miércoles, 20 de noviembre de 2019

Votaciones Cuentos presentados al VII Certamen


Cuento nº 17                                      "Érase una vez......................... una princesa"

Ella era una princesa en su reino, cuidadosa y detallista, disfrutaba feliz de cada momento, hasta que una fría tarde de enero cayó bajo un terrible encantamiento.

La princesa despertó en un mundo blanco. No podía hablar, tampoco moverse, pero cada cierto tiempo era visitada por unos elfos mágicos que le servían extraños brevajes para intentar sanarla.

Sus pensamientos y sueños también fueron encantados, apoderándose de ellos un séquito de terribles demonios. Sin embargo, su hada madrina, con sus dulces cánticos conseguía sosegarla y darle ánimos.

Transcurrió el tiempo y los efectos del encantamiento fueron menguando, a la par que los brevajes hicieron efecto. La princesa reunió fuerza y atacó a los demonios con sus propios dragones, consiguiendo derrotarlos.


Los elfos blancos que la salvaron, le comunicaron que el encantamiento había cesado, sin embargo, existían efectos que la acompañarían de por vida : por ahora no podría caminar. Pero ella estaba decidida a volver a conquistar su reino junto a su hada madrina, su fiel general, su príncipe azul, su ejército y sus fieros dragones.

Antes de partir, los elfos le regalaron un arma secreta, su nuevo trono, con el cual conquistaría el mundo.

Epílogo:
Esta es la historia de mi paso por el Hospital Nacional de Parapléjicos, en la cual, los elfos mágicos representan a los profesionales del HNP; el hada madrina, a mi madre; el fiel general, a mi padre; el príncipe azul, a mi pareja, el ejército, a todas aquellas personas que me han apoyado y los dragones son los valores, esperanza y fuerza para afrontar todos los demonios, es decir, los miedos.


Patricia Gutiérrez                                     Calahorra ( La Rioja), 8 de Noviembre 2019

23 comentarios:

Unknown dijo...

Gran metáfora sobre el paso y experiencia en el Hospital.

Unknown dijo...

Mi voto para este cuento

Anónimo dijo...

Bonito cuento

Blanca Gutiérrez dijo...

Precioso!!!

Anónimo dijo...

Precio cuento,de hechos reales.

RBK dijo...

Me encanta!!!

Magui Serrano dijo...

Es precioso patri, eres una crack!

Arantxa dijo...

Encantada de conocer a esta princesa y ser parte de su mundo! Hay que seguir adelante!

Sergio Lapeña dijo...

Me encanta Patricia, esta es la vida que nos a tocado vivir, pero no significa qué no podamos ser felices y vencer a nuestros demonios!!!

Isabel Chacón dijo...

Mi voto para este cuento!!!!!!

Unknown dijo...

Un bonito relato donde se mezclan realidad, dureza y fuerza de superación para seguir conquistando el mundo.
Mi voto es para éste emotivo cuento.
Javier Lázaro.

Trini Elche. dijo...

No sólo eres la princesa del cuento,
Si no, ejemplo de superación para todos los que puedan disfrutar de tu compañía.

pelusa dijo...

Voto por este cuento! Un fiel reflejo de su historia y de cómo ha luchado para llegar donde está ahora!

Ana Aznar dijo...

Voto a este cuento . Para mí una HEROINA

Anónimo dijo...

Todo un ejemplo de valentía y superación.

Anónimo dijo...

Voto

Laura Teruel dijo...

Toda la familia estamos orgullosos de esa bella princesa que ha sabido reconquistar su Reino con su tenacidad, fortaleza y espíritu de lucha. Con su valiente actitud, su esfuerzo y sus ganas de superación, podrá llegar al fin del mundo.

Laura Teruel dijo...

Toda la familia estamos orgullosos de esa bella princesa que ha sabido reconquistar su Reino con su tenacidad, fortaleza y espíritu de lucha. Con su valiente actitud, su esfuerzo y sus ganas de superación, podrá llegar al fin del mundo.

Yolanda Vitoria dijo...

Una princesa guerrera, con su ejército siempre a su lado celebrando cada victoria. Mi voto para Patricia.

Patricia Lorente dijo...

Mi voto para este cuento, un ejemplo de superación diaria

Carmen dijo...

Mi voto para Patricia, por este precioso micro relato, a por ello campeona

Ana Fernández dijo...

Mi voto para Patricia. Una luchadora incansable.

Ana Fernández dijo...

Precioso.