viernes, 28 de junio de 2013

Familias ejemplares : Un homenaje merecido

Antes

Foto Familiar de Florencio "Antes de " cedida por su hermano Juan
el benjamín

                                     
 Todos tenemos en nuestras vidas un "Antes y un Después" . Independientemente de los sucesos que marcan los episodios traumáticos en la vida de las personas, lo importante es ser superviviente y poder contarlo.

Aunque el color verde del "después" no es todo lo verde que me gustaría, quiero destacar que es el color de la esperanza, esperanza que no debemos, en ningún caso, perder.

Lo importante, es que esta familia han crecido, si cabe, en una serie de virtudes y valores aunque aún no los hayan descubierto y les queden muchos por descubrir tras el alta.

                          

                                     "Después"

Foto familiar  "Después de" cedida por "La Chica del Jardín"

Nos encontramos con esta foto recién salida del horno (Día 26 de Junio). Una estampa entrañable. Esos sobrinos orgullosos de su "Titi" que han hecho un largo viaje para acompañarlo en su travesía a Sánlucar, esa cuñada, Francis, "echá pa lante" que se ha hecho enfermera en un día para acompañarlo en la ambulancia.

Ayer fue un día muy emotivo, un día de despedidas, un día de reencuentro con algunos de los miembros de la familia de Florencio.



Pero no es esta la única Familia de las que he querido calificar de "Ejemplares" sino que existen muchas más, yo diría que todas las que pasan por nuestro Hospital y se enfrentan a un proceso tan duro. El hecho de que no incluya sus fotos aquí no es que no destaque sus cualidades, coraje y valor sino que no dispongo de muchas fotos.

La Familia de Elena, también ha tenido un comportamiento ejemplar y se han turnado para no dejar a la paciente sin apoyo en los momentos que más lo necesitaba. Dejo algunas fotos que me han cedido aunque no está la familia al completo. Se que ha habido otras personas relevantes como han sido las tiás maternas que se han turnado para darles un respiro a los padres. Cada cual ha dado lo que ha sabido, podido y querido.

Ha habido momentos difíciles con otros sucesos traumáticos ya que como dice la expresión popular "Las desgracias nunca vienen solas". Entre todos estos acontecimientos vitales estresantes, la lesión, aunque parezca mentira, no será el mayor trauma porque se ha sabido reconducir y aprovechar lo bueno del mismo.

                                                        "Antes"

Comida familiar. Foto cedida por Felipe Vila
Pilar Vila y familia. Foto cedida por Felipe Vila


Lourdes Vila y su familia : Foto cedida por Felipe Vila
                                                                      "Después"

Elena Vila y sus padres. Foto cedida por Felipe Vila
Elena, Álvaro y Martín. Foto cedida por Felipe Vila
Estoy pidiendo a algunos de los seguidores fotos para incluir y es frecuente que me respondan que no se consideran merecedores del título "familias ejemplares", aunque yo si los considere así. En cualquier caso, para mí están representados.

Espero ir colgando más fotos según las vaya recibiendo. Creo que es otro modo de compartir y asomarnos a los demás poniéndoles "caras".

Me pasa Virginia estas fotos de ella y su pareja de Antes y Después. Si pareja está siendo un fuente de apoyo muy importante durante su reghabilitación.


"Antes"

Virginia y pareja. Goto cedida por Virginia Pérez

"Después"

Virginia con su pareja en el "muelle de pesca"



"Boda en familia": Foto cedida por "La Chica del Jardín"


6 comentarios:

Felipe dijo...

Familias ejemplares. Ejemplos de lo que una lesión medular puede producir en el seno de una familia normal y corriente. No hay héroes ni superhombres, ni súpermujeres, sólo hay personas que se defienden de la adversidad con todos lo medios a su alcance, tratando de rehacer sus vidas desde una circunstancia adversa que pone a prueba el frágil equilibrio en que nos movemos por la vida.
Lo único que llega a ser sorprendente es la capacidad de reacción de los afectados, lesionado y familiares, ante una situación desconocida.
Un abrazo solidario para todos los que sufrimos esta situación.

Afrontando la lesión medular dijo...

Tú dices "dfenderse de la adversidad", Felipe, y meha traídoa la mente el Poema de Benedetti : "En defensa de la alegría". Es la alegría un modo de defenderse de esas situaciones adversas y salir "airosos".

Ya lo creo que la lesión pone a prueba pero no sólo del frágil equilibrio sino de todo. Hay que poner en valor, como dice ^Philippe Pozzo"(Intocable), esa Fragilidad y convertirla en un arma terapéutica.

Otro abrazo solidario y empático.

"La chica del jardín" dijo...

Desde que llegamos aquí, he observado a familias unidas por una causa común, todos a una, dando EJEMPLO a los recién llegados.

Pasado el tiempo, ya como veteranos, hemos tenido la suerte de compartir muchos momentos con algunos de ellos. Me quito el sombrero ante los padres de Florencio, el AMOR que han demostrado... es un ejemplo para nosotros. Se que llegaron bien a Sanlúcar, ahora emprenden una nueva etapa. ¡ÁNIMO!

Elena y familia, otro buen ejemplo, aún tenemos tiempo para seguir compartiendo buenos momentos con ellos, sois ¡espléndidos!

Se que habrá muchos más ejemplos a seguir, con quien disfrutar, de quien aprender, a quien ayudar... Somos una gran familia, unida, que nos apoya en cada momento, una FAMILIA de hospital, pero con la que tenemos muchos vínculos, en la que nos apoyamos, reímos, nos alegramos de los progresos, lloramos... Una FAMILIA para el resto de nuestras vidas

Besos para todos, en especial para ti, Mª Ángeles, por ser parte importante en esta GRAN FAMILIA

Betty dijo...

Es cierto que cuando los familiares, pareja o amigos no están a la altura nos decepcionan y nos hace pensar que no nos quieren. Cuando se portan de forma ejemplar, de alguna manera, es lo que se espera de ellos. En estas circunstancias parece que no hay medias tintas. “O se está, o no se está”. Pero lo cierto es que los que están lo hacen dando mucho de ellos, de su tiempo, se sacrifican y es verdad que merecen todo el agradecimiento y reconocimiento del mundo. “Estar al pie del cañón, exige darlo todo a tiempo completo. Enhorabuena a los que lo dan y a los afortunados que lo reciben.

Un abrazo para todos.

Afrontando la lesión medular dijo...

Este tema de la Gran Familia se repite año tras año. Llevas razón, "Chica" siempre hay veteranos que echan una mano a los recién llegados. No hace falta decirles nada pues ellos solos se convierten en terapeutas y entrenadores para los de nuevo ingreso.

Se nota enseguida quien es el nuevo que llega, por su cara, su tristeza, su miedo.

Se ensachan los corazones también. Nadie sabía que lo tenía tan grande hasta que no llegó a nuestro Hospital, hasta que no tuvo que ponerlo en marcha aceleradamente y dar lo mejor de él.

Gracias por todo lo que dáis tú y tú Chico.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es verdad, Betty, o TODO O NADA. esta es la regla imperante. Por suerte la mayoría se encuentran en la primera pero también hay quien descubre que no tiene nadie.

Se hablaba de esto el pasado viernes en la Sesión de Terapia Familiar cuando se comentaba cómo el teléfono suena incansablemente. A pesar de que muchas son llamadas indiscretas e incómodas, le queda a uno la satisfacción de ver lo querido que es el lesionado pues ¿qué pasaría si no llamase nadie?.