lunes, 7 de julio de 2014

¿Enfermo o lesionado?


No es infrecuente oir decir a los lesionados medulares : "Yo no soy un enfermo, soy un lesionado medular". Se entiende que este matiz, necesario para el lesionado, se explica por la necesidad de aclarar que el hecho de contraer una lesión medular, no le lleva al lesionado a cargar con el sambenito de "enfermo".

Reflexionando sobre este tema, me encontré con estas reflexiones, valga la redundancia, en el blog de Alfredo Oliva  http://alfredo-reflexiones.blogspot.com.es/search?updated-min=2014-01-01T00:00:00%2B01:00&updated-max=2015-01-01T00:00:00%2B01:00&max-results=6 sobre la salutogénesis que me parecieron merecedoras de dedicarles una Entrada dados los descubrimientos de Aaron Antonosky , médico sociólogo israelí, en contraste con las Teorías sobre la resiliencia de la que tanto he hecho mención en el blog.

"La salutogénesis se interesa por los factores que facilitan la salud y el bienestar de todos los sujetos con independencia de que vivan o no situaciones de riesgo. A estos factores, el médico israelí los denominó "recursos generales de resistencia" que son elementos de tipo biológico, material o psicosocial que ayudan a las personas a afrontar de forma exitosa las circunstancias y estresores de sus vidas. Estos recursos favorecen que el sujeto desarrolle una visión general del mundo en que vive como un contexto comprensible, manejable y significativo, algo que Antonosky denominó sentido de coherencia. Algunos estudios han hallado que tanto adultos como adolescentes que muestran un mayor sentido de coherencia presentan mejores indicadores de salud y bienestar".http://alfredo-reflexiones.blogspot.com.es/2014/06/de-la-psicopatologia-la-resiliencia-y.html

Volviendo al tema con el que encabezaba la Entrada, creo que la persona que contrae una lesión medular, puede incurrir en un error si su identidad queda reducida a la de lesionado porque todos, lesionados y no lesionados, somos por encima de cualquiera otra circunstancia en la que nos hallemos inmersos, PERSONAS.Ello puede llevar a encasillar a las personas que han sufrido una l.m. en un colectivo que los anula como personas aunque actualmente se les llame "diversos" que también puede ser un modo "perverso" de denominación que anule la verdadera esencia del ser humano.

Mucha gente tiende a decir : "si, el lesionado tal o cual que sufrió un accidente o enfermedad de este u otro tipo" para hablar del mecánico, la abogada, el ama de casa, entre otros, que contrajeron la lesión, como si en el escenario de la misma quedaran desposeídos de sus atributos, en suma, de su esencia que daba sentido a su existencia hasta ese fatídico día.

6 comentarios:

Fran Mx dijo...

Hola!
Hace tiempo no escribo, ni participo en tu Blog, y este me pareció un buen tema, para retomarlo.
Os daré mi opinión personal, ahí voy:
Que te llamen enfermo, es la educación tu hallas recibido, cuando estuviste ingresado. En mi hospital de origen, si se dirigían a mi, como enfermo, quien informaba a mi familia, yo era "polivalente 5", solo eso.
La sorpresa de mi familia, al llegar al H.N.P., unidad UCI, fue escuchar decir mi nombre a Claudia Gambarruta, nada más en el primer informe.
En los 97 días permanecí en esa unidad, nadie se refirió a mi como "enfermo". Les escuchaba decir en sus reuniones, "Francisco, paciente, cama 2", y creanme, estuve más pallá que pacá.En los 10 meses estuve en la 2ª S.O., igual, nadie se refirió a mi, como "enfermo".
Será que en H.N.P., nos miman demasiado, no se.
Para mi, es duro, y no acepto me llamen así, lesionado si, y "cojo" entre amigos.
Ayer me enfadé, con otro Lesionado Medular, en un grupo de facebook, relacionado con Parapléjicos Toledo.
En mi opinión, el llamar enfermos a pacientes, es algo debería desaparecer, pero no solo en L.M., si no de toda persona, trabaje en la medecina. "Enfermo 3, sala 4", eso no vale para mi, no me gusta.
Un saludo.
Fran

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Qué ilusión verte por aquí, Fran y ver que te has hecho seguidor.Ya se que tu nos tienes una muy especial estima y es verdad que nosotros a tí también.

Es bueno personalizar el trato. Son muchos los mese que pasáis en el Hospital y esto da lugar a crear vínculos muy especiales. Luego, toca despedirse a unos y a otros. Hoy, internet nos mantiene muy unidos, como si no os hubiérais ido. Gracias, Fran, por tu fidelidad y consideración hacia los profesionales del H.N.P.

¡Ah! Quiero decir a los seguidores que tengan en cuenta cuando te lean que te comes todos los "ques" y puede ser difícil entenderte.

Anónimo dijo...

Fíjate que es una entrada interesante, y hago alusión a una frase que utilizaban en una entrada anterior "Cambio de chip".

Mi amigo se refiere a veces como un enfermo, según alcanzo a percibir, es porque no puede hacer muchas cosas y tiene dolores y entonces se dice que esta enfermo.

Ahora pienso, si el se siente enfermo, entonces ¿cómo lo perciben los demás?

En su momento yo también decía que mi amigo estaba enfermo, hasta cuando me lo explico el blog.

Hoy yo no veo a mi amigo como un enfermo, sino como un lesiona al cual llamo por nombre, a quien respeto y quiero mucho y que entiendo que si bien no sale de casa o hace otras cosas, es porque aun esta en el camino para que lo haga.

Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

Yo también veo a tu amigo como "enfermo" por lo que cuentas y, probablemente, así lo perciba la gente. Si el se vive así, esa imagen cuesta cambiarla.

Sonriman dijo...

Buenas Tardes: Bajo mi punto de vista , ¿Cual es la diferencia, entre: Enfermo ,o lesionado.
También a un lesionado, o enfermo se le trata como paciente.
No hay que meterse en ese bucle que al final no se llega a ningún sitio.
Seas lesionado, enfermo, paciente...
Lo que eres es un ser humano, si puedes siéntete,físicamente, mentalmente.... Eso es importante, y si consigues ser sentido. (Lesionado, enfermo, paciente....). que inmenso es.
UN INMENSO GRAN SENTIMIENTO PARA TODOS ; GRANDES CABALLEROS E INMENSAS DAMASSSS.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es verdad, Manuel, quizá la calve está en qué peso le demos a cada palabra y qué connotaciones peyorativas haya detrás de ellas.

El problema es que hay personas que, sintiéndose enfermos, no son capaces de salir de ese papel que en nada le beneficia.