lunes, 11 de mayo de 2015

Desde la otra orilla

Paseando ayer por la ribera del Río Tajo, desde la otra orilla, contemplaba todo el complejo que corresponde al recinto del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Allí estaba la garza real, la misma que me saludara en el año 2013 de camino al trabajo y que mereció una Entrada en el blog http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/04/una-garza-en-el-puente.html




Pero hoy no voy a hablar de la garza aunque es de una belleza extraordinaria sino de ese edificio que con desolación contemplo que es el Polideporticvo Rafael del Pino 



Un edificio supuestamente inaugurado en dos ocasiones pero que aún permanece con sus puertas cerradas por falta de acuerdos o reglamentación en forma. En cualquier caso, un edificio que contempla en solitario el paso de las Estaciones y que nadie disfruta. se dijo que no sólo sería de uso para los pacientes del H.N.P. sino para la ciudad de Toledo y para entrenamiento paralímpico?.

Otro edificio que ha corrido la misma suerte o desgracia es el edificio de Investigación (en la imagen en primer plano, delante del Nuevo Hospital)


Siento no poder dar noticias de un cambio y puesta en marcha de ambos, siento si hoy estoy de lunes y no cuento las cosas con el optimismo que me carazteriza.

4 comentarios:

Francisco J. Peña dijo...

Hola...
No es que estés de lunes, te explico lo vivido por mi.
Las tres veces que he ido de visita, estando hecho "lo moderno", mi percepción de a donde llegaba, ha cambiado respecto a antaño.
Años atrás, después de la rotonda, del recinto ferial, a partir de ahí, te encontrabas/veías a pacientes con sus familiares en el helipuerto, pistas de tenis, etc..
Hoy día, y las veces que yo fui, entras en un pueblo fantasma, pues no ves a esos pacientes y familiares, hasta el jardín.
La última vez que estuve, verano pasado, alguien del Hospi me dijo, que me quedara con mis recuerdos, pues el mamotreto de edificio que hay ahora, parece ha influenciado en la actitud/personalidad de los trabajadores, y se habían vueltos más fríos, justo como es ese nuevo edificio.
Para terminar, y perdón por hablar de política..., cuantas revisiones y/o ingresos se podrían haber hecho con el dinero cuestan esos edificios fantasmas? Fácil respuesta..., lo primero no da VOTOS, lo segundo si.
Un saludo

Afrontando la lesión medular dijo...

Es cierto que a pesar de lo viejo y feo, la gente le tiene más querencia al Hospital antiguo.

Malo será que si impresiona de frío ese entorno, esto se trasmita también al trato del personal.

No debemos de olvidar que el paciente es el centro de nuestra atención.

Gracias Fran por tu sinceridad.

Fernando Luis Corral dijo...

Como dice Fran en su post, es verdad que cuando te aproximas al hospital hay un cierto contraste entre la entrada con la mole del polideportivo y la modernidad del edificio de investigación y la calidez del jardín en la entrada del propio hospital. Pero más allá de los sentimientos y emociones que se le vienen a uno encima cuando nos acercamos al hospital para visitar a nuestros familiares, es muy triste saber que dos de los pilares de lo que puede ser el desarrollo integral de las personas (no olvidemos el mens sana in corpore sano...)apoyadas en el ejercicio físico y el ejercicio intelectual, se ven postergados en el tiempo. En este caso, es triste que un polideportivo que por sus dimensiones externas bien podría ayudar a complementar actividades del hospital y también para la propia ciudad de Toledo, permanece cerrado estropeándose por su "no utilización". Peor aún es que no se apueste decididamente por la investigación. Éste no es un mal que afecte sólo a las instalaciones anejas al hospital que mencionas, Mª Jesús, sino que afecta al país entero...y es tan tan triste... Un país que no invierta recursos económicos y humanos en investigación está abocado a la pobreza en todos los sentidos y a la dependencia de los recursos que otros generan. A pesar de todo, hay que luchar por recuperar esos espacios y los recursos necesarios para que las cosas funcionen. Debe ser que hoy ya es viernes y las cosas se afrontan mejor que los lunes.
Un saludo,
Fernando

Afrontando la lesión medular dijo...

Muchas gracias, Fernando , por asomarte a esta ventana y comentar. Nos alegra ver que tenemos otro potencial seguidor y espero que te demos motivos para quedarte.

Gracias por tú acertado análisis.