jueves, 4 de abril de 2019

Cansados de hablar siempre de lo mismo

Alguien me dijo hace apenas dos semanas que no entraba mucho en el blog porque ya habían "normalizado" la situación sobrevenida por la lesión y seguir hablando de lo mismo no era muy saludable. La vida se reconduce y continúa y no hay que "marear más la perdiz". En algún momento hay que seguir haciendo lo que se hacía antes de la lesión y hablando de lo cotidiano como siempre.

Yo dije que seguiría tirando del blog mientras pudiera servir de apoyo a alguien y eso es lo que hago aunque entiendo que haya más seguidores nuevos que veteranos en base al comentario al que hago referencia.

Si busqué seguidores antiguos no es para que se reengancharan al blog sino porque les tenía que comunicar que en breve voy a publicar mi tercer libro y algunos de estos que desaparecieron del mapa, tiene algo que ver con él. Ya no me importa adelantar la noticia porque espero que este mes pueda ver la luz tras haber sacado el de los niños "La lesión medular con ojos de niño".

6 comentarios:

Elenabombera dijo...

Encantados de leerte y seguir eñ blog... siempre se aprende algo y siempre se puede aportar! Un beso!

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya lo creo que aportáis. Gracias por estar ahí, Elena.

Unknown dijo...

El hecho de saber que detrás de éste blog hay un grupo de personas que quieren compartir sus opiniones y experiencias, para mí es un regalo, a veces con lazos de cierta reflexión y sentimientos y otras más con lazos de ánimo y esperanza.
Un abrazo muy fuerte!!!
Javier Lázaro

Afrontando la lesión medular dijo...

Me alegra saber que te aporta. Gracias, Javier.

Unknown dijo...

Espero y deseo no cansarme. Cansarse está próximo a tirar la toalla...
Ser consciente de que hay muchos luchadores en éste grupo es motivo suficiente para seguir.
Gracias a ti M.Ángeles y a todos los seguidores de éste blog.
Un fuerte abrazo a todos!
Javier Lázaro

Afrontando la lesión medular dijo...

La verdad es que hay gente estupenda y que me ha dado aliento durante siete años. Gracias, Javier, una vez más. Solo por la fuerza que transmites, ya merece la pena seguir tirando de este blog y abriendo esta ventana cada día.