viernes, 6 de enero de 2012

Lazos para toda la vida

Es frecuente oir comentar, tanto a pacientes como a familiares, que los lazos o vínculos que se crean en el Hospital Nacional de Parapléjicos, son "lazos para toda la vida". Es sabido que en las situaciones adversas (catástrofes, atentados, situaciones críticas etc. ) las personas se unen, se ayudan y sacan lo mejor. Todos conocemos testimonios estremecedores de los atentados del 11-S y del 11-M. Todos hemos visto imágenes de terremotos (en España el más reciente del 11 de Mayo del pasado año) con gestos solidarios. Los vínculos que se crean son tan fuertes porque esas personas comparten los mismos sentimientos y pérdidas y experimentan los mismos temores. ¡Qué mayor empatía se puede pedir!. Algunas personas han llegado a sentir el Hospital como su casa y a los pacientes, familiares, e incluso, profesionales, como su nueva familia. Esto es debido a que la identificación es más fácil cuando se habla el mismo lenguaje. Los valores cambian después de producirse una lesión medular y los problemas de los otros son las pequeñas e insignificantes cosas de todos los días. La llegada al Hospital produce un gran impacto en el familiar pero en poco tiempo se familiarizan de tal modo que nada les parece ajeno y sorprende con qué facilidad se adaptan y normalizan una situación tan dura. Se comparten sentimientos, capacidades, hobbies y se los ve agruparse por paisanaje compartiendo viandas regionales , afinidades etc.. Se ayudan y apoyan mutuamente y echan mano los que pueden a los que no pueden. Los que tienen mayor movilidad se sienten solidarios con los que comparten habitación y no pueden llamar al timbre, prepararse las pastillas, el desayuno. etc.. Al igual pasa con los familiares a los que les falta el tiempo por hacerse pariente del que está solo. Aquí, todos se igualan y se dejan a un lado las diferencias de clase.

5 comentarios:

mandalayc dijo...

Por supuesto,que en mi propia experiencia tenemos entre la gente de paraplejicos de Toledo,una conexion especial .
Personalmente nunca olvidare al personal que me trato y ni mucho menos a pacientes como yo.
Con los que hoy por hoy ,tengo contacto y espero tenerle siempre .He vivido momentos muy gratificantes ,que seria incapaz de pasar de ellos.
Como si nunca hubiera estado en el hospital.
Tambien respeto a las personas que no quieren ni acordarse .Aunque sea injusto por su parte,no valorar a quienes en algun momento dado, les presto su ayuda .Para mi esa ayuda me ha servido de tanto .Que como bien dice Mari Angeles aflora la empatia (sentimiento que a mi me encanta)y los valores los cuales crean lazos para toda la vida .

MªÁngeles dijo...

Hablé en mi entrada de los lazos que se crean entre pacientes y familiares. Esta conexión es especial también entre profesionales y pacientes debido al tiempo que éstos permanecen ingresados en nuestro Hospital. Particularmente, en mi caso, veo que se ha creado una red más familiar que profesional y eso es sumamente gratificante.

mandalayc dijo...

Tengo que volver al hospital,para poder seguir con mi rehabilitacion,pues he tenido que estar en mi ciudad tres meses en reposo.Me quedan 15 dias exactamente para volver.Solo de pensar que alli me voy a reencontrar con profesionales que se han portado genial conmigo me hace feliz.Porque les siento como mi segunda familia . Y si tengo ,la suerte de volver a ver alli a algun amigo/a que en mi primer ingreso conoci mejor todabia.

CHELO dijo...

Estoy con vosotros, la verdad que los lazos que se crean, más que paciente profesional, muchas veces son casi familiares, hablo cuando yo estuve allí en el 2000, los pacientes éramos una “piña”, mucha unión y por supuesto con los profesionales que estaban, desde luego que LOS MEJORES, lo digo por donde voy y la verdad que no me equivoco, desde la mujer de a limpieza, hasta el director del hospital en su día. Todavía hoy, tengo contacto con algún@s pacientes.
Deseando cada año que me avisen para esa revisión rutinaria, que por mal que me encuentre, me hace ponerme las pilas a 100.
NUNCA OS OLVIDO, SOIS LOS MEJORES!!!

Afrontando la lesión medular dijo...

Chelo : tú también fuiste especial a pesar de todo lo que te tocó pasar. Tu madre también lo fue y es una alegría saber que pudiste retomar tu vida y, yo diría, que con un nivel de satisfacción mejor que el previo y que supiste sacarle lo mejor a la lesión.
Gracias en nombre de todos los profesionales por tu generosidad y valoración de excelencia. Nos vemos pronto.