martes, 23 de septiembre de 2014

Nos han cambiado los Otoños


"Autumn" (school) Marianne von  Werefkin

Cuál fue mi sorpresa cuando al revisar el día del comienzo del Otoño del presente año, me enteré que durante el presente S XXI, el Otoño nunca se iniciará el día 21 de Septiembre. En los pasados 13 años desde que se iniciara el Siglo, no había sido consciente de ello. He sentido pena y añoranza porque esa fecha yo la tenía asociada a pequeñas cosas significativas.

Ya que este Otoño tendrá para mí connotaciones diferentes, he seleccionado también una pintuta diferente que nunca hubiera asociado al Otoño salvo por esta larga fila de colegiales. A fín de cuentas, también el Otoño es eso, el inicio de curso escolar.


. El equinoccio de otoño puede darse, a lo sumo, en cuatro fechas distintas (del 21 al 24 de Septiembre). A lo largo del siglo XXI el Otoño se iniciará en los días 22 y 23 de Septiembre (fecha oficial española), siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos son bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico). 

Está claro que no llegaré a conocer el Otoño del 2096 pero espero disfrutar aún de muchos Otoños.

En cualquier caso, el Otoño siempre será una de las cuatro estaciones http://vimeo.com/24448859 del año que sigue caracterizándose en nuestro País por ser la puerta de Entrada a la caída de las hojas y al paso a la Estación fría.

A mí me gusta el Otoño porque me invita más a la reflexión, al silencio, al sosiego y a poner en orden mi vida.

Ayer, al atardecer, una garza real volaba sobre mí a cámara lenta y sentí que era ella quien me anunciaba el Otoño. De nuevo "una garza en el Puente sobre el Río tajo" pero esta vez el puente de la Universidad y no el de la Peraleda de camano al Hospital de Parapléjicos sobre el que escribiera en otro Post http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/04/una-garza-en-el-puente.html

Gracias a JMA, por su generosidad y conocimiento del arte, por facilitarme la imagen de esta Entrada y otras muchas.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Que noticia me has dado! No sabía que ya había iniciado.

A mi me gusta el otoño porque es la fecha en que muchas personas cosechan, aquí en México las plantas del maíz están listas y comemos muchos elotes.

Para mi el otoño es una etapa de madurez, se empieza a ver si durante el año cumplí ciertas cosas o no y algunas que aún tengo tiempo de ajustar, las ajusto, otras aunque quisiera ya no es tiempo.

Luego como los árboles empiezan a tirar sus hojitas, me gusta caminar en algún parque y pisarlas, el sonido me relaja y se empiezan a preparar para volver a florecer, como nosotros.

Por otra parte, inicia el frío y eso también me gusta :)

Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Adry, por compartir cosas tan personales con nosotros. se me ocurre que podemos preguntarle a los seguidores por su Estación favorita y los motivos de su elección.

Hoy hubo en Toledo muchos contrastes de temperatura ( sol fuerte sol cálido, lluvia intensa que me pilló desprevenida. El Otoño, como la Primavera, es lo que tienen.

Felipe dijo...

El otoño, como la vida, tiene sus luces y sus sombras. En otoño la luz es menos brillante, pero se percibe y se aprecia mejor el contraste de los colores. En la vida ocurre lo mismo.
Hoy he acompañado a mi hija a hacer unas gestiones, me ha dolido ver su dificultad para el movimiento y me ha maravillado su entereza y su fuerza. Tal vez sea yo el minusválido. Me he sentido orgulloso de ser su padre.
Un abrazo para todos los que luchan por superarse a sí mismos.

Anónimo dijo...

Aquí en Murcia el otoño no a podido empezar mejor, con lluvia que nos hacia muchisima falta.ami siempre me gusto el otoño el color de los árboles de hojas perennes , recuerdo la sierra de Francia en Salamanca es en otoño una maravilla. Mi estacion favorita es sin dudarlo la primavera que aquí en Murcia es un jardín de olores sobre tido a azaar de los naranjos y limoneros.la chica del trebol.

Manuel Penalva dijo...

Buenas noches, hoy ha entrado el otoño, cambio de estacion , para algunos triste, por el frío, la lluvia, el mal tiempo, la soledad. " disculpas, soledad seria el estar uno solo, si se para uno a pensarlo, se dará cuenta de que , no está solo , esta consigo mismo. Y eso es muy importante. Ya llueva, nieve, haga viento.... y si se sigue dando uno cuenta, cuando uno se está con si mismo, estará rodeado de otros mismos. Disculpas pensamiento personal, que nadie se abandone y se deje de lado, ese ser que es uno es un pequeño, inmenso ser. Un gran otoño a todos. Una inmensa sonrisa aaaaaa. Manuel ( sonriman )

Afrontando la lesión medular dijo...

No me extraña, Isa, que te guste la Primavera con ese olor a azhar que tenéis en Murcia. Yo lo añoro mucho de Córdoba, la ciudad donde me crié. Ahora me consuelo con el Jazmín en mi terraza. Que tengáis una buena Estación y disfrutéis como merecéis.

Afrontando la lesión medular dijo...

El tema, Manuel, es que a mucha gente le da miedo estar a solas consigo mismo.

Otro Otoño bueno para tí, para vosotros.

Esta noche algo te sorprenderá.

Anónimo dijo...

Buenas...hay que disfrutar de cada dia ...el otoño nos invita a recogernos mas...aunque en estas tierras casi es verano todavía...y estamos deseando que refresque! Eso si...se acortan los días ...pero a nosotros nos gustan las veladas en casa ! Un abrazo de Bom y Elena

Afrontando la lesión medular dijo...

A quien no le gustan las veladas y echarse ya una colchita para dormir.

Hoy aquí descargó bien la lluvia de madrugada.

Buen Otoño murciano, pareja.

Afrontando la lesión medular dijo...

He recuperado tu comentario, Felipe, que se coló como "spam". ¡Qué orgullosa tiene que estar también tu hija de su padre!.

Todos somos minúsvlaidos en alguna medida pero no debemos de centrarnos en nuestras discapacidades sino en potenciar, valga la redundancia, nuestras potencialidades.

Compruebo cada día que lesionados y familiares descubren capacidades y valores insospechados que, hasta el momento de la lesión, no habían tenido que usar.