os de pausa para tomar perspectiva respecto a lo que os rodea y a la propia vida.


https://soundcloud.com/user-845108864/mindful-viveka-practica/s-bVWKR4K2eMi

Actualizado 27 de Marzo

Más recursos de Apoyo

Teléfono Colegio Oficial de Psicólogos de Castilla la Mancha





Psicología Abierta en Acción



Teléfono de la Esperanza de Atención Psicológica

Atención a Mayores en soledad durante el confinamiento



https://www.65ymas.com/sociedad/asociaciones-de-mayores/telefonos-gratuitos-combatir-soledad-mayores-confinados-coronavirus_13688_102.html


Actualizado 26 de Marzo

Recursos de apoyo 

Método de Relajación basado en el Método de Relajación Autógena de Schultz

Os dejo el acceso directo del mismo conducido por Nuria Pérez Pozuelo

https://hnparaplejicos.sanidad.castillalamancha.es/sites/hnparaplejicos.sescam.castillalamancha.es/files/documentos/paginas/archivos/metodo_de_relajacion.mp3

Impacto emocional del Coronavirus : "Este virus lo paramos unidos"



Apoyo emocional a l@s pacientes : Humanizando al asistencia

No puedo dejar de destacar cómo se está volcando el personal del Hospital Nacional de Parapléjicos con los pacientes brindándoles el apoyo emocional que no tienen al tener a la familia alejada. Se están involucrando impecablemente haciendo vídeo llamadas que los mantengan conectados con ellas. Ayer era  muy emotivo ver a las enfermeras de una cama a otra con el móvil.


Fundación Deporte y Desafío

La Fundación Deporte y Desafío da las tres claves para fomentar la actividad física y mental mientras estemos en casa: la importancia de estar activo, dar un buen uso a la tecnología y las redes sociales e invertir en diversión y pasar tiempo en familia.
En estos días complicados esta entidad que trabaja en la inclusión social de las personas con discapacidad ofrece unas pautas básicas de cómo afrontar esta situación de la manera más amena posible con una serie de actividades y juegos en casa.




Música en tiempos difíciles





Las horas pasan, el tiempo se ralentiza para muchos y se acelera para otros, terminando por preguntarnos cuándo terminará esta pesadilla.
Hoy me desperté pensando en los soldados durante la guerra; la música fue una válvula de escape para todos ellos, aquellas canciones que hablaban de amor y de la vida en el hogar en tiempos de paz. Letras que recordaban a sus novias, familiares y amigos y que llevó a un dato curioso de aquella época, los soldados del bando contrario se veían forzados a escuchar las canciones del enemigo, llegando a hacerse populares entre ellos; la música les llevaba a todos un mensaje de paz y amor.
El coronavirus es nuestro bando contrario y puede que no escuche la música, o tal vez sí. Si nuestras mentes están sosegadas ayudará a sobrellevar esta ‘guerra’; la sufriremos como soldados, de forma dolorosa en muchos casos y de forma paciente, porque nos queda la esperanza de que el reencuentro llegará a ser una realidad.
Actualizado a 24 de Marzo


¡Qué pena da ver ese Jardín siempre lleno de vida, sin pacientes, sin familias, sin profesionales y sin gansos! Esta era la imagen de hoy día 24 de Marzo a mi salida del trabajo.



De todos modos, la Primavera no sabe de esta pandemia y los árboles siguen brotando como corresponde a esta época de año. Ya está bien brotado el olmo y los plátanos de sombra se van llenando de brotes.

Ojalá y que esta pesadilla acabe pronto y todos podamos volver a llenar de vida este jardín.
Os dejo esta canción, "Viva la gente",  ahora que creo que todos nos hemos hecho más conscientes de la importancia de la gente en nuestras vidas
https://www.youtube.com/watch?v=TcBe2HqIIZo


Todos contamos, todos podemos hacer algo

“No soy más que uno, pero soy uno. No puedo hacerlo todo, pero puedo
hacer algo. Y por no poder hacer todo no quiero dejar de hacer el “algo” que puedo”.
E. Everett Hall 

La Plaza vacía de la que nos habla Javier Lázaro en su localidad, Laguna de Duero (Valladolid)



Antes del 15 de Marzo, Javier pudo tomar estas maravillosas fotos






15 de Marzo, un día después de declararse el Estado de Alarma

Hace días que nos viene amenazando este virus que fue declarado ya una pandemia por la OMS el pasado miércoles 11 de Marzo.

