miércoles, 18 de mayo de 2016

Tardes de Hospital : Aparcados en el Jardín?



Ayer me sorprendió mucho cuando otro profesional del Hospital me comentó que últimamente el Jardín del Hospital le devolvía otra mirada y que no era el primero que había tenido la misma sensación. Se refería a que veía apatía y a los lesionados "aparcados" en el  Jardín.

El Jardín parecía más el de una residencia de mayores que el de un Hospital de Rehabilitación. Bien podría estar condicionado en parte al elevado porcentaje de pacientes mayores ingresados. Ya recordarán los seguidores que el perfil del Hospital está cambiando y han caído los ingresos por accidente de tráfico o laborales, más frecuentes en hombres y de edad joven.

Así, las caídas y las causas médicas son la principal fuente de ingresos. Me apuntaban que la edad media de ingreso está en los cuarenta y seis años.

De todos modos, me preocuparía más que la apatía tuviera que ver con la desesperanza o falta de motivación de los profesionales que se transmitiera por los poros sin ser consciente el profesional.

Creo que este Hospital aún sigue un lugar acogedor, una gran familia donde pacientes y familiares se sienten muy arropados. El Jardín sigue siendo el lugar de expansión y respiro donde uno toma aliento para continuar. Otro tema es el de asumir las secuelas y prepararse para el alta de la que ya hemos hablado en más de una entrada.

A ver si los de más reciente incorporación se animan a compartir su visión.

21 comentarios:

Francisco J. Peña dijo...

Wenas...
Yo, estaba acostumbrado al "otro jardín". En este he estado dos o tres veces de visita, pronto lo veré de nuevo como paciente.
El otro jardín, se utilizaba como esparcimiento, de pacientes y familiares en las tardes. Los pacientes hablábamos de lo ocurrido en la mañana, y los familiares, que estaban allí desde el almuerzo, se intercambiaban opiniones y manualidades, crochét en el caso de mi madre.
La diferencia que vi en este jardín, es que tiene menos salidas. El antiguo, tenias cerca, embarcadero, pistas, etc..., eran muy frecuente los paseos al helipuerto.
Por ser de más edad los pacientes no se..., en mi planta, la 2ª S.O., esa media de edad, siempre fue alta, habíamos muy pocos por debajo de 30 años, y la mayoría paseábamos por todo el recinto.., hoy he ido a.., he llegado hasta...
En fin, mi opinión.
Un saludo.

Elena Batalla dijo...

Nosotros comentamos en la ultima revision la falta de corrillos de amigos y la tristeza que habia en el hospital y sobretodo en el jardin.. Mucho han cambiado las cosas en dos años..los veteranos que habian ido de revision o ingreso por otras causas tenian nostalgia de "otros tiempos"

Felipe dijo...

No sabéis cómo siento lo que contáis. El jardín ha sido siempre la válvula de escape de enfermos y familiares, una especie de tiempo muerto para coger energía para volver a luchar por la recuperación. Los momentos de alegría vividos en ese espacio eran casi tan importantes como la recuperación de la sonrisa a la salida del gimnasio.
Espero que sea sólo una mala racha.
Un abrazo para los luchadores.

Afrontando la lesión medular dijo...

Muchas gracias a los tres. mañana os respondo. El ordenador y yo estamos cansados a estas horas.

Anónimo dijo...

Sí. Hay otro ambiente en el Hospital. Las razones las desconozco. No se si tiene que ver con el nuevo edificio que no favorece la socialización, con la edad de los ingresados,... Pero se nota mucho y produce gran tristeza.

Afrontando la lesión medular dijo...

Cuando ingreses ahora, nos cuentas y vemos la diferencia. Veo que más de uno está observando lo que cuento. Gracias, Fran.

Afrontando la lesión medular dijo...

La verdad es que ha habido etapas estupendas: yo en el jardín no lo he apreciado porque apenas salgo del despacho. Esto me dice que me tendré que dejar caer más por el Jardín, jejej pero lo que si se es que la vidilla que tenía la Terapia Familiar, no es la misma, hasta el punto de que en veintisiete años no me había sucedido no tener familiares asistentes al grupo. Echo mucho en falta algunos de los buenos grupos que tuve y a algunos de los familiares con los que conservo relación gracias al blog y a ser como son, tan especiales y cercanos.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es cierto, Felipe, el jardín era y debe ser siendo el mejor cargador de pilas.

Yo también espero que sea transitorio.

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues veo que el Anónimo opina lo mismo. iré observando y sondeando a los ingresados actualmente y os cuento cómo lo perciben.

Francisco J. Peña dijo...

Anónimo dijo lo del nuevo edificio...

No se si se corrigió..., ¿Aún no hay comedores en cada planta? ¿Cada paciente come en su habitación?
Comer todos juntos, daba lugar a kedadas por las tardes, tanto de pacientes, como de familiares.

Saludos

Afrontando la lesión medular dijo...

Hya un comedor centralizado en el Nuevo Edificio, con vista panorámicas al río y Cigarrales, para los pacientes independientes. Los demás, comen en sus habitaciones. Sí que el comedor era un lugar de encuentro y cambios de impresiones, bromas.

Sonriman dijo...

