sábado, 30 de noviembre de 2013

El Gorrioncillo del Jardín

Foto cedida por "La Chica del Jardín"
No se qué tendrá el Jardín de Parapléjicos que hasta a los gorrioncillos les resulta atractivo. Se ve que han visto que es un buen sitio con una buena gente a quien arrimarse.

En otra ocasión hice mención a otro sociable gorrión que frecuenta el Café de Oriente de Madrid http://www.youtube.com/watch?v=N0DkaM5l1bA

Cuando se ha estado a punto de perder la vida, ser superviviente se convierte en el acicate principal en la rehabilitación. Ya he hecho alusión en varias ocasiones que es, a partir de ese preciso y precioso instante, cuando se produce un cambio en el modo de mirar el mundo en general y la naturaleza y a las especies animal y humana en particular. Es ese cambio de valores es ese nuevo horizonte de contrastes que se pone delante del lesionado como si nunca antes hubiera sido tan consciente. Es por ello que el "simple" gorrioncillo se convierte en aliado y amigo hasta el punto de compartir el menú, las patatas o aceitunas del aperitivo o el panecillo sobrante

Manuel dando de comer al gorrión. Foto cedida por "La Chica del Jardín"

Espero que los gorriones sigan formando parte del paisaje urbano de las ciudades a pesar de la contaminación y del Jardín del Hospital .Espero, asimismo, que no perdamos la capacidad de sorprendernos y disfrutar de las pequeñas cosas que la vida nos regala cada día.

Dejo este enlace de la Canción de J.M. Serrat "Como un Gorrión". http://www.youtube.com/watch?v=OpaVdH_2U4o

6 comentarios:

Betty dijo...

Los gorriones son desde hace años grandes supervivientes de las ciudades. Han convivido durante años con el ser humano. Seguro que son conscientes de que somos algo simples y puede que hasta un poco tontos, pero este pequeño inteligente seguro que se ha dado cuenta de que la mayoría de las personas somos buena gente, o, por lo menos lo intentamos. Hay que ser muy «canalla» para incomodar a esos pequeños seres. El hambre y el ingenio les ha ido haciendo más osados. Puede que también la empatía, si son conscientes de la lucha personal por la supervivencia de los hombres en las ciudades, donde se enfrentan solos a sus problemas, aunque estén rodeados de gente.
Feliz fin de semana y besos con olor a chimenea.

Afrontando la lesión medular dijo...

Yo creo, Betty, que los gorriones, como otros anumales, saben bien a quién arrimarse.

A mí me sorprende con qué poco se conforman y con qué pocos recursos y reservas pasan el invierno. Creo que, junto a los mirlos, son lás únicas aves en quienes había reparado cuando viviá en Madrid. De esto hace ya 33 años. Ahora se algo más de aves y de etología.

Besos dorados de Otoño.

"La Chica del Jardín" dijo...

Los gorrioncillos del Jardín, son animales muy listos, a pesar de los pocos recursos que tienen, saben quién le da un poco de alimento / energía para sobrevivir...

El viernes, rodearon a Manuel, tendríais que haberlos visto, casi se le suben al pie.

Pero el gorrioncillo de las imágenes, sigue persiguiendo a Manuel, todos los días le visita y Manuel comparte sus snacks, los dos felices...

Nunca vi gorriones tan atrevidos, salvo en Granada, que se acercan al ser humano sin miedo y casi comen de su mano.

Está claro que en este lugar aprendemos a disfrutar de las pequeñas cosas, nunca había visto a Manuel disfrutando con su "amigo gorrión"

Besos noctámbulos

Afrontando la lesión medular dijo...

¿Qué va a ser del gorrioncillo cuando se vaya Manuel este mes?. Creo que somos unos cuantos los "gorrioncillos que os echaremos de menos.

"La Chica del Jardín" dijo...

Qué acertada la canción de Serrat!!!

Pero en la mano de Manuel casi comió...

Besos gorrionescos

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya me había olvidado del Serrat de aquéllos años. Fue muy grato recordar esa tierna canción que, efectivamente, es muy acertada para el Post. Gracias por comentar y seguir avivando la llama.