jueves, 6 de septiembre de 2018

Humanizando la asistencia

No es la primera vez que hablo de la humanización y de el trato en el blog.

Hoy traigo aquí la importancia que un buen trato, humano y cercano tienen en la recuperación del paciente hospitalizado que se siente indefenso y desamparado.

Hace unos días comentaba un paciente que algunos "profesionales" no le dan ni los buenos días. Por desgracia no es nada que se invente. Todos sabemos que hay actitudes muy diferentes y que esas buenas cualidades son inherentes a las personas y casi me atrevería a decir que aunque se trabajen mucho las actitudes es difícil cambiarlas.

Ya he comentado también en no pocas ocasiones que quien elija la profesión sanitaria debe de tener un perfil humano y cercano y unas habilidades de comunicación.

Hace poco que conozco a Carolina Fernández, una enfermera muy especial que ha contactado conmigo por motivos profesionales ya que está acabando la carrera de Psicología.

Carolina Fernández Fernández
La he incorporado a algunas terapias y tanto nosotras como los pacientes hemos obtenido mucho beneficio ya que a cada una nos ha permitido ver al paciente desde la perspectiva enfermera y psicológica. El personal de la planta de hospitalización no suele conocer bien el trabajo que realizamos y a nosotros nos interesa ampliar la ventana y asomarnos al paciente desde otro enfoque.

Carolina es enfermera de Salud escolar y en verano, cuando la escuela se cierra, trabaja en planta de hospitalización. En este caso en la C3 del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

Carolina en la C3 con parte del Equipo
Lo que destaco de ella:

- su entusiasmo
- su alegría
- el amor por su trabajo

No dejes de seguir subiendo cumbres


Llegarás lejos


 No decaigas y no pierdas la ilusión por tu trabajo.

Gracias, Carolina, por los momentos compartidos y  por tus acertadas intervenciones.

Añado enlaces y referencias de interés para completar el tema que nos ocupa

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2016/07/ante-todo-no-hagas-dano.html


10 comentarios:

Unknown dijo...

Porque lo que hago me encanta, lo siento, lo vivo....porque lo que hago es humano y me humaniza a la vez. Mil gracias María Àngeles por esta preciosa entrada de reconocimiento a nuestros cuidados, a nuestra profesión enfermera, que me despierta aún más motivación,si cabe, para seguir haciendo lo mismo, de la misma manera...porque la humanización del cuidado es la base de todo lo que hacemos.😍😘

Afrontando la lesión medular dijo...

Respondo al Comentario de Carolina aunque no haya quedado reflejado su nombre. De vez en cuando la tecnología falla.

Tus palabras, Carolina, resumen bien lo que haces, lo que eres, como lo haces. Solo recalcar lo ya dicho : "No pierdas nunca tu interés, motivación, sonrisa".

Muchas gracias y no sabes lo que me alegra que compartas esta ventana virtual.

Felipe dijo...

En mi estancia como acompañante en el hospital de Toledo tuve ocasión de manifestar lo que opinaba sobre la falta de empatía de algunos profesionales de la medicina. Afortunadamente esa postura de distanciamiento, que podría considerarse una forma de autoprotección, va disminuyendo en las nuevas generaciones de profesionales. Mi felicitación para los que se arriesgan a implicarse con los problemas de los demás.

Afrontando la lesión medular dijo...

Ojalá y lleves razón, Felipe. Yo en la formación con profesionales en general y a Médicos en formación (M.I.R.) en particular intento trabajar su importancia. Estoy encontrando muy buenos profesionales. Confiemos en que aunque la asistencia esté deshumanizada, los profesionales no se pongan escudos.

Hay que apoyar y estimular a todos estos profesionales motivados y entregados empezando por ser nosotros un espejo donde mirarse.

Gracias por seguir asomándote a esta ventana virtual. Te vamos a tener que dar una medalla a la constancia después de cinco años.

Fran dijo...

Hola.
-Hablo por whatsapp con varios profesionales del HNP de mi época, 97/98, y comentaba días atrás con una enfermera de planta, lo que solía hacer ella al estar yo mal, aquello de ponerme la mano en la cabeza, y decirme, "¿Fco estás mejor?", a lo que me contestó que pocos/as, lo hacían ya. Para mi, y llamadme mimoso si queréis, aquella mano en la cabeza aliviaba más que cualquier pastilla.
Saludos.

Mamacorrecaminos dijo...

Yo soy enfermera. Trabajo con lesionados medulares, pacientes con daño cerebral... y sé que lo que mejor puedo hacer cada día por ellos no son las técnicas, si no demostrarles qué realmente me importa cómo se sienten cada día. Algunos me dicen, agradeciendolo, "siempre vienes con una sonrisa". Sin esa parte humana, yo no podría sentirme realizada como profesional.

Afrontando la lesión medular dijo...

Perdona la tardanza en responder, Fran. Fíjate si es tan importante lo que comentas que con actitudes como esas se podría reducir cantidad de medicación en los pacientes.

Ojalá y que te lean profesionales y tomen nota. Gracias.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Una nueva seguidoraaaaaaaaaaaa! Bienvenida al blog, Madia, y felicidades por ese buen hacer

Mamacorrecaminos dijo...

Gracias!!! Es que mi profesión me encanta y entonces todo es más sencillo

Afrontando la lesión medular dijo...

Ojalá vaya creciendo el número de profesionales implicados y motivados.Gracias, una vez más, Madia.