jueves, 20 de junio de 2013

Un buen libro y un sillón


"Mujer leyendo en un sillón rojo". Auguste Macke

 Me sorprendió el pasado martes muy favorablemente la mujer más veterana que tengo en el Grupo de Psicoterapia cuando con gran asertividad dijo . "Yo aspiraba al final de mi vida a estar sentada en un sillón leyendo un buen libro, tengo en mis manos un buen libro que estoy leyendo y ya tengo el sillón (la silla de ruedas) ¡qué más puedo pedir!". Su sentir fue de gran ayuda al Grupo. No todas las integrantes del mismo miran la perspectiva en el tiempo igual ni hacen una adaptación comparativa con otros lesionados más jóvenes considerando que ya están en el último tramo de la vida lo que les ha permitido disfrutar de la vida más que a las personas que la lesión medular les acontece cuando aún tienen toda la vida por delante.

La lesión no impide leer, crear, amar y tantas, tantas cosas. Algunos, como Belissa, terminarán el libro que dejaron a medias y otros se aficionarán a la lectura al disponer de más tiempo.

Ya he dedicado en el blog un espacio al afrontamiento de la lesión según el ciclo vital de la persona y decíamos que las personas mayores tienen, en general, peor afrontamiento. A pesar de ser una edad en que el declive se deja sentir, si las funciones superiores permanecen aún conservadas, se puede disfrutar aunque sea "sentado". Algunas de estas mujeres mayores brillan por su inteligencia, capacidad de superación de problemas. Algunas perdieron la pareja. otras volvieron a encontrar un compañero, otras eran las cuidadores principales de su maridos en los que afloraba hace poco la Enfermedad de Alzheimer. La lesión puede ser un punto de inflexión para agarrarse a la vida y seguir luchando o para tirar la toalla.

Observo que no han perdido la capacidad de disfrutar y sonreir aunque las ejercitan poco. Buscar actividades que las mantengan vivas, estimulen y mantenga activas es una tarea fundamental, tarea que podemos ofrecer y sugeir para cuando se produzca el alta. se trata de una gimnasia mental que todos necesitamos, se trata de decir : "Si puedo" y quiero.

No podemos dar años a la vida aunque queramos, no sabemos hasta cuándo ni en qué condiciones viviremos pero si podemos dar vida a los años y vivirlos, si cabe, con mayor intensidad como si se tratara de el último sprint de la carrera de la vida. No hay que temer lo que pueda venir. Hay quien temiendo la jubilación, no tuvo ocasión de jubilarse porque "se fue" antes. Abusemos de la vida hasta que se agote.

9 comentarios:

macgo dijo...

Una fugaz aparición. Sé que no es el lugar pero sé tb que me lo permitirás. Mi recuerdo más entrañable para mi querido Padre Antonio. El se dejaba el alma cada día para animarnos y ahora es el momento de que sienta esa caricia que nos daba cada día. No olvido lo que representas en ese hospital y lo mucho que me ayudaste. Un gran abrazo de T. y mío.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Quién dice que no es el lugar!. Siempre hay un lugar. Este blog no censura nada más que la publicidad o propaganda, no las opiniones y menos las que salen del corazón.

La verdad es que el feedback que he recibido siempre de Antonio ha sido muy bueno y eso ya es importante.

Antonio es una persona sencilla y cercana que ha sabido saber estar y acercarse de un modo no invasivo sino afectuosos y respetuoso, no de captador de "almas".

Tu Comentario da pie a poder enviarle desde aquí un saludo muy especial y ánimos para afrontar su recuperación.

Felipe dijo...

El hecho de sentarse en un buen sillón y leer un buen libro hace pensar que se está en un estado de ánimo de serenidad. Desgraciadamente el estado de ánimo de un lesionado medular o de un familiar próxim suele aproximarse bastante a la depresión y, en ese estado, no siempre se tiene la suficiente concentración para leer.
Por ello creo que sentarse a leer, además de un placer, es un síntoma inequívoco de mejoría.
Abrazos malagueños para todo aquel que tenga la calma y la valentía de sentarse a leer, cuando su cabeza sea una olla a presión a punto de explotar

"La Chica del Jardín" dijo...

Una buena frase de nuestra "mayor", si señor! Ver que su sueño se ha conseguido, a pesar de las circunstancias, dice mucho de la vida de esta 'MUJER'. Ya nos gustaría a mucho@s tener las ideas tan claras...

Leer... un placer difícil cuando la cabeza está en otro lugar, pero como siempre "después de la tempestad... viene la calma", a mi me ha llegado, tal vez fui capaz de leer antes de lo esperado, la terapia de la escritura... funciona, la del "jardín" también. Soy un poco atrevida, al principio, me dio por leer divulgación científica... disfruté mucho, quizás porque era recordar conceptos ya aprendidos. Ahora disfruto de otras lecturas, aunque tengo algún librillo de física sobre la mesa, jajaja, ya me conocéis, "soy una frikki"

Macgo, estoy contigo en lo del Padre Antonio, es UN GRAN HOMBRE...

Besos ARCO IRIS, que hace tiempo que no los envío

"La Chica del Jardín" dijo...

Olvidé mencionar a una señora mayor, siempre SONRIENTE, haciendo caligrafía, paseando, hablando con los suyos... pero siempre que te saluda... SONRÍE A LA VIDA

Estoy segura, a pesar de los momentos duros, da gracias a la vida y VIVE a tope cada instante... a su marido, también da gusto verlo, "es una pareja ejemplar". Gracias por haberos conocido...

Cazuelitas de achuchones de oso...

Afrontando la lesión medular dijo...

No sólo a causa de la lesión medular, Felipe, sino a otros acontecimientos estresantes o eventos, se pierde la capaidad de concentración-atención. Ahora voy a empezar con ese Grupo e Mujeres que menciono unas Sesiones de Estimulación Cognitiva ya que por diversas razones, la memoria se va debilitando (algunas son relativamente jóvenes y su déficit no está asociado a la edad).

Espero que tú nivel de concentración haya mejorado con el paso de los meses y el progreso que ves en tu hija.

En cualquier caso, no perder el hábito de la lectura es una buena terapia.

Te echaremos de menos mañana en la Sesión de Grupo y siento que no puedas compartir el brownie. ¡Qué vaya bien por Málaga!.

Afrontando la lesión medular dijo...

Supongo que hablas de Josefa con la que tengo el gusto de realizar Sesiones quea ambas beneficia. es muy gratificante ver el interés puesto en la tarea y ver progresar en adherencia, atención, memoria, etc.

¡Son admirables!, es verdad. Me/nos dan "lecciones de vida". ¡Todo un ejemplo a seguir!.

Gracias por tu recuerdo a Antonio.

Besos arcoiris, estrellados, celestes y de todo tipo y que no falten tus cazuelitas que tanto te gustan.

Anónimo dijo...

No es fácil leer cuando la cabeza esta llena de preguntas sin respuesta y pensamientos negativos. Mi amigo solo tiene 36 años y pensaba en vivir cada momento. A raíz de la lesión ahora solo piensa en sobrevivir sin ilusión alguna. Solo deseo que quiera disfrutar un poco la vida a pesar de todo
Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

Todo llegará, Adry, recuerda, poco a poco.