jueves, 7 de enero de 2016

Un Hospital de Lesionados Medulares en una ciudad llena de barreras



Creo que Sir Luidwig Guttmann se equivocó cunado eligió Toledo para ubicar el Hospital de L.m. referente del Estado español para la lesión medular. Es una de las ciudades con más barreras de España y de ello son testigo los lesionados medulares y sus familiares que se las ven y desean para acercarse a conocer el Casco Histórico de la ciudad de Toledo.


Al ingreso, yo suelo proporcionar una Guía de Toledo para transitar con silla de ruedas para cuando llegue el momento de iniciar las primeras salidas y para ir ubicando a los familiares.

Recientemente nació un blog, una iniciativa de dos familiares de l.m., Eladio San Juan y José Duato : "Toledo rodando"
http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/12/toledo-rodando.html
de apoyo a familiares con información práctica para cuando aterrizan en la ciudad debido a que inicialmente ésta se les hace inabordable y hostil.
En ese blog se pretende cubrir información sobre :

- restauración
- hostelería
- comercios prácticos de toda índole( supermercados, tintorerías, peluquerías, entre otras)

para favorecer la integración y minimizar el riesgo de desorientación y reducir los niveles de ansiedad y estrés.

Hay familiares que nunca van a lograr la integración en Toledo mientras que otros estarían dispuestos a trasladar su domicilio aquí. El abanico de actitudes y posturas es tan amplio que hace que unos disfruten a tope de lo que la ciudad les ofrece (ocio, cultura) mientras que otros "echan pestes" de Toledo . Recientemente, hay un familiar en fase de adaptación que solo ve inconvenientes en Toledo ( "es una ciudad muy fría, parece un pueblo, las casas son feas", entre otras).

Es cierto que si las casas que los acogen tuvieran mejor equipamiento y dotación, la adaptación sería más fácil y el afrontamiento de la lesión mejor.

Espero que "poco a poco" la ciudad se vaya haciendo más accesible y amigable a los familiares.

9 comentarios:

Cressss dijo...

A mi Toledo siempre me ha parecido precioso con sus murallas y sus cuestas. Ahora me sigue pareciendo precioso pero con dificultades para los lesionados como muchas otras ciudades. Al principio creo que todo es complicado pero poco a poco nos vamos habituando.

Anónimo dijo...

Toledo en silla es una prueba para cualquiera, calles estrechas, cuestas empinadas, suelos empedrados, escaleras por todas partes... Una joya de la accesibilidad. Yo encuentro Toledo muy siniestro también, lo había visitado antes y me gustó pero después de la estancia de mi marido allí me trae muy malos recuerdos y nunca me apetece ir. Es llegar a Toledo y entrarme una angustia tremenda, parece que revivo todo otra vez.

Mercedes Castaño López dijo...

Yo creo que Toledo no es justamente un ejemplo de accesibilidad. Como ciudad sin duda es preciosa, pero en cuanto a accesibilidad tiene un claro suspenso. La cuestión a mi entender, no es que se equivocasen al edificar aquí el HNP, sino más bien me preguntaría ¿qué ha supuesto el que Toledo cuente con el Hospital de referencia en lesión medular?. Tal vez hubiese sido más constructivo verlo desde el punto de vista siguiente: dado que en Toledo tenemos el HNP, al que vienen pacientes de toda la geografía española y también extranjeros; ¿qué podemos hacer como ciudad para mejorar la accesibilidad, y que Toledo sea un ejemplo de integración, pasando para ello por supuesto, por la accesibilidad?

Afrontando la lesión medular dijo...

Siempre hay contrastes, como podemos observar, luces y sombras.

Una vez superado el trauma, la vida continúa y la ciudad y el Hospital se recuerda con añoranza. Algunos vienen, incluso de vacaciones, como es el caso de los hijos pequeños de un paciente que les gusta venir a pasar unos días.

Sin ir más lejos, el lunes llega con su esposa y unos amigos Felipe Vila, uno de nuestros más fieles seguidores y creo que viene cargado de ilusión y con ganas de volver a reencontrase y reconciliarse con la ciudad.

Maria Dolores Garcia Perez dijo...

A mi me encanta toledo, volveria mil veces. Si hay que decir que cuesta ingeniarselas para visitarla en silla de ruedas. Recuerdo una salida que hicimos en taxi hasta l propia puerta de la catedral, calles pedregosas, baches, ... preocupadisima de los botes que daba mi madre, le decia al taxi: " mas despacio por favor".
Yo pienso que el hospital esta ubicado alli ya bastantes años como para solucionar algunos problemas de barreras arquitectonicas, de tener mas de dos taxis adaptados, alguna residencia para familiares cercana, ...son ideas.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias Mercedes.La verdad es que estuvo de Concejal de Urbanismo (creo recordar) un lesionado medular usuario de silla de ruedas del que no solo yo sino algunos más esperamos que se notaría y todo siguió como siempre, o sea, inaccesible e impracticable.

Si yo hubiera ocupado un cargo directivo en el Hospital, creo que habría sentado a algunos políticos en una silla de ruedas al menos durante 24 h en Toledo y los hubiera hecho enfrentarse una a una a las múltiples barreras.

Gracias por el seguimiento del blog.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Qué ilusión me hace que sigas aquí cono nosotros, Mª Dolores!. ¿Qué tal va creciendo la pequeña Gloria?. Fuistéis valientes y atrevidas con vuestra madre como tantos otros familiares.Subir al Casco histórico es una odisea para cualquiera, no digamos para los usuarios de sillas de ruedas.

Gracias y abrazos para tus hermanos y Alejandro.

Maria Dolores Garcia Perez dijo...

De vez en cuando, cuando tengo un momento os leo. Gloria ya tiene casi 6 meses y ha cambiado un monton. Yo ya trabajando y ella en la guarde, siempre riendo. Un saludo a todos los lectores y a ti.

Afrontando la lesión medular dijo...

Veo que todo va sobre ruedas y que Gloria disfruta de de la vida y crece sin problemas. Creo que vino al mundo con unas cuantas lecciones de vida ya aprendidas. Un beso para las dos.