jueves, 12 de julio de 2012

Tocando con silla

Horacio Novello actuando con su grupo

Todo lleva su tiempo. Esto lo saben muy bien las personas que sufren una lesión medular que rehacen su vida tras la lesión retomando, incluso, actividades deportivas y lúdicas que requieren adaptar la "herramienta"(esquí, silla deportiva, instrumento musical, entre otros) a la nueva condición que impone la lesión.

Decía Horacio Novello en su blog : "Ahora no puedo abrazar la guitarra igual que antes". Horacio componía música y tocaba en un grupo previo a la adquisición de la lesión medular y, tras el alta, se puso "manos a la obra", nunca mejor empleada la expresión, y no dejó de ensayar y familiarizarse, nuevamente, con su instrumento, para tocar desde la silla, algo que al principio no hubiera creído que pudiera volver a hacer.

Se trata de volver a tomar las riendas de la vida que cada cual llevara, en la medida de lo posible.

Entiendo que es mejor hacer la adaptación, aunque las cosas no puedan ser como antes, que suspender la actividad. Hay quien prefiere adaptar la pesca, la caza, el coche etc. que quedarse parado. Entre diferentes alternativas, considero que esta es más saludable y adaptativa aunque hay quien prefiere quedarse en casa lamentándose.

6 comentarios:

horacio novello dijo...

Como La Cigarra

Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aqui
resucitando.
Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal
porque me mató tan mal,
y seguí cantando.

Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.

Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui
sola y llorando.
Hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez,
y volví cantando.

Cantando al sol como la cigarra...

Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás
desesperando.
A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.

Cantando al sol como la cigarra...

M.E.Walsh


Gracias por ayudarme en el rescate.

Afrontando la lesión medular dijo...

Horacio : Me ha recordado este bello poema que nos regalas, este otro que cantaba tu compatriota argentino, de nombre también Horacio y de apellido Guarany, sobre el gaucho Martín Fierro del que he seleccionado unos párrafos.

Era un poema muy querido para mí en mis años de juventud.




Aquí me pongo a cantar
Al compás de la vigüela,
Que el hombre que lo desvela
Una pena estraordinaria
Como la ave solitaria
Con el cantar se consuela.

Yo he visto muchos cantores,
Con famas bien obtenidas,
Y que después de adquiridas
No las quieren sustentar
Parece que sin largar
se cansaron en partidas.

Cantando me he de morir
Cantando me han de enterrar,
Y cantando he de llegar
Al pie del eterno padre:
Dende el vientre de mi madre
Vine a este mundo a cantar.

Mi apoyo fue ave de paso, tú lo sabes bien. Fuiste tú, realmente, quien iniciaste el vuelo con la ayuda de Claudia, tu compañera del alma, desde luego.

Unknown dijo...

Muy bonito, me ha encantado esta entrada, y los poemas, preciosa amistad !!! Un beso. Belisa

Afrontando la lesión medular dijo...

A ver si se anima más gente a aportar poemas que nos hagan reflexionar y nos lleguen a lo más hondo de nuestro ser. Me alegro, y seguro que Horacio también se alegra, que te hayan gustado los poemas.

Anónimo dijo...

Los poemas me gustaron mucho y mas aun ver a Horacio en la foto!!

Escribiría un poema, pero no soy buena haciéndolo.

Saludos!!

Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

Si que es estupendo ver ahí, en esa velada nocturna tan agradable, tocando a Horacio, como antes lo hacía.

Anímate a regalarnos un poema, Adry, o a colgar alguno de algún poeta tuyo preferido.