miércoles, 28 de mayo de 2014

Otro "Abu" afortunado


La familia de "Abu Miguel" al completo. Dibujo realizado por su nieta Yolanda de 9 años.

No es el primer abuelo que sufre una lesión medular. hablé en otras ocasiones del "Abu Suso" y de el Abuelo Enrique ("ver Entradas : "Un Hospital donde siempre sale el sol" ; "El abuelo ya está curado", "Una silla mágica").
Miguel Jiménez quedó tetrapléjico hace más de un año y medio a causa del Síndrome de Guillaim Barré.De él se podía decir que ha vuelto a nacer no dos veces sino cuatro porque estuvo muy grave por dos complicaciones durante su hospitalización en el Hospital nacional de Parapléjicos de Toledo lo que le ha hecho permanecer ingresado un largo período que supera con creces el de los pacientes con lesiones más comprometidas desde el punto de vista respiratorio.

Su mujer, Juani, ha sido su compañera de fatiga durante su rehabilitación. Ya he comentado alguna vez que la familia también queda parapléjica como el paciente y sufre el desgaste y estrés de la enfermedad/lesión y hospitalización. Juani y Miguel llevan juntos toda una vida. La mejoría de Miguel, no toda la que el quisiera, le permite disfrutar de las salidas de unos prolongados fines de semana.

Miguel y Juani. Foto, Manuel Moreno

Sus hijos y nietos no lo han dejado un momento durante su rehabilitación, incluido el hijo que vive en Nueva York. Este fin de semana pasado se reunieron a propósito de la comunión de la joven "pintora", Yolanda, que hizo el dibujo que encabeza la Entrada.

Los tres nietos
Yolanda y Nani (9 y 12 años)
 han escrito a petición mía una redacción en honor a su abuelo donde destacan :

- El impacto de la enfermedad en los primeros momentos
- La naturalidad con los que los niños viven la lesión
- La generosidad
- La gratitud
- El amor incondicional
- Lo cosechado por lo recibido : reciprocidad


Juan de la Cruz (12 años)


No quiero cerrar sin añadir una pequeña y entrañable anécdota. Dos de los pacientes que compartieron habitación con Miguel a lo largo de la rehabilitación y que ya estaban de alta hospitalaria, Antonio Ayora y Ana su mujer y José Ángel Ramirez, el pintor, y su hijo, se desplazaron a Ubeda para asistir a la comunión de la nieta de Miguel y Juani. Vemos de nuevo como los lazos de amistad que se hacen en el Hospital Nacional de Parapléjicos permanecen de por vida.

Deseamos una pronta recuperación de Juan de la Cruz que hace unos días se rompió el radio.

Mañana haremos una foto de Miguel y Juani y la colgaré en el Post.

9 comentarios:

Fernando Jimenez dijo...

Muchísimas gracias en nombre de la familia Jimenez Millan. Personas únicas para un hospital Único..

Afrontando la lesión medular dijo...

Una familia ejemplar. Gracias a vosotros y seguir así.

Falta la foto de vuestros padres que incluiré mañana.

La Chica del Jardín dijo...

Tuve la suerte de conocer a todos los integrantes de la familia, son espléndidos.

Me alegro mucho de que Miguel vuelva a su hogar, allí todo volverá a su ser, podrán disfrutar de la familia y amigos sin que Juani tenga preocupaciones por la carretera...

Seguid tan espléndidos como nos teneis acostumbrados

Besos mil, Manuel y Carmen

Afrontando la lesión medular dijo...

A Miguel le va a costar mucho irse del Hospital. Es el paciente que lleva más tiempo ingresado y siente el Hospital como otra familia, la FAMILIA POCO A POCO.

Anónimo dijo...

Que bien, la verdad es que los nietos son algo especial para los abuelos, yo lo veo con mi mamá, el amor que le tiene a sus nietos es especial, hasta se le iluminan sus ojitos.

Y los niños sin duda le tienen un cariño muy especial.

Así que Miguel es muy afortunado.

Un abrazo desde México.

ASH

Fernando Jimenez dijo...

¡¡¡¡ pero que guapos están mis padres, leche !!!!. Gracias Carmen y Manu por el apoyo que le disteis a mi madre en los momentos mas difíciles...

Afrontando la lesión medular dijo...

Son muchos los pacientes y familiares que se han apoyado unos a otros. Los veteranos vana apoyando a los recién llegados. Son una piña y crean unos lazos que no olvidarán. es difícil encontrar valores tan verdaderos como los que se descubren en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

La Chica del Jardín dijo...

Cómo están mis chicos de Úbeda!!!!

Sois unos campeones, espero que la vuelta al hogar sea muy agradable...

Besos madrileños

Afrontando la lesión medular dijo...

Estaré al tanto de esa vuelta y os contaré.Gracias en nombre de ellos, "Chica del Jardín". El Jardín se va quedando sin flores.