jueves, 6 de noviembre de 2014

Sandalias desiguales, sandalias diversas

"Diferentes pero válidas" Foto Carlos Monroy

Todos necesitamos poner un punto de humor en nuestras vidas. Hoy quiero poner ese punto y sacar una sonrisa a los seguidores como me la sacaron a mí ayer. Pasó que una paciente, Esperanza, reparó en que me había puesto una  sandalia diferente en cada pie, algo insólito en mi persona porque si algo soy es nada despistada.

Nos echamos a reir con ganas. Esperanza pensó que había sido consciente al ponerlas y que ello me daba un punto de desenfado y originalidad. Esto me hizo reflexionar y llevarlo, cómo no, al mundo dónde me muevo, el de las diferencias y la diversidad ¿Acaso las sandalias resultaban más feas por ser diferentes?

Continúé pensando acerca del tema de las diferencias . Esperanza, que me hizo consciente de que mis sandalias eran diferentes, lo hizo porque miró mis pies lo que no habían hecho un montón de personas con las que me había cruzado en el Hospital antes de que ella me viera. Esperanza llevaba un abrigo que no por ser diferente o desigual no es despreciado sino todo lo contrario : este tipo de prendas (seguro que muchos de los seguidores conocéis de qué prendas hablo) son más caras que otras y son valoradas por la originalidad,  por sus diferencias. ¿Por qué mis sandalias, desiguales, entonces tendrían que ser rechazadas?.Recuerdo otra marca de calzado a quien se le ocurrió la idea de hacer unos zapatos diferentes pero jugando con la simetría.

Podría ponerse de moda la "discapacidad" y ya no serían discriminadas las personas portadoras de una "discapacidad". Este video que colgaron el otro día en el facebook de la Fundación del Hospital  https://www.facebook.com/fundacionnacionaldeparaplejicos?ref=hl#!/video.php?v=146783251288&set=vb.62820545912&type=2&theater nos puede servir de ejemplo y este otro que yo colgué en su día en el blog, también.http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/02/quien-es-perfecto.html

Al final me despedí de Esperanza diciéndole : Las dos somos diferentes, las dos "vestimos desigual". Así que la diferencia es bella, no perdamos la "Esperanza" de que los demás vean la belleza de lo diferente.

Cuelgo aquí este librito sobre las diferencias que encaja a la medida de este Post "Ni más ni menos, por preguntar que no quede : La "discapacidad explicada a los niños y a las niñas"file:///C:/Documents%20and%20Settings/Angeles/Mis%20documentos/Downloads/nimasnimenos.pdf

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora mismo, trabajando en Cáritas, doy fé de la belleza de la diferencia. ¡Cómo no va a haber belleza dentro de la diversidad! Y los lesionados medulares aportamos diferencia y belleza.
Aprovecho que ahora no hay nadie. :-)

Afrontando la lesión medular dijo...

Mil gracias. Aprovecho por felicitarte por dar parte de tu tiempo libre a Cáritas y animo a otros a que se sumen a realizar actividades similares que aporten "riqueza", que aporten "belleza".

Gracias con otra sonrisa.

Elena dijo...

Muy bueno Mª Ángeles! y muy certero... te lo dice otra fan de todo lo "desigual".

horacio novello dijo...

Si un psicólogo leyera tu relato podría interpretar que para vos lo importante es avanzar independientemente del cómo.

Y yo creo que este acto es de una frescura impresionante.
Felicidades... jeje.

Manuel Penalva dijo...

Si todo fuera igual, o todos fuéramos iguales, seria bastante indiferente, lo bueno , lo bello de lo desigual es que no da igual, una inmensa sonrisa aaaaaa. Manuel ( sonriman ). No igual a otra tal cual.

Anónimo dijo...

Tus sandalias son un puntazo! Me gusta desigual...me gusta lo distinto,lo inusual.Seamos atipicos ...con una buena dosis de sentido del humor.Besos Bom y Elena.

Afrontando la lesión medular dijo...

Ha tenido tal respuesta este Post que me estoy empezando a plantear ponerme los zapatos cambiados cada día. ¡Quién sabe! a lo mejor lo pongo de moda.

Gracias Elena LH

Afrontando la lesión medular dijo...

Los psicólogos más ortodoxos, Horacio, serían críticos frente a mi Post. Yo he ido cambiando mi enfoque profesional adaptándome a los tiempos y a las personas a las que atiendo.

No se cómo entender la frescura ya quetiene muchas acepciones. En primer lugar, suelo llamar la atención porque llevo sandalias hasta muy avanzado el Otoño cuando ya hace "fresquito" y quiero pasar desapercibida pero no pedo, todo el mundo repara en mis sandalias aunque no quiera.