La OMS clasifica como pandemia al brote del nuevo coronavirus, denominado SARS-CoV-2, lo que significa que es una nueva enfermedad que se ha propagado a nivel mundial y de la que las personas no están inmunizadas.

https://elmedicointeractivo.com/la-oms-califica-como-pandemia-al-brote-del-nuevo-coronavirus/

Ayer un Real Decreto declara la situación de Estado de Alarma Nacional algo que supongo que ninguno de los lectores había conocido.

Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
https://boe.es/boe/dias/2020/03/14/

https://boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-3692

Por ello y por la responsabilidad que me toca, debo de dedicarle un espacio en el blog y colgar algunas de las recomendaciones que me van llegando.

Respecto a las visitas


Quedan restringidas las visitas a los pacientes ingresados TANTO SI EL PACIENTE ESTÁ EN AISLAMIENTO COMO SI NO.. NOTA DE ÚLTIMA HORA Se han suprimido todas las visitas salvo que el Médico Responsable de cada Unidad/planta considere que el paciente debe tener un cuidador a su lado.




Entiendo que para los pacientes que aún no han tenido la oportunidad de disfrutar de salidas extrahospitalarias y que llevan mucho tiempo encamados y/o hospitalizados, perder ese tesoro que son las visitas de sus seres queridos (familia, amigos) supone otra renuncia añadida pero deben de comprender que son ellos los más vulnerables y en riesgo, especialmente los mayores y los pacientes sometidos a ventilación mecánica a tiempo parcial o total.



Desde el viernes 18, momento en el que se han suspendido totalmente las visitas, ya se empieza a acusar en los pacientes los efectos de la pérdida, especialmente en aquellos pacientes que están "secuestrados" en su cuerpo y que la ausencia de movilidad en sus manos y la ausencia de voz, unido a la conexión a un respirador dificultan la interacción con su entrono incluso de modo virtual. Asimismo se acusa en los familiares que se muestran impotentes y desamparados.



Estoy manteniendo apoyo a familiares vía correo electrónico o conferencia y dando pautas.



Es dramático ver llegar pacientes de nuevo ingreso a UCI  y/o planta y tener que mandar marchar a sus familiares.



 Me hace llegar un vídeo Francisco Javier Peña Mateos con María, su madre apoyando emocionalmente a los pacientes y familiares ante la norma que impiden a los paciente recibir visitas. Fran sabe que el paciente del HNP es de gran riesgo y entiende que la Dirección del Hospital tome medidas para protegerlo frente a las amenazas aunque no puede ni imaginar lo que supone para un paciente estar solo sin el apoyo de sus seres queridos. Mientras lo cuelgo, dejo un lindo mensaje de su madre : "Hoy ha entrado la Primavera, una estación muy bonita, dos meses bellos Abril y Mayo, con Mayo no hay quien pueda y con nosotros no va a poder este virus".






Gracias a ambos por este emotivo detalle.

Respecto a los tratamientos

Se suspende el tratamiento de rehabilitación ambulatoria.

Precauciones a tomar

Se debe de extremar el lavado de manos con agua y jabón o presentaciones hidro-alcohólicas.


Teléfonos de atención


Más información de interés





Para la gestión de las consultas de revisión y citas programadas



NOTA : Iré añadiendo medidas según se nos vayan comunicando.


En respuesta al comentario emitido por Javier Lázaro quiero informar de algunos recursos que se están implementando para compensar el estado de confinamiento provocado a raíz del Decreto de Alarma como son la liberación de libros en formato e.book como este : "El paciente"de Juan Gómez Jurado


También estos sonidos de la naturaleza que nos regala Carlos de Hita siempre que el tiempo permite realizar la grabación. Aquí os dejo enlace y algunos de ellos : 


Otro interesante recurso para estos momentos es la práctica del YOGA . Os paso este enlace con Mabel García Porro sobre cómo practicar yoga integral desde la silla de ruedas


Recursos de Salud Mental para el manejo del malestar generado por el Coronavirus

Los objetivos de esta acción son, por un lado, identificar pensamientos y emociones desadaptativas que interfieren en la resolución adecuada de situaciones problemáticas, mejorando la gestión de estos; recuperar habilidades de comunicación interpersonal y de manejo de las emociones para una interacción efectiva con los pacientes, familiares y cuidadores en los procesos de identificación del problema, evaluación, comunicación del diagnóstico e intervención y seguimiento psicológico; y, por último dominar las habilidades necesarias para la comunicación efectiva, el trabajo en equipo y en grupos multidisciplinares.


Compartiendo reflexiones

Os dejo dos enlaces al blog de un compañero médico (Ángel García Forcada) que trabajó con nosotros, y muchos conocéis, porque creo que merece la pena que le dediquéis unos minutos ahora que disonemos de tiempo "detenido" en casa.




