martes, 23 de diciembre de 2014

Pedir perdón

Me pregunto lo que me quedará todavía por oir .Una de las últimas reflexiones de un paciente, dura se mire cómo se mire, sobre su actitud hacia la "discapacidad" previo a quedar el mismo discapacitado  está relacionada con esta conducta que voy a comentar. Refiere no dejar de pedir perdón a Dios por haberse reído de las personas con deficiencias y usuarios de silla. Ahora que se ve en la misma situación se aculpa de la crueldad y el maltrato psicológico que ejercía sobre ellos.

Dediqué una entrada al blog, no se si recuerdan, acerca de ¿por qué genera lástima la tetraplejia? http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/03/por-que-genera-lastima-la-tetraplejia.html pero nunca contemplé que tuviera cabida en el blog hacer una sobre por qué genera risa o mofa la discapacidad.

Marta Allué, a la que no es la primera vez que hago referencia en el blog, ya ha dedicado algunos ensayos a estas respuestas o actitudes.http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/10/invalidos-feos-y-freaks.html

El sufrimiento y la enfermedad ponen al paciente en una situación de indefensión de tal magnitud que todo su sistema de valores, creencias, expectativas y relaciones se tambalea de algún modo. Es por ello que el lesionado se replantea toda su vida cuando yace en una cama durante cierto tiempo y, más si cabe, cuando lo sientan en una silla de ruedas. En la silla observa el mundo desde otra perspectiva lo que le lleva, irremediablemente, a una fase de introspección y reflexión su modo de existir y estar en el mundo previo a la lesión.

7 comentarios:

Miguel Angel Cuesta dijo...

No hay peor discapacidad que la intransigencia, la imcomprensión y la falta de empatía. Afortunadamente no he sentido rechazo en estos más de dos años. Sí indiferencia y, sobre todo, invisibilidad. Admirable ayer el comentario de Manuel (Sonriman) que es muy apropiado para esta entrada. Y pensar que en esta vida, tarde o temprano, hay para todos aunque no nos guste.
Será mi última mirada a esta ventana por este año. Quiero desearos a tod@s los habitantes y visitantes de esta casa que Mari Ángeles tan amablemente nos cede, una muy feliz Navidad. Yo encontré sentido a esta celebración en el HNP y desde entonces aprovecho para dar gracias por lo que la vida me ha concedido. Un abrazo

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias de nuevo, Miguel Ángel, por dar las gracias y por seguir asomándote a esta ventana que espero seguir manteniendo abierta en este año nuevo que esta a punto de llegar

Ya que fue duro tener que atravesar por el trance de una lesión medular y por un largo período de rehabilitación y hospitalización al menos te compensó por lo aprendido, querido, apreciado y valorado.

Espero poder seguir teniendo cosas que deciros en 2015. Es una satisfacción enorme poderos aportar algo y más aún recibir de vosotros, apoyo, estímulo, gratitud y cariño, algo que recibo directa o indirectamente.

¡Que el 2015 te trate tan bien como tu tratas a las personas!

Entonces....¡hasta el año que viene!

felipe dijo...

No puedo comprender que nadie se ría de un discapacitado. La discapacidad puede inspirar lástima, compasión, miedo, ganas de mirar hacia otro lado, ternura....¿pero risa?. Realmente es duro.
Mejor es olvidarse de eso y desear una feliz Navidad a todos lo que se asoman a la ventana a la que alude Miguel Ángel y que tu, Mariangeles, nos brindas gentilmente. Un abrazo

Afrontando la lesión medular dijo...

No se si era el mejor momento para contarlo pero no quiero contar sol las cosas que suenan bien sino esto que me parece de una crueldad increíble y que parece salido de tiempos ancestrales.es triste que estas actitudes se sigan viendo en pleno siglo XXI.

Gracias Felipe y, por si acaso no entras antes del día 31, hasta el año que viene.

Manuel Penalva dijo...

Buenas madrugadas del día de Navidad, Bajo mi punto de vista, y con gafas, es difícil entender y comprender ciertas formas o maneras, cuando uno, a es pequeño, a .como no tiene uso de razón , se deja pasar. Pero para pedir perdón, hay que tener el Don de perdonar y saber perdonar , como yo no lo se , ni lo tengo. TAN SOLO DECIR: Deseo A todos una feliz Navidad y felices fiestas, llenas un poquirriquitin de energía, fuerza, ganas y de impulso. Nada más una inmensa sonrisa aaaaaa. Manuel ( sonriman ).

Anónimo dijo...

Feliz navidad a todos

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Feliz Navidad a todos!