lunes, 18 de noviembre de 2013

El ángel "Marín"

Dra. MªÁngeles Marín. Foto: "La Chica del Jardín".

Hay quien dice que la Dra. Marín es un ángel, no solo porque se llame MªÁngeles sino por cómo se preocupa o vela por sus pacientes. Ella trabaja en la Unidad de Vigilancia Intensiva del Hospital
Nacional de Parapléjicos de Toledo y ya lleva con nosotros muchos años aunque hubo un tiempo que regresó al Hospital Virgen de la Salud, su Hospital, por temas laborales.

Quien ha pasado por la UVI y ha tratado con ella coincide en su aura angelical. Recuerdo unos padres que venían de la CCAA de Andalucía e ingresaban muy asustados que me dijeron cómo ella los tranquilizó al llegar. Dar confianza y seguridad al paciente y a la familia favorece la adaptación del paciente lo que contribuye a su buena evolución. Tener un Equipo que vele por el paciente es tan importante y reduce tanto la ansiedad, angustia vital y miedos que podría, incluso, reducirse la prescripción de psicofármacos.

Las personas que eligen la carrera de Medicina, lo hacen por motivos humanitarios y a  pesar de ser una carrera de mucha carga vocacional no todo el mundo tiene habilidades para desempeñarla especialmente cuando de trata de que el médico esté en contacto con el paciente y la familia y , más aún, cuando se trabaja al frente de Unidades o servicios (Cuidados Paliativos, Oncología, Lesionados Medulares, entre otros). donde la comunicación de malas noticias es lo que predomina. Así pues, se necesitan grandes dosis de optimismo y empatía para bregar día a día con el sufrimiento humano.

La Dra. Marín ha tenido que estar simultaneando su labor de médico con la de familiar debido a tener ingresada a su madre en dos ocasiones, la primera un largo ingreso y la segunda de menor duración y gravedad,.

Hablé recientemente de lo que supone ser paciente siendo médico. En esta ocasión, hablamos de ser médico y familiar al mismo tiempo con la peculiaridad de ser médico del hospital y Unidad donde ingresa tu familia e, incluso, tener que tratarla.

Dedicar esta Entrada a ella no excluye al resto de excelentes profesionales de la Unidad donde trabaja.



7 comentarios:

"La Chica del Jardín" dijo...

Dra Marín!!!!!!!!!!!!

Al menos para nosotros, si que es un "ÁNGEL", increíble el apoyo y su saber decir y hacer.

En los duros momentos de nuestra estancia en el Hospital, siempre hemos tenido a nuestros "ÁNGELES" cerca, ella en especial ha salvado la vida de Manuel, y no hay oro en el mundo para pagar eso...

¿Qué puedo yo decir? No solo es un ÁNGEL, es mucho más, el cariño y apoyo recibido en los duros momentos y en los actuales no tiene medida... En momentos difíciles, siempre la llamaba a ella, y lo mejor de todos es que siempre estaba disponible.

Aún tengo en la mente uno de los sustos que nos dio Manuel, me fui a hablar con "MI ÁNGEL, MARÍN" y allí me encontré a mi otro "ÁNGEL, POZUELO", ¿Qué más se puede pedir? en un pasillo, echa polvo y mis "ÁNGELES" fusionados en un achuchón, y las tres preocupadas por MANUEL... SIN PALABRAS

Podría hablar horas, pero en resumen: "GRACIAS DRA. MARÍN POR EXISIR Y CRUZARTE EN NUESTRO CAMINO, TE QUEREMOS... Y LO SABES"

Besos ARCO IRIS, cargados de amor y cariño para todos los "ÁNGELES" que nos rodean en el hospital y para todos los seguidores que, en cierto modo, tambien son "ÁNGELES"

Afrontando la lesión medular dijo...

Ángeles o no, hay muchas personas que saben "cuidar" y velar bien por los pacientes. Profesionales vocacionales. Son "ángeles" en el trabajo y en su familia, es una actitud frente a la vida.

Hay ángeles familiares (más de los que nos creemos). Ya dediqué una Entrada el pasado año en homenaje a la hermana de un paciente muy especiales los dos (Ver "Ángeles sin alas").

Gracias, "Chica del Jardín" por lo que nos das tú también y por ser otro "Ángel".

macgo dijo...

