viernes, 22 de junio de 2012

Con Ojos de Niño (II)

El dibujo de Nerea (la nieta de una paciente) me sugirió esta nueva entrada. Es la mirada inocente de una niña de seis años que incorpora a su abuela con gran naturalidad desde la diversidad. Orgullosa de ella  ya antes de la lesión, no tiene reparos en destacar su silla de ruedas que dibuja en primer plano incluyendo los dos tamaños de ruedas (las grandes y las pequeñitas). La abuela Teresa, es la protagonista de la escena.

Nerea observa con todo detalle lo que le rodea, los gatos que forman parte del paisaje del Hospital y los patos, protagonistas de ese día en el embarcadero. Nadie está triste, ni la abuela "parapléjica", es más, la abuela reviste un aire de jovialidad. No hay que olvidar que la abuela de Nerea es una "abuela cibernética" que maneja el ordenador a las mil maravillas y que siempre "se puso el mundo por montera" creciéndose ante las situaciones adversas, que no fueron pocas.

La abuela también se enorgullece de su nieta al ver el dibujo con el que la ha representado sin faltar detalle. Observa Teresa que Nerea dibujó, incluso, las burbujas que hacen los peces al respirar, su diadema, las gafas y el ramo de flores que le regalaron. Le satisface la sabiduría, sensibilidad y aptitudes para el dibujo de su nieta y el cariño con el que la dibujó y representó un día tan festivo del que todos disfrutaron.

Una vez más vemos cómo los niños tienen otro punto de mira de la diversidad y no se plantean la silla de ruedas a largo plazo. Asimismo, ven de manera natural las repercusiones colaterales de la silla preguntando "sin pelos en la lengua" sobre el nuevo mundo y el nuevo lenguaje que les sorprende (sondajes, sondas, gases).

Después de todo, si lo pensamos bien, ¡qué impide a Teresa disfrutar de un buen día en compañía de su hijo y nietas y enseñarles el embarcadero!.

Si hay buena disposición, no hay barreras ni fronteras.

5 comentarios:

Raúl dijo...

Hola, soy el padre de Nerea y me ha gustado mucho la interpretación que has hecho del dibujo. No podía ser más acertada. A la abuela le encantó el dibujo que Nerea le hizo con tanto cariño.

Afrontando la lesión medular dijo...

Tú hija es una niña muy inteligente y sensible y para su edad ha realizado un dibujo por encima de lo esperado. Se ve que ha heredado tus cualidades pues, según tu madre, tienes dotes para la pintura.

No me extraña que a la abuela le haya gustado.

Voy a hacer ahora una entrada dedicada a los nietos pues también merecen un espacio en el blog. No se si viste otro dibujo de una nieta con su abuelo realizado también con gran sensibilidad (ver entrada "El abuelo ya está curado")

Anónimo dijo...

Cualquiera que haya estado en HNP varias veces, si ve el dibujo fuera de contesto le vendria a la cabeza el Hospital. Muy representativo.
Jajaja hasta los gatos, a mi tambien me llamó la atención la convivencia de gatos y patos, andaban juntos por alli.
Alli se fomenta la integración 100%;)

Anónimo dijo...

S.

Afrontando la lesión medular dijo...

Ahora el Hospital está en obras y está más feo. Hubo un tiempo en que los gansos paseaban y convivían con los pacientes y familiares. Era una estampa muy bucólica que nos relajaba también a los profesionales.

Respecto a los gatos, se ha prohibido darles de comer y hay menos ahora. Son medidas tomadas porque no se podía mantener un adecuado control.