domingo, 4 de mayo de 2014

Madres, mamis, mujeres, padres, papis, hombres

Me he alegrado de ver que hoy "Dia de la madre", dia más comercial que otra cosa, el navegador de internet más usado ha dedicado el día a Audrey Hepburn, una emblemática actriz cuya imagen está colgada en los más inverosímiles lugares y en muchos habitaciones de jóvenes de distintos gustos y condición.

Yo me acuerdo especialmente hoy de tantas madres que sufrieron y sufren a raíz de contraer sus hijos la lesión medular. Se dice que el dolor de una madre es el mayor y así lo han definido tantos familiares que desfilaron por el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y por los Grupos de Familiares que dirrijo.

No quiero que se malinterprete mi mensaje pues aunque hago referencia a las madres, no me olvido de los padres que sufren y lloran, si cabe, más que las madres. El dolor del hijo es igual más allá de que la madre lo haya parido.

A lo largo de estos más de dos años de blog, he hecho referencia a las madres directa o indirectamente (ver Entradas : "Las mamis de los lesionados"; "Mamis sobre ruedas"; "La chica de los kleenex", entre otras). He rendido homenaje a algunas lesionadas que fueron mamis : ( Chelo, Isabel, Maribel, Ana Mª, Fabiola, Inés) y a algunos "papis" (Javier, Alejandro, Luismi, Kitty)

Pues bien, solo quería rendir un homenaje a esas mujeres coraje (abuelas, madres, hermanas, parejas, hijas tías, sobrinas, amigas) que dieron lo mejor de ellas y estuvieron y están ahí siempre que las necesitaron.

A todas las mujeres y hombres que queriendo ser madres-padres, no pudieron y a todos los que no quisieron y también están al lado de los l.m


2 comentarios:

La Chica del Jardín dijo...

Felicidades a todas las "MAMIS"

Para las madres debe ser muy duro que un hijo/a sufra una lesión medular, pero no todas son capaces de afrontar la situación, en algunos caso no quieren saber la realidad, en otros tiran del carro como madres "coraje" y sacan la situación a flote como se hace en muchos otros inconvenientes en la vida.

Yo no soy madre, y quizás no pueda entender su dolor, pero creo que hay que controlar la situación de la mejor forma posible y echarle "un par", la vida no se acaba, quizás se transforme, como la masa y la energía, según Einstein

Madre o no, Padre o no, todos somos miembros de esta gran familia que nos une por la "lesión" y sabemos que la VIDA es lo más bello y valioso que tenemos. Nuestro lesionado está VIVO, y eso es lo que importa...

Besos a todos y en especial a las "MAMIS"

Afrontando la lesión medular dijo...

Es cierto que conocí madres y padres que no estuvieron a la altura de las circunstancias hasta el punto de dejar "tirado al lesionado" : Un chico que era un amor fue dejado por sus padres, hermana y novia.

Algunos lesionados salieron adelante con el empuje, coraje y cariño de una novia que tomó las riendas de la situación porque la madre no tenia valor.

Afortunadamente son menos las que no pudieron que las que pudieron.

No se trata solo del parentesco que une a l.m. y familiares sino del perfila de ambos,

Gracias, "Chica del Jardín" por tu generosa y sincera felicitación a las Mamis y por lo que a mí me toca.