Buenas y sonrientes acaloradas tardes, hoy en Madrid se nota la calor un poquirriquitin, es lo que debe.
Si es,cierto que nosotros en la última visita , notamos un jardín más triste , con menos,gente y esos grupos que tanto lesionados en finales de tareas nos juntábamos con los familiares,eso daba otro animó, otra estancia, las bromas, comparaciones, consejos era todo un ir y venir no parábamos y ahora con el edificio nuevo más retirado lo pone más difícil, es lamentable dejar un lugar tan especial de lado, espero que vuelva a ser el espacio que fue y es y será tan especial para muchos, incluidos nosotros.
Una inmensa sonrisa aaaaa sonríman Manuel. Para todos.

Ruben Santiago dijo...

Bueno buenas tardes a todos
El jardín ha cambiado poco,cambian las personas.
Siempre depende del grado de querer integrarte,sobreponerte,y utilizar el jardín como una terapia constructiva.
La.media de edad influye?,no lo creo,infliye nuestro comportamiento.
Elena y su marido,Sonriman y su churri,mis amigos de Añover Crescen y su marido...... hay personas como ellos y muchos más que han sabido aprovechar ese espacio que es el jardín.
El nuevo hospital nada tiene que ver.Hay que explotar ese lugar,me gustaría que volvieran esas actividades de aquellos veranos,donde todo problema quedaba en el olvido durante un periodo de varias horas.Hay que invertir en una pequeña reforma en el ,no puede ser que gente que viene de otros hospitales digan que es un lujo ese lugar y nosotros no sepamos disfrutarlo y apreciarlo.
Ojalá la nueva gerencia,hixiera algo con este rincon.
Yo por la parte que me toca os puede asegurar que sigo siendo el mismo, pero en mis manos no está el poder hacer ciertas cosas.
Sinceramente yo también estou notando esto algo cambiado y me da de corazón MUCHA PENA.
UN SALUDO PAEA TODOS.
FDO .RUBEN SANTIAGO

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Manuel. Se que fuiste/fuísteis una pareja que dejó huella en el Jardín y en el comentario de Rubén queda reflejado. Se que Crescen (a al que también se menciona) quisiera comentar pero al parecer tiene algún problema para emitir comentarios desde hace un tiempo (ella es de las que comentaba cada día desde que descubrió el blog).

Elena y José Luis también quedan ahi reflejados y tantos otros que permanecerán en el recuerdo y a los que Rubén tanto aportó.

Gracias a todos.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es cierto, Rubén. No depende tanto de la edad, del edificio, sino del espíritu y filosofía del centro como del carácter y de las actividades que se propicien.

Es imposible que cualquier Entrada del blog o Comentario relativo al Jardín del Hospital se haga sin tener en cuenta tu persona asociada a él.

Gracias por seguir dando como das y no perder tu motivación, saber dar y saber hacer.

La Chica del Jardín dijo...

Buenas tardes!

La Chica del Jardín debe decir algo, no?

Me da mucha tristeza lo que estoy leyendo y lo que notamos la última vez que pasamos por allí. La de horas que pasamos en el jardín! especialmente yo, cuando Manuel estuvo encamado...

Recuerdo mis primeros momentos de soledad con un buen libros en las manos y pasado no mucho tiempo, el libro viajaba sin poder ser leído porque siempre habia alguien con quien conversar ...dificiles frente a algún olivo, la alegría de los familiares al llegar sus lesionados del gimnasio, los grandes corros de pacientes, familiares e incluso profesionales, las celebraciones... Todo se hacía en el jardín. No puedo olvidar los momentos de risas con Rubén y Manuel haciendo sus monólogos...

Ni que decir tiene las cañas de los viernes despues del grupo familiar, ¿verdad Felipe?

Cierto es que las personas cambian, pero el lujo de tener un lugar común de esparcimiento y tranquilidad... no tiene precio

¿Ya no salen a pasear hasta el Tabordo? ¿ya no juegan los niños que van a visitar a algún familiar? ¡qué triste!

Creo que tuvimos la suerte de pilar un momento espléndido en ese gran jardín, descuidado si, pero jardín...

Profesionales, intentad que el jardín vuelva a tener VIDA


Besos, Carmen

Momentos

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues yo he empezado a mover el tema a ver si surte efecto.
Yo creo que quizás no sea el mejor momento. Intuyo que se avecinan cambios en el Hospital, espero que no sea para peor.
Muchas gracias, Carmen, por tu comentario y poner en valor el Jardín del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

Ruben Santiago dijo...

Pero Mariangeles a que cambios te refieres,me has dejado trastocado.
Espero que no sean para peor como dices.Ya hablamos un día?.

cristina fernandez heras dijo...

Magnífico rincón de esparcimiento y de terapia activa entre todos,cenas,meriendas,fiestas risas y también algún lloro.Eso es lo que refleja para mi ese jardín,en el que pude pasar largas veladas y poder así conocer gente nueva que me pudiera contar su experiencia,El café de la mañana antes del gimnasio o la parada para el aperitivo,antes de comer. Y como no las tardes en las que nos arropabamos los unos con los otros,incluidos familiares,pacientes,voluntarios y personal del hospital.Larga vida al jardín.

Afrontando la lesión medular dijo...

Veo que el jardín también te aportó mucho a ti, Cristina.

Muchas gracias por esa visión y por tu seguimiento.

No me olvidó de las terapias alternativas del dolor pero es que esa entrada requiere tiempo y dispongo ahora de poco porque tengo oteros proyectos entre manos.

cristina fernandez heras dijo...

Tranquila cuando puedas y tengas tiempo.Un abrazo