viernes, 16 de octubre de 2015

Madres (II) : "Nunca me dijo que me quería"



No daba crédito hace unos días cuando un paciente me dijo que su madre NUNCA le había dicho que lo quería. Parece que la maternidad ya es un motivo para querer aunque sabemos que hay hijos deseados e hijos no deseados aunque con el tiempo se quiere también a los no deseados.


Berthe Morisot 1874 "la cuna"

"El Primer hijo" Joaquín Sorolla


Esto viene a propósito de lo importante que es diferenciar lo verdaderamente importante de lo arbitrario y del tiempo que pasamos de nuestras vidas ocupados en nimiedades dejando que las cosas que realmente importan pasen desapercibidas. La atención, como diría Pablo Dòrs como ya comenté   es la virtud por excelencia y aquella que debemos aprender a cultivar.http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/02/la-atencion-la-virtud-por-excelencia.html

Es difícil crecer y "sobrevivir" sin cariño y sin refuerzos. Es difícil construir una vida sin aliento, sin que nadie ve el potencial que hay encerrado en cada uno de nosotros.

Dejo estos dos enlaces a dos de las Entradas que hice a propósito de un comentario emitido por "La Chica del Trébol" (Isa) Mujeres http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/06/mujeres.html

Madres (I) http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/06/madres.html

Añado este enlace por si es de interés http://unadelosantiguosninos.blogspot.com.es/2014/04/ser-madre-saberse-madre-sentirse-madre.html

NOTA  Como algunos seguidores han entendido que me refería solo al hecho de expresar en forma de "te quiero" el cariño, hago esta observación. El paciente no solo no había oído de la boca de su madre un "te quiero" sino que nunca se había sentido querido como hijo y su madre no había ejercido el rol de madre. Puede que a ella tampoco nadie se lo hubiera transmitido por lo que no sabía cómo desempeñar su rol.

6 comentarios:

Guadalupe dijo...

No comprendo que una madre nunca diga a un hijo cuanto le quiere,cuanto le ama...
Yo desde luego no me lo imagino.
Creo que es una necesidad ,expresar esos sentimientos, más que una obligación.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es difícil de entender, Guadalupe.

Anónimo dijo...

Si que. Es dificil entender maria angeles, pero yo creo que. Pierden mas ellas.pero. Como. Dice mi hermana. Que. No sabemos. Muchas. Cosas de nuestras madres.espero. Que eso nos sirva para nosotras. Ser mas espresivas.porque. Nuestras madres también. Nos querian. Isa

Afrontando la lesión medular dijo...

Me alegra que hayas ampliado el punto de mira, Isa. Llevas toda la razón y es probable que ello fuera fruto de que, a su vez, esas madres no recibieron el cariño de las suyas. las relaciones han ido cambiando a lo largo de las épocas. El hecho de llamar a los padres de usted, yo creo que nos ayuda a entender la distancia que se mantenía en las relaciones y lo poco que se estaba acostumbrado a manifestar las emociones. En los hombres, además, era signo de debilidad.
Os recomiendo que leáis el libro de Simone de Beauvoir : "Una muerte muy dulce" que trata de la relación con su madre en el último tramo de su vida y en la antesala de la muerte.

Voy a remitir de nuevo en la Entrada a una Entrada que hice "Los botones de mi madre" por si alguien no la leyó.

Francisco J. Peña dijo...

Daré mi opinión.
No recuerdo, en los veintidos años que estuve de pie, a mi madre decirme "te quiero", de veras que no. En mi familia, no somos de decirlo, ni entre padres-hijos, ni entre hermanos.
Para mi, no significa que no nos queramos, pues el sentimiento se lleva dentro.
Durante siete años, conocí o fui parte de una familia, que estaban todo el día dándose achuchones, y diciéndose "te quiero más que a mi vida", y en la actualidad ninguno se habla uno con el otro, o se hablan lo mínimo, no comparten.
En mi casa, seguimos hablando todos y compartiendo momentos de vez en cuando. Que mi madre no me diga "te quiero", de veras que no me preocupa, pues se que me quiere, lo demuestra día a día, al igual que ella sabe que es reciproco.
Un saludo.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias por tu aportación, Fran. Creo que me expliqué mal. No quise decir que la forma importe más que el fondo. Lo que yo quería decir es que no sólo no le dijo nunca que lo quería sino que nunca se comportó como madre ni le dio cariño.

Lo explicaré en la Entrada ampliándolo porque tanto Isa como tu lo habéis entendido en este sentido.

Tengo muy claro que tu madre te quiere. Lo ha demostrado y con creces pero ella lo transmite de muchos modos empezando por la mirada, por su calidez, por su disposición, por sus desvelos.....

No me olvidé de lo que me enviaste de sus labores pero es que no he tenido la ocasión de cuadrarlo aún.