A pesar de todo, confiemos en que todo vaya bien. Aprovecho para compartir estas reflexiones de Vanessa Cordero Duque


Si hoy te quedas en casa nuestro abrazo no tendrá fronteras
La tarde cae sobre un cielo de nubes con sirenas de emergencia en sus formas… El atardecer brilla en un suelo vacío donde son pocos los ojos que se dejan caer sobre él, el silencio es ensordecedor pero también cómplice y solidario como la música o el suspiro que no soporta la distancia entre los labios.
Mas quédate en casa, no queremos más despedidas, ni más ráfagas de muerte, ni más dolor en las caricias modeladas de una madre, una abuela, una vecina, una persona… Cierra las puertas para que pronto volvamos a abrir los brazos y abrazar a los que ahora tenemos lejos…
Quédate para que nadie más se vaya, vamos a sostenernos entre nosotros, ya lo veis, yo solo tengo palabras, un teclado, un corazón a medias y unas fuerzas bastante limitadas, pero me sobran ganas, y balcones, y latidos y esperanzas, me falta el recuerdo, pero me sobran bolsillos repletos de anhelos y sueños.
Quédate en casa, retrasa las risas para que puedan brincar en compañía, para hacerlas más libres, más sanas, más limpias, olvídate de ti por un segundo, por un momento o por unos días… Piensa en las primaveras que les quedan a ellos, a ti, a nosotros, pero solo lograremos sentirlas y vivirlas si hoy te plantas ante el deseo de respirar aceras y parques, solo lo conseguiremos si te quedas en casa…
El cielo hoy grita enfurecido y nos muestra su rabia con un manto de nubes negras y una amenaza de lluvia que muchos aún se niegan a comprender. Al cielo también le duele perder… perder a los nuestros… perdernos. Al cielo también se le ha estropeado la realidad. A todos se nos ha movido el mundo de lugar.
Quédate en casa, la soledad y la distancia no duelen tanto como ir perdiéndonos, míralos, míranos, todos estamos asustados, todos tenemos miedo y ahora la conciencia debe atender a lo necesario, seamos responsables, abramos el alma y los sentidos a lo que de verdad importa… Quédate en casa y libera al mundo de esta situación tan dolorosa, apaga tus locuras y deja que la cordura se adentre entre tu ropa. No es tan difícil, créeme, nos puede pesar quizás este aislamiento, pero más les pesa a quienes están luchando por su vida en un hospital, a quienes están agotados peleando por salvarlos, a quienes nos prestan sus servicios y se ponen en riesgo para que tengamos todas nuestras necesidades cubiertas… Si ellos arriesgan su vida por salvar y proteger la tuya y tú no puedes quedarte en casa no mereces su tiempo, su atención, su valor… Si nosotros no podemos hacer algo tan mínimo al lado de su grandeza el cielo, al final de todo, se rendirá y nos mostrará la furia y el egoísmo que ahora está recibiendo, por parte de muchos, nuestro Universo.
Y ahora me dirijo a ti, maldito coronavirus, que nos estás robando la calma, el aire, el sueño y la vida. Estás arrancando de nuestro lado la paz, robándole aliento a nuestros caminos, vertiendo tinieblas en el alma y llenando de lágrimas las mejillas de quienes amamos.
A ti, que has llegado por la espalda, sorprendiéndonos a traición, alborotando nuestras rutinas y salpicándonos la piel de soledad y distancia.
A ti, valiente cobarde, que te cuelas en la garganta y trepas por los pulmones especialmente de los más débiles, de aquellos a los que ya no le quedan fuerzas, de los que ya lucharon demasiado… y ahora llegas tú, atropellando su pulso, con tu máscara de rebeldía y tu disfraz de adiós, llegas tú y todo es silencio y los amaneceres saben a dolor.
A ti, míranos, vamos a vencerte, por ellos, por los más frágiles, por nuestros mayores, por todos, tenemos las armas más poderosas, la solidaridad, la conciencia, el amor y la humanidad. Llevamos en nuestras manos cubiertas por guantes las caricias que ahora tanta faltan hacen, en nuestras bocas disfrazadas con mascarillas laten los besos que muy pronto volverán a rozar los labios, las mejillas y la frente de los nuestros… No, no vamos a permitirte que dejes nuestras vidas llenas de ausencias… Pronto, muy pronto, volveremos a sentirnos, y tú serás solo un maldito recuerdo que no olvidaremos pero que dejará de doler, algún día, con el tiempo… Solo miraremos atrás para darnos cuenta que esta lucha nos volvió a todos más cercanos, más fuertes, más honestos, más humanos…(Vanessa Cordero Duque)