sábado, 6 de abril de 2013

Un Hospital donde siempre sale el sol

Hospital de Parapléjicos visto por Roberto H.A.
El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo ya hemos comentado a lo largo del blog que no es un Hospital al uso del resto de hospitales. No lo es ni por el tipo de pacientes que ingresan ni por el carisma de sus profesionales de los que se dice que tienen un modo especial también de tratar a los pacientes y a los familiares de éstos desde su ingreso.

Este Hospital, ya lo dice Roberto en su dibujo donde lo representa "Único y grande" (no hay más que verlo a él con su "Abu Suso" al lado del macroedificio), es un Hospital donde siempre sale el Sol, haga frío o diluvie. Vieja y fea la fachada, los niños la revisten de belleza. Venir a ver a sus padres, hermanos o"abus" es toda una fiesta que hay que aprovechar. Lo venos paseando a su "Abu Suso" que no es un abuelo cualquiera. No lo hace especial la silla, ya lo era antes por su cercanía, gran corazón, capacidad de jugar, por su humor,entre otros. Ahora, si cabe, es más grande porque ve el mundo desde otra posición . Roberto es otro Sol, por eso pintó su nombre de amarillo.


Subido en su silla es el Rey. Desde ella puede contemplar mejor el jardín y las flores que hay en él. Es grande, muy grande, el "abu Suso".

Su hermana Nerea nos acerca una visión diferente porque no dibuja a su abuelo en la silla. Quizá tenga que ver con su dificultad de asumirla o con la esperanza de la recuperación funcional de su abuelo. Es posible que ella, como los adultos, al ser mayor que Roberto, su hermano, mire más adelante dejando escapar el momento precioso que se va aunque sea en silla de ruedas.

Toda la familia. Nerea H.A.
"Los niños siempre pueden enseñar tres cosas a un adulto : a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desean" P. Coelho

Dejo estos enlaces que Ch. nos ha sugerido


http://2.bp.blogspot.com/-5O4DXsrhFw0/UL3PB34prNI/AAAAAAAAAvo/Fj6zVpePQH8/s1600/cata%CC%81logo+de+abuelas_Page_35.jpg

http://1.bp.blogspot.com/-XUdvF8cS5Zk/UL3Ou4ImE4I/AAAAAAAAAvY/-c2M82m5_zs/s1600/cata%CC%81logo+de+abuelas_Page_06.jpg

http://3.bp.blogspot.com/-9_1eXIAGZ_Y/UL3P9NG-x5I/AAAAAAAAAwM/veX3NxxpmCY/s1600/cata%CC%81logo+de+abuelas_Page_09.jpg

Aprovecho para incluir el enlace al blog de Raquel Díaz Herrera http://rdh.blogspot.com

20 comentarios:

"La chica del jardín" dijo...

La visión de los niños, ¡qué diferente a la de los adultos! Me encanta, es fantástico.

Estoy segura de que para ellos el "ABU" es aún más especial que lo era antes de la lesión.

Los abuelos son una parte muy importante en nuestros días, ¡qué se lo digan a mi madre! Mis sobrinas prefieren estar en su casa que en casa de su madre. Yo, mejor no hablar, mi abuela es y será especial, viví tantos años con ella... Creo que fue mi "madre" realmente. Es el "ángel" que me guía y me guiará siempre, estoy segura. Mi ángel especial, y eso que en este Hospital he encontrado a "MIS ÁNGELES"

No perdamos nunca la sonrisa de un niño, ella nos ayudará a seguir el camino y a afrontar la cruda realidad con más naturalidad.

Los dibujos geniales.

Besos mil

Afrontando la lesión medular dijo...

Lo que me llama la atención, además, es lo bien que lleva la "Abu Merche" el que el "Abu Suso" sea el preferido del nieto.

Ya hice alusión en otra Entrada a los "ABUS" y es que tenemos cada vez más pacientes mayores y sus nietos son la ESPERANZA DE LA RECUPERACIÓN.

La sonrisa de los niños, es cierto que es, como decía Nino Bravo : "La luz que alumbra el camino".

Roberto es un sol por eso pintó su nombre de amarillo.

¡Es impresionante lo que el grafismo encierra!.

Betty dijo...

Los abuelos disfrutan de malcriar a los nietos y están liberados en parte de la responsabilidad de educar, aunque esto es muy relativo. Pero les da la libertad para ser un poco niños y creo que por eso la relación es tan maravillosa. Es curioso, lo complicado que resulta a veces la relaciones entre diferentes generaciones mas cercanas y la complicidad que se crea con un salto generacional tan grande. Supongo que será por lo generoso de la relación, ya que ni nietos ni abuelos pretenden sacar nada de la relación, sólo disfrutarla.