Tengo claro que lo importante es avanzar con los "recursos" o habilidades que cada cual tenga. ¿De qué vale lamentarse y mirar atrás rumiando sobre lo acaecido?

No quiero perder el humor para poder transmitirlo así que me alefro cada vez que alguimn me hace reir, cuando alguie dice algo oportuno o bromea con su lesión y las consecuencias.

De otra parte, me digo :Yo nunca entro al trabajo con el pié cambiado (entiendes la expresión?) pero me planteo que a lo mejor no es mala terapia entrar con zapatos desiguales.

Gracias por tu comentario tan refrescante y renovador. A este blog y a todos no nos viene mal un poco de aire renovado.

Afrontando la lesión medular dijo...

Mira que me ha extrañado que un zapatero no tenga algo que decir sobre este atrevimiento de calzado.

¿Crees, Manuel, que podrían venderse bien zapatos diferentes para cada pié?

Gracias por tus sonrisas. Te envío otra.

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya ves Elena, quién me iba a decir que de este despiste saldría un Post y que sería tan bien recibido. Gracias pareja.

La Chica del Jardín dijo...

Después de una largo día con mis "iguales" no me queda más que comentar...

¡Me encanta! Que a mi, que soy un desastre me hubiera pasado... pero a usted? Por suerte no siempre somos "perfectos" jajajaja. Me hubiera encantado verte en persona, el pie de foto llevaría mi nombre

A mi me gusta la diversidad, en un grupo donde todos los alumnos actúan del mismo modo, el profe se aburre, al menos yo. Lo divertido que es ver a cada uno con sus particularidades, sus distintas formas de ser y estar, lo difícil que es llegar a todos por igual... pero en las diferencias está el encanto y belleza de la VIDA

Por cierto, imagino que a partir de ahora vestirás algún día de "DESIGUAL"

Besos diversos

Felipe dijo...

Hace ya muchos años, más de lo que me gustaría recordar, me levanté muy temprano, para ir a misa y para no despertar a mi hermano que dormía en mi mismo dormitorio me vestí na oscuras.
Ya en misa empecé a mosquearme porque unas chicas que había detrás de mi no paraban de reírse. Cuando volví a casa pude comprobar que me había puesto dos calcetines de distinto color. Nunca, hasta entonces, había tenido tanto éxito para hacer reír a dos chicas tan guapas.
Me alegro de ver el éxito que has tenido tu con las sandalias.

Afrontando la lesión medular dijo...

Me encanta haberme equivocado. De no haber sido así, no estaría compartiendo con vosotros todo esto que me hace sentirme en familia.

Nunca me pasó algo así porque es cierto que no soy despistada aunque me equivoco y cometo errores como todo "hijo de vecino".

Llevas razón que una clase de alumnos clonados sería muy aburrido

Más besos diversos y divertidos

Afrontando la lesión medular dijo...

Seguro que todos los seguidores tienen una anécdota al respecto.

Mi madre contaba que mi abuela se presentó un día en el Casino muy elegantamente vestida pero con zapatillas de andar por casa.

Betty me contó ayer que buscaba como oca las gafas y las tenía encima de la cabeza.

Me ha encantado tu anécdota porque me he situado en el escenario y a mí también me ha entrado la risa. Ya ves, cómo la diferencia fue más estimulante que dos serios calcetines del mismo color.

La verdad es que dudé en hacer el Post pero ahora no me queda duda de que fue acertado aunque mis pies se paseen por internet y lleguen a las antípodas.

Sonriman dijo...

Sobre lo que has comentado, de vender calzado diferente para cada pie, todo es ponerse.Recuerdo en la tienda que tenía y vendía calzado , un día una dama clienta, se dirigió a mí y me pidió un modelo que le había gustado, hasta ahí todo lógico, al continuar la petición me solicito un par del nº 34 y otro del nº 39, uno que es un poco despistado : (lo digo por mí) . Y no lo entendí , hasta que me fije en sus pies , y la Dama tenía un pie más grande que el otro.
Pero otro caso curioso fue la temporada que hubo en Madrid y me imagino que más lugares , de comprar dos zapatillas de lona con cordones , y ponerse cada una de un color.
Por lo tanto no me extrañaría nada pero nada de naaa. Que cualquier día está moda se ponga en marcha. Lastima que no empezara , cuando yo tenía comercio de calzado. Hubiera vendido el doble.Besos y abrazos , con inmensas sonrisas , no cambiados , sino mezclados.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es cierto; Manuel. Yo he coincidido en la zapatería con personas con difererencias y variantes anatómicas en los pies. Antiguamente, era habitual que se fabricaran zapatos de medio número arriba o abajo porque había personas que el zapato que les encajaba era justamente el que estaba entre medias de dos números, ni más ni menos. Asimismo, recuerdo tener una amiga de pies grandes que necesitaba hacerse los zapatos a medida porque loe españoles de antaño no calzaban números grandes.Estas personas sentía vergüenza de sus pies. Hoy hay más pies grandes que pequeños y a nadie le extraña.