Cuando ingresé en la UVI del HNP mi cabeza no estaba para muchas cosas. Dentro de la confusión en la que me encontraba, con mis dificultades respiratorias, mis delirios, sin poder hablar en con tré dentro de aquellas paredes mucho afecto y mucha dedicación. Está feo personalizar porque dejas a muchas personas fuera de este cometario y no es mi intención.Pero dentro de esas personas,porque para mí son personas antes qe profesionales,hubo dos personas que, aparte de mi mujer, tiraron de mí con todas sus fuerzas y cariño. Una de ellas fue Mª Ángeles Marín.El cariño,el mimo, la comprensión, la humaniad que tanto mi mujer como yo recibimos de ella no se puede cuantificar ni medir. Sólo sentir con el corazón.De la segunda persona hablaré después pues estaba muy relacionado con ella.
Ella supo tener siempre una sonrisa,dulzura en su voz, tranquilidad, serenidad,cariño,... todo aquello que en aquellos difíciles momentos más se necesita. Nos hizo sentir especiales, nos acogió, nos mimó y eso es muy difícil de olvidar.
A los pocos meses, cuando ya todo se iba asentando y comenzaba la rehabilitacón,ella no se desligó de ese proceso.Nos paraba, nos daba un agradable y cálido beso, nos animaba,compartíamos los momentos que yo pasaba con su madre, una mujer encantandora quesiempre tenía una broma que hacerme en el gimnasio, en los pasillos,...Su sola presencia era una inyección de energía que me aportó algo que para mí fue muy importante:Fe.
Y aquí entra la segunda persona a la que me referí en otra ocasión. La vida hizo que esos dos espíritus tuvieran una muy estrecha relación.Esa persona fue el Padre Antonio Garzón. Sé que si lee ésto le va a producir una punzada de dolor pero lo que diré ahora la reconfortará. Me enteré tarde de la enfermedad de Antonio. Pero cuando me contaron como sucedió todo me alegré de que fuera Mª Ángeles quién esuviera con él en esos duros primeros momentos, quién lo acompañara y cuidara de él.Un ÁNGEL cuidando de otro ÁNGEL.Luego Dios quiso levarse a Antnio con él. Más de ua vez estuve a punto de llamarla pero el miedo a saber lo que ya imaginaba y mi cobardía me lo impidió.
Durante mi estancia en el hospital tuve algunos referentes que me ayudaron a superarme cada día. Ahora me doy cuenta de que no eran referentes. Eran ÁNGELES puestos en el camino de mi vida. Ellos dos no tuvieron el privilegio de ser ls primeros (el primero fue una enfermera de la UVI de Valladolid que trabajó antes en el HNP llamada Maia o Maya)pero sí tienen un lugar preferente en nuestros corazones, ese órgano en el que reside nuestra inteligencia cardiaca, la que da cabida al amor, la compasión, el perdón. No pasa un día sin que dé gracias por seguir vivo y sin que me acuerde de esos ÁNGELES que encontré en el HNP y que han seguido apareciendo en mi vida después de mi salida de él.
Un beso muy fuerte para ti, MªÁgeles, de Teresa y mío y nuestras oraciones por nuestro querido Antonio.
Te ruego Mª Ángeles que le hagas llegar este comentario de alguna manera.Gracias también a ti por haber abierto las puertas de tu blog a ese ser tan bello.

Afrontando la lesión medular dijo...

Sobran añadidos a tu emotivo comentario que mañana mismo haré llegar a nuestro "Ángel" Marín.

Otro fuerte abrazo para Teresa y para tí.

"La Chica del Jardín" dijo...

El comentario de Macgo... es la vida misma en el HNP, nosotros que también tuvimos la suerte de encontrarnos con los dos "ÁNGELES" de Macgo, pensamos exactamente igual.

Besos Macgo y Teresa (aunque no nos conocemos... si tenemos sentimientos parecidos y hay algo importante que nos une...)

Besos

marin dijo...

Muchisimas gracias queridos amigos por tanto cariño como recibo de vosotros.
QUERIDA MARIANGELES :¡PASO UN POCO DE VERGUENZA!PERO OS LO PERDONO PORQUE OS QUIERO MUCHO.
EL DAR CARIÑO EN ESTE HOSPITAL NO CUESTA PARA MI NADA PORQUE OS DEJAIS QUERER Y ADMIRAR.
CASUALIDADES DE LA VIDA SIEMPRE PENSE QUE MIGUEL ANGEL Y TERESA HUBIERAN HECHO UNAS MIGAS EXCELENTES Y PROFUNDAS CON CARMEN(LA FISICA DEL JARDIN DE ARQUÍMEDES) Y SU MARIDO ,MAUEL(SANTO VARON DONDE PUEDA HABERLOS)
MUCHOS BESOS.LE PEDIRE A VUESTROS ANGELES DE VERDAD QUE OS CUIDEN COMO MERECEIS Y OS PROTEJAN EN TODO.
MIL GRACIAS Y MUCHISIMOS BESOS PARA TODOS.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias a tí. Mereces este Post y más. Sigue "velando" por tus pacientes, por los tuyos, por tí.

Las cosas se me complicaron estos días y no he podido personalmente darte las gracias y un "achuchón"