Los niños tienen mucho que enseñar, estoy totalmente de acuerdo. Hay que dejarse sorprender y dejar un resquicio para que el niño que llevamos dentro escape de vez en cuando. ¿A nadie le apetece alguna vez, pasar de todo y mojarse bajo la lluvia, manchar a alguien con la nata de un pastel, pisar charcos, o pasar por ellos sobre ruedas (Tengo un amigo que lo hizo en enormes y profundos charcos, con las bicicletas, con los niños y su mujer, lo grabó y disfrutamos todos de una experiencia divertidísima), hacer guerra con bolitas de pan o fabricar una cerbatana con un bolígrafo BIC y granos de arroz?

La palabra inocencia, tan intrínseca a la infancia implica sinceridad, ilusión, sorpresa, sencillez, empatía, locuacidad, investigación y con todo ese mejunje “felicidad”. Todos deberíamos llegar a “Viejos” para disfrutar de una segunda niñez.

El hospital será feo por fuera, pero es evidente que es bell por dentro, y los niños sólo ven lo importante.

Mº Ángeles, genial la frase “Roberto es un sol y por eso pinta su nombre de amarillo”. Esta, me la apunto para mi mundo de colores.

Afrontando la lesión medular dijo...

Betty, haces maravillas con las palabras, has aprendido, como los niños, a jugar y disfrutar con ellas ¿has hecho alguna vez un pastel de letras?. Con las letras podemos hacer infinidad de cosas y... hablando de mayores, las "sopas de letras (las de los pasatiempos) son muy buenas para la estimulación cognitiva" y para los peques, una sopa de letras para cenar. ¡Quién no jugó alguna vez con las letras de la sopa, antes de saborearla!.

Mamisol dijo...

¡Cuánta razón tenéis!. Los abuelos son una parte imprescindible en la formación de un niño, son una pilar fundamental en su educación. Como dice Betty ellos pueden malcriar a sus nietos, puesto que la responsabilidad final es de los padres. Tendrían que ser eternos.

A mí me da mucha pena ver a tantos abuelos mayores cuidando por obligación de sus nietos.

Los niños nos enseñan todos los días muchas cosas; con esos ojos de inocencia, nos guían y nos transmiten tranquilidad, paz,… No deberíamos NUNCA perder la parte de niños que todos llevamos en nuestro corazón. Tenemos que desinhibirnos y hacer cosas con y como ellos. ¡SON TAN NATURALES!

macgo dijo...

Una entrada que, aparte de emotiva, refleja como los niños y niñas son capaces de vivir la lesión de manera más natural que los adultos. Lo decías el otro día cuando al acabar una sesión de afrontamiento, un nieto le dijo a su abuela. ¿Ves? También se puede ser feliz en silla de ruedas. No es la frase literal pero sí el espíritu.
Pero se me ha cruzado el cable, y no te asustes, y debido a mi deformación profesional, quisiera hacer referencia a como los niños y adolescentes viven en sus propias carnes la lesión. Diré, lo primero, que es lo que más me ha hecho sufrir en el hospital pero, a la vez, quienes más me han ayudado a relativizar lo que me ocurría. He tenido trato con muchos de ellos. Fíjate que hasta fui invitado a la fiesta de Papá Noel sin ser pariente de ninguno de ellos. Muchos de mis mejores ratos en el hospital los he disfrutado con ellos.
Muchos de los que hemos estado allí buscamos o encontramos personas de referencia que por su actitud, positivismo, alegría,… pudieran ayudarnos a encajar mejor la lesión. Yo encontré a mi mujer, T., a J. y a M. entre otros y otras. Por cierto: sigo sin poder contactar con J. Me tiene preocupado.
M. ya no es una niña aunque esté en la planta de niños. Posiblemente cuando entró en el hospital era una adolescente feliz, responsable, estudiosa, respetuosa con su familia, llena de amigos y amigas. Ahora ya es una joven maravillosa que terminará convertida en una mujer valiente, fuerte, solidaria, generosa, con ganas de comerse el mundo a bocados. En lo primero que me fijé de ella fue en su sonrisa. Me cautivó. Es la sonrisa más limpia y bonita de todo el hospital. Poco a poco empecé a hablar con ella y me emocionó como de su boca solamente brotaban pensamientos positivos. Me dí cuenta de que a pesar de llevar más de un año con la lesión, no se había rendido nunca y eso hizo que mi admiración hacia ella fuera aumentando día a día. Cuando tenía momentos de bajón pensaba mucho en esos referentes pero sobre todo en ella. ¡Qué gran lección de vida!
Nunca he llorado en el hospital ni fuera por lo me ocurrió, pero ella y sus compañeros fueron los primeros que consiguieron arrancarme esas lágrimas. Aquella tarde todos los que estuvimos en el gimnasio acabamos con los pelos de punta. Mi mujer y yo no paramos de llorar en toda la tarde. Si ella lee esto sabrá a qué me estoy refiriendo.
También hemos reído juntos como cuando me disfracé de bebé en el carnaval y fui a verla al gimnasio. No olvidaré su gesto con el dedo en la cabeza diciendo: ¡Estás loco! Muchas veces vuelvo a ver las fotos de ese día. O la anécdota del domingo de carnaval cuando los dos llevábamos muchos días ocultándonos de que nos íbamos a disfrazar y jugando con ese misterio hasta que aparecimos los dos vestidos de piratas.
Siento si he desvariado un poco del tema inicial pero creo que esta visión aporta otro punto de vista al tema propuesto: la resiliencia con las que los niños afrontan la lesión.
Ánimo M. Sabes que te quiero y que esa visita prometida cuando vuelvas a casa sigue pendiente