A veces, buscamos algo que no encontramos porque no está de moda ¿no os sucede a vosotros?. La moda se impone, nos la imponen así como los cánones de belleza. ¿Quién es quién para instituir lo bello?. Cada cual vemos la belleza en cosas o personas diferentes.

Aprovecho para meter un enlace en el Post sobre las diferencias.

viviendorodando dijo...

Eres la it girl del hospital!!! ya verás, ahora todos con una zapatilla de deporte diferente en cada pie...jajajajja. Creando tendencia...


No sé por qué, al leer esto me he acordado de la campaña "Violet" que lanzó Mango las navidades pasadas. Se trataba de una colección de ropa que iba de la 40 a la 52, para tener un mercado más amplio al que ofrecer sus prendas. Pues se armó un revuelo...porque...¡¡¡LA GENTE SE QUEJABA DE QUE LA TALLA 40 NO ERA UNA TALLA DE GORDAS!! Y que esa campaña hacía acomplejarse a las chicas que usaban una 40 por meterlas dentro de una campaña que, según las usuarias, calificaban de "tallas grandes" y pedían su retirada del mercado.

(aquí te dejo la noticia, que seguro que te interesa: http://www.europapress.es/chance/moda/noticia-revuelo-suscitado-mango-ve-obligado-explicar-coleccion-violeta-20131212174435.html )

Y a mí me hace pensar en lo de "ser diferente". ¿Ser diferente es usar una 46?, ¿las chicas jóvenes con sobrepeso no son dignas de vestir de Mango?, ¿es más importante quejarse de que una 40 es excluir a la gente de las tallas de "delgadas" que incluir a las chicas con tallas mayores?

Y mil preguntas más.

La gente se obsesiona con ser perfecta, por ser igual que los cánones de belleza establecidos...¿qué más da una 40 que una 42 que una 46?
¡Ojo! que yo antes de la lesión me cabreaba mucho con esto del tallaje, que yo era la primera que prefería estar en la 40 que en la 42. Pero ahora, después de la lesión, la 40 me parece un sueño inalcanzable, porque inevitablemente he cogido peso y los músculos que no funcionan pues se destienden. Pero...¡y qué! eso no me hace diferente. Ni estar en la silla. Cabrea un poco porque es una odisea comprarse ropa, porque al fin y al cabo, ahora soy "desigual" y gordita+discapacidad=¿no hay una talla un poco más amplia, por dios?!!!!!

Menuda parrafada...ala, me voy a seguir trabajando jajaja.

Un besito! hoy combinaré una bota alta con una playera, a ver cómo queda jijiji. Muak!!!

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Genial, Virgi!. Ya ves que en la respuesta que le doy a Sonriman (la anterior a la tuya) ya hablo de cánones de belleza. Ya sabéis que lo del tallaje fue algo muy controvertido y que expertos de Salud Mental hicieron fuerza para que las modelos en las pasarelas subieran la talla porque a las jóvenes estas escuálidas modelos les estaban haciendo mucho daño. La anorexia nerviosa es una enfermedad mental muy seria. Recuerdo una madre que tenía dos hijos. Uno de ellos había contraído una tetarplejia y la otra tenía una anorexia nerviosa. La madre estaba realmente preocupada por su hija no por el hijo que estaba trabajando y vivía feliz pese a su silla.

Respecto a lo que dices, recomiendo que, para quien no la hay visto, ver la película "Gordos" y el drama que se esconde tras la obesidad..

Haré un Post sobre el tema porque veo que es de gran interés.

Gracias, Virginia, por tu tiempo del que se que dispones poco porque estás involucrada en muchos proyectos.

Anónimo dijo...

Me gustan tus sandalias :)

Yo me puse una meta, cada semana tengo que probar algo diferente, a veces nos limitamos a comer o tomar lo que conocemos, pero pocas veces comemos algo que no conocemos.

Esta semana probé una bebida que se llama Chilechocolate, un sabor diferente sabe diferente y no estoy segura de que mi mi paladar lo quiera volver a tomarlo.

Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Qué mezcla explosiva!¿no?algo picante con algo dulce como el chocolate. creo que es bueno probar cosas nuevas y experimentar nuevas sensaciones, tener ideas nuevas, hacer cosas diferentes a las de siempre, salir de la rutina.

Yo no hago mucho ruido al andar pero estas sandalias han hecho mucho ruido.