sábado, 27 de septiembre de 2014

Recuperar la alegría

Juan José Monteagudo y su hija Cristina

Tras sufrir una lesión medular ¿es posible recuperar la alegría?

¡Qué voy a contar yo que la mayoría de los seguidores no sepa".Pacientes o lesionados, como los queramos denominar, y sus familiares, han vivido y viene en primera persona el estrés generado por la enfermedad-lesión . Tras ella, se suceden unos primeros días indescriptibles de sufrimiento y tensión ante la gravedad de las lesiones, algunas con riesgo de muerte. se suceden las semanas hasta el traslado al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo que, en principio, es tomado con "horror"y que, pasado un tiempo, lo que desean tanto los lesionados como sus familiares es el traslado inmediato para comenzar la rehabilitación dadas las bondades que de dicho Hospital se comentan en los hospitales de origen.

La familia suele situarse antes que el paciente en la lesión y consecuencias. Cuando el paciente empieza a ubicarse, los familiares ya han ido elaborando la pérdida, haciendo el duelo. Su afán es volver a recuperar la alegría y ver la luz al final del túnel y pensar que otra vida es posible tras la lesión y si no que se lo digan a la familia Monteagudo y tantos seguidores nuestros.

Pongo esta foto por la que Angelines, la mujer de Juan José, tiene especial predilección .Me encaja muy bien en esta Entrada. Nunca hubiera pensado que Juan José lo hubiera afrontado tan bien en tan poco tiempo.
Hoy nos contaba Angelines, nuevamente, en la Sesión de Terapia Familiar,cómo a su marido lo daban por muerto cada día ¿quién lo iba a decir?. Ya sabéis que el optimismo ha sacado con vida a mucha gente incluídos los que sobrevivieron al Holocausto.

Dejo este enlace del Himno a la Alegría que no tiene desperdicio  https://www.youtube.com/watch?v=ChygZLpJDNE

7 comentarios:

La Chica del Jardín dijo...

La alegría debe mantenerse viva, a pesar de la dureza del momento.

Cuando vamos a ver a nuestro lesionado, o a los vecinos lesionados, deberíamos mostrarnos siempre con una sonrisa, al menos, para dar ánimos al que está sufriendo en la cama o en la silla.

Recuerdo los dificiles días en UCI, Manuel estaba muy mal, pero se hubiera puesto peor si nosotros lloraramos al verlo (como decía aquella madre "yo vengo llorada de casa")

La situación difícil se sobrelleva mejor con alegría, con la alegría de seguir vivos y poder contar los avatares a nuestros congéneres.

Los que me conoceis, sabeis que no perdí la sonrisa ni en los momento más complicados de la estancia en el hospital, ahora la llevo más espléndida pues estamos en casa, juntos, vivos, disfrutando cada segundo del día (he podido quedar viuda hasta 3 veces desde que Manuel contrajo la lesión cervical)

El que tengamos a nuestro lesionado cerca, vivo, con ganas de seguir... ¿no es razón suficiente para recuperar la ALEGRÍA? Yo creo que si, aunque haya cambiado nuestra forma de vida, seguimos teniendo VIDA que es lo más bello que podemos pedir...

Besos alegres, sonrientes y cargados de energía positiva

Felipe dijo...

Recuperar la alegría, el leitmotiv de las reuniones de los viernes. La búsqueda desesperada de una sonrisa en la cara de alguno de los familiares de lesionados, que reflejase, como si de un espejo se tratase, la mejoría de lesionado.
¡Cuánta ansiedad en la búsqueda!. ¡Cuánta satisfacción cuando alguno de los asistentes nos contaba la mejoría y nos contagiaba su alegría!. Nunca podré olvidar esas experiencias.
Por favor, no dejes nunca de prestar esta ayuda.

Manuel Penalva dijo...

La alegría, a veces cuesta, otras veces nos parece imposible , el tenerla y aún más , demostrarlo en determinados momentos. Para un familiar, acompañante es difícil mostrar un gesto alegre como una esbozada sonrisa en la cara, en mi caso , en momentos fáciles, amenos, la dama que tengo yo de estar a su lado, pocos momentos puedo recordar que no la tuviera, en este periplo de tiempo, pasado en ese inmenso lugar, el h.n.p. tampoco la recuerdo con un gesto alegre, momentos gratos , difíciles, hay que llevarlos con fuerza, ganas, y con gratitud. Un inmenso gesto, con una esbozada sonrisa en mi. Mucho ánimo, mas ganas e inmensa sonrisa aaaaaa. Manuel ( sonriman ).

Manuel Penalva dijo...

Disculpas hay palabras que no se han reflejado espero que se entienda bien.

Afrontando la lesión medular dijo...

Los que te conocieron, Carmen, tuvieron la suerte de contagiarse de tu alegría. No solo tenías para Manuel sino para dar y tomar. Contagiaste a Felipe, entre otros, hiciste la estancia fácil y agradablea muchos, que de no haberte conocido hubieran esatdo solos, a la deriva. Gracias por tu Terapia.

Afrontando la lesión medular dijo...

La Terapia era y es para todos. Fue un Grupo estupendo al que añoro. Eráis una buena "medicina" para el Grupo. Mientras siga trabajando espero seguir con estas Sesiones de viernes. Gracias, Felipe, por lo que aportaste y por lo que sigues aportando a través del blog.

Aunque esto leva su trabajito, me alegro mucho de haber creado el blog. ¡Os tengo tan cerca que os siento vibrar y seguís generando una enorme energía!

Afrontando la lesión medular dijo...

Tranquilo, Manuel, que aunque a veces paree que te contradices, creo que todos hemos entendido tu mensaje. Mil gracias por esa fuerza que transmites y por esas GANAS que le echas a todo.