Afrontando la lesión medular dijo...

Esta mañana pasé un rato agradable en una librerí ydescubrí un cuento (no tome bien nota y no encunetro la referencia ahora). Creo recordar que se llamaba . "Cuando seáis niños". Un cuento poco habitual de apoyo a los mayres contado desde la perspectiva del niño. Los nietos les cuentan a los abuelos todo lo que les irá sucediendo cuando, de nuevo, sean niños. Una visión original sobre el envejecimiento, contada con ternura.

Estoy contigo, Mamisol, deberíamos de recuperar la inocencia de la infancia y disfrutar con las pequeñas cosas, pisando charcos, comodice Betty, si es preciso.

En este mes de Abril se inaugura la Exposición de Dalí en el Museo Reina Sofía. He visto una foto de Dalí que nunca hubiera imaginado, en Cataluña, con más de 20 años, saltando a la comba, disfrutando como un "enano", que es la imagen que más me ha gustado de todo el reportaje de la revista ARTE que me he leído.

Afrontando la lesión medular dijo...

Creo, Macgo, que no te has ido del tema pues todo está relacionado.

Ya he dedicado alguna Entrada en el blog, el pasado año, a analizar cómo perciben los niños la "discapacidad" en ellos mismos y las lecciones que nos dan a los mayores.

Nunca olvidaré aquél 8 de Febrero cuando llegaste a mi consulta disfrazado de bebé. No he conseguido tener una foto mejor (ya hablé ayer con Marta) del momento así que hay que conformarse con la que colgué en su día en el blog. Recuerdo que me dijiste que con solo haberle sacado una sonrisa a M, ya había valido la pena el disfraz. Esa sonrisa tenía más valor que otras pero no te olvides que nos alegraste el día a más de uno.

Seguro que J nos sigue y te lee aunque no comente.

Gracias por tus reflexiones que siempre interesan y seguro que ayudan a mucha gente.

"La chica del jardín" dijo...

Hola amigos!

¡Tendríais que a ver visto la cara de "ABU MERCHE" cuando le he dicho que los dibujos de sus nietos estaban en el Blog! No puedo expresar con palabras la cara de sorpresa y alegría que se le ha puesto. Un rato después, ha venido a buscarme, me ha pasado el teléfono, era su hija, y no sabían la dirección del Blog, pero también estaba emocionada.

Los niños siempre nos traen una sonrisa a la cara, son tremendos.

Frasecillas:

"Los niños son el reflejo de la bondad olvidada de los adultos"

"Los niños son como el amanecer de cada nuevo día, lleno de esperanzas y alegrías"

"He nacido siendo un niño y moriré siendo tal"

No tengo el nombre de los autores, pero son verdades como puños.

Afrontando la lesión medular dijo...

Eres una gran difusora del blog.

Yo pensaba decírselo a ABU SUSO y a ABU MERCHE el lunes. Supongo qie les has proporcionado el enlace ¿no?.

Fíjate qué fácil es hacer feliz a alguien. Esto me recuerda al hijo de un paciente que estaba emocionado porque salía en un video que yo edité sobre los pacientes, su familia, amigos etc.

Yo tengo otra frasecilla (la puse en el video del que os hablo)."Los niños son la esperanza del mundo".

Gracias por tu acercamiento y generosidad. Gracias por hacer feliz a Merche ya su hija.

"La chica del jardín" dijo...

No tienes que darme las gracias, es lo que salió de mi en el momento en que la vi, es un placer difundir "un medio tan importante", aunque muchos no lo vean así.

Siempre me gustó compartir y ahora... aún más, me has enganchado y ya espero con impaciencia, jajaja, el de mañana (es broma)

Besos

Esparanza Contreras dijo...

