jueves, 21 de diciembre de 2017

Recibiendo al Invierno : después de la UVI un paseo por el Jardín

Cada vez que salgo de la UVI salgo del edificio haciendo un pequeño recorrido por el Jardín. Los beneficios que los jardines reportan no solo a los pacientes sino también a los profesionales, han sido demostrados científicamente.

El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo se encuentra en un enclave privilegiado, rodeado de naturaleza en la inmediaciones del Río Tajo.

El paseo me reporta un beneficio terapéutico sin lugar a dudas y me permite contemplar los árboles, los gansos, el río, entre otros y regresar al despacho para seguir con la tarea de atender a mis pacientes y familiares en las mejores condiciones posibles.

El aire fresco y puro que se respira y el silencio del entorno son una caricia para el alma.

Os dejo algunas de las fotos que tomé







Esto me lleva una vez más a hablar de los beneficios terapéuticos que encierran los jardines.

En su día ya dediqué a este teme otra entrada

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2016/08/los-beneficios-psicologicos-del-jardin.html




Desde la cultura egipcia en  aire fresco?
Pero hoy día, en las instituciones como hospitales y residencias, el aire acondicionado
Desde la cultura egipcia en 1500AC se cree que los espacios exteriores ajardinados pueden ser espiritualmente y emocionalmente curativos, y muchos aspectos del efecto de la naturaleza en la salud siguen estando bajo estudios. Cómo dudar del poder curativo del verdor, de la luz del sol y del aire fresco?

Pero hoy día, en las instituciones como hospitales y residencias, el aire acondicionado ha sustituido la ventilación natural, los balcones y terrazas han desaparecido, y la naturaleza ha sucumbido a los aparcamientos. Haciendo con que estos ambientes sean estresantes para los pacientes, sus visitas y el personal.
Pero...¿ qué es un jardín terapéutico? ¿Qué exactamente comprende un jardín curativo?
Pues es un espacio ajardinado y delimitado, diseñado específicamente para traer confort y beneficios, físicos, psicológicos y sociales para los usuarios y visitantes. Porque se nota el contraste entre las construcciones y lo natural, la diferencia que es tener experiencias sensoriales más ricas, formas variadas y orgánicas sustituyendo las líneas tan rectas, pero mayormente se nota el ciclo de la vida que te enseña la naturaleza, y no recuerdas tanto la ansiedad, enfermedad y la muerte. Estos jardines te llevan a un estado más relajado y calmo que estimula el sistema inmunitario dando más oportunidades del cuerpo curarse.
Es de vital importancia entender que estos jardines no curan el cáncer, o un brazo roto, pero facilitan la reducción del estrés, proveen un sitio para ejercicios de fisioterapia, horticultura-terapia, entre otras ventajas como la socialización de los usuarios.
Se dividen en dos categorías:
Jardín Restaurativo: para la reducción del estrés, soporte emoccognitivo, y aumento de la sensación de bienestar. Pueden ser universales o enfocarse en pequeños grupos (niños), o un stress especifico (cáncer). Subtipos: santuario, meditación, y jardines rituales.
Jardines de Rehabilitación: facilitan el desarrollo o mantenimiento de habilidades físicas o cognitivas, a través de la interacción con plantas. Los beneficios secundarios incluyen la mejora de las habilidades sociales y psicológicas.
Instalaciones medicas y residencias lideran la resurgencia del jardín terapéutico, porque reconocen los beneficios tanto a pacientes como a niveles de marketing empresarial, de incluir vistas de la naturaleza y jardines terapéuticos en el protocolo de tratamiento paliativo. (Ulrich, 1999)
Otras instituciones como cárceles y escuelas están empezando a expandir sus programas para incluir actividades en el jardín, como una ayuda para la mejora de la auto estima y el comportamiento social.
Muchos centros cívicos están siendo renovados para incorporar ambos; jardines restaurativos y de rehabilitación con el intento de direccionar la alienación social y la privación de derechos, basándose en estudios que prueban que espacios verdes y jardines comunitarios en zonas urbanas reducen el vandalismo y la violencia. (Lewis, 1996)
Incluso organizaciones religiosas están instalando jardines restaurativos y espacios rituales, volviendo a las raíces y facilitando el camino para la cura espiritual a través de una mayor exposición a la naturaleza emocional, equilibrio.

http://jardinesconalma.com/2010/11/jardines-terapeuticos-healing-gardens.html
http://jardinesterapeuticos.com/que-es-un-jardin-terapeutico-palmlof/

http://jardinesterapeuticos.com/que-son-los-jardines-terapeuticos-palmlof/

http://uncuartopropio.es/wp-content/uploads/2014/03/PORTAFOLIORESIDENCIA.pdf

2 comentarios:

Francisco J. Peña dijo...

El jardín:
Increíble sensación tras nueve meses en cama, abrirse las puertas de entrada, para por fin ver el jardín del HNP, (el verdadero).
Marzo 1998.
Saludos.

Afrontando la lesión medular dijo...

El Jardín "verdadero" o el actual siempre genera buenas vibraciones a los lesionados, la primera vez que se abre ante ellos.

Los "viejos" ciertamente, Fran, añoramos el antiguo Jardín, ese que tu llamas "verdadero"