Hola, me llamo Esperanza.Soy Venezolana y recientemente estuve en Meco, pasando una temporada, donde tuve la dicha de conocer al abu Jesús y la abu Merche,a Ma. Jesús e Ismael y a mis chiquitos Roberto y Nerea. Son una gran familia que me brindaron un gran cariño y amistad. Como recuerdo mis largas charlas con el abu a la salida del cole, cuando acudia solicito a buscar a sus nietecitos. Como extraño las caminatas que hacia con Merche y como me contaba de la relación especial entre Roberto y el abu!Desde aquí, desde mi país estoy en permanente contacto casi diario con la familia y trato de darles mi apoyo y cariño. Hace poco les llame mientras estaban en Toledo y tuve la dicha de charlar un poquito por el cel con Jesús y me impacto gratamente escuchar claramente sus palabras.Aprovecho la ocasión para agradecer el esmero en la atención para con ellos, del personal y los médicos del Hospital.Siempre estoy al tanto de las actividades que haceis los domingos para los pacientes y sus familiares, a traves de fotos que me envía la familia. Yo me vine un dia después de la operación de Jesús y no pude verlo, pero mi corazón ha estado siempre con el y se que pronto se recuperara y ahora si que querra acompañarnos a Merche y a mi a caminar por las calles de Meco, ya que era renuente a hacerlo. Gracias a todos y que Dios los Bendiga y les de sabiduría y mistica para recuperar a sus pacientes!Ahhhh cuando regrese a Madrid ire a conocer el Hospital, tengan la seguridad de ello!

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias Esperanza por tu consideración hacia el Hospital.

Se ve que Merche Y Suso son gente estupenda. Espero que Roberto y Nerea vean sus dibujos en el blog.

Cuando vengas por el Hospital, espero conocerte. Gracias por tu entrañable comentario.

Afrontando la lesión medular dijo...

Siento haberme retrasado en colgar el de hoy. Yo creo que va dar juego.

La que has liado,ya estamos fuchados en Venezuela.

María Asturias dijo...

"Los niños son la Bendición del mundo" pienso que nuestros pequeños siempre nos dan grandes lecciones de vida, su corazón es grande, y su actitud es positiva, y clara, sera que no se complican? pero en ellos encontramos siempre el refugio y la sonrisa, un fuerte abrazo

Afrontando la lesión medular dijo...

Los niños siempre sacan de nosotros lo que de niños tenemos. Ya se ha comentado aquí y Veo que sucitan comentarios con más facilidad.

"Lecciones de vida", otro buen tema para tratar.

¡Protejamos la infancia!

Gracias María.

Anónimo dijo...

Y cuidemos a nuestros mayores. A nuestros infantes de pequeña y mediana estatura se les conoce como la "generación de l@s abuel@s": están a su cuidado muchas horas, tantas como dure la jornada laboral de los padres [con la situación actual veremos otra vuelta de tuerca]. Para ell@s, en la figura de la abuela, mi homenaje con algunas imágenes de este entrañable libro:
"Abuelas de la A a la Z" de Raquel Díaz Reguera -maravillosa, por si queréis explorar-

http://3.bp.blogspot.com/-sRzfdeucM3I/UL3QU_2lcBI/AAAAAAAAAwU/dpZqhx5nSSg/s1600/Sin+ti%CC%81tulo-1.jpg

http://2.bp.blogspot.com/-5O4DXsrhFw0/UL3PB34prNI/AAAAAAAAAvo/Fj6zVpePQH8/s1600/cata%CC%81logo+de+abuelas_Page_35.jpg

http://1.bp.blogspot.com/-XUdvF8cS5Zk/UL3Ou4ImE4I/AAAAAAAAAvY/-c2M82m5_zs/s1600/cata%CC%81logo+de+abuelas_Page_06.jpg

http://3.bp.blogspot.com/-9_1eXIAGZ_Y/UL3P9NG-x5I/AAAAAAAAAwM/veX3NxxpmCY/s1600/cata%CC%81logo+de+abuelas_Page_09.jpg

Y un beso de los grandes.

Ch.

Afrontando la lesión medular dijo...

Perdona, Ch. pero este Comentario lo acabo de rescatar de la bandeja de Spam. Miraré los enlaces cuando tenga tiempo y te respondo mejor. Gracias de nuevo.

Buscando senderos, como Dorothy y Alicia, por eso pensé en el Mago de Oz y Alicia en el país de las Maravillas.

Afrontando la lesión medular dijo...

Acabo de colgar los enlaces en el Post. Gracias, Ch, por este maravilloso regalo.

Afrontando la lesión medular dijo...

He colgado tmabién el enlace al blog de Raquel Díaz Reguera que no tiene desperdicio.