viernes, 9 de agosto de 2019

La rehabilitación no es suficiente para llenar una vida

La frase que da título a esta entrada, "La rehabilitación no es suficiente para llenar una vida", me ha sido regalada hoy por Miguel Ángel Letón que, como viene siendo habitual, nos aporta su experiencia cada año como modelo de buen afrontamiento con los nuevos lesionados.


No es la primera vez que lo traigo al blog aprovechando el apoyo que nos proporciona y las sesiones con pacientes y/o grupos que llevamos a cabo.

Miguel Ángel tiene muy buenas intuiciones y maneras de saber llegar a los lesionados. Su acertada frase que comparto me ha servido para retomar ese tema recurrente que es el de la sobrevaloración que la rehabilitación física y el gimnasio tiene sobre el paciente dejando atrás algunas otras terapias que, en el marco de la rehabilitación integral, cumplen su función como es el caso de la rehabilitación psicológica.

Centrados en la rehabilitación física los pacientes no solo se dejan atrás otros temas de interés durante su rehabilitación como son el sacarse el carnet de conducir o la orientación sexual, sino también el labrarse un plan "B" tras el alta ya que solo lo centran en continuar su rehabilitación física.

La rehabilitación física no solo está sobrevalorada durante la hospitalización y primer ingreso sino que se convierte en muchos lesionados en su  leitmotiv.

A mí me gusta explicar a los pacientes que la rehabilitación es un contructo muy amplio que va a más allá del ejercicio físico. Está claro que el seguir manteniéndose activo y ser movilizado, en los casos de lesionados medulares cervicales, es importante pero no deben de dejarse en olvido otras áreas involucradas en la calidad de vida (deporte, relación social, hobbies).

Para cerrar, dar las gracias a Miguel Ángel por su disposición y tiempo.


8 comentarios:

Mamacorrecaminos dijo...

Eso me pasa con mi hijo. Que a veces tengo que recordar a mi entorno que es un niño pequeño, no un objeto a rehabilitar.

Afrontando la lesión medular dijo...

Suerte que tu hijo te tenga como madre.

Nuri_Madrid dijo...

Que razón llevais Miguel Ángel Letón y tu con estas palabras, hace relativamente me di cuenta de esto mismo que comentais, no todo es rehabitición fisica, en mi caso como hija de familiar ingresado en el HNP, ella solo queria rehabilitación fisica, no perder ni un minuto de la misma por realizar otras activades o simplemente pasar tiempo con sus familiares, pero nosotros mismos, los familiares, eramos los que fomentabamos que esto tambien sucediera y los momentos que teniamos eran para hablar sobre esa rehabilitación fisica, ojalá me hubiese dado cuenta mucho antes de lo importante que es la "rehabilitación mental, sentimental y afectiva"
Pero nunca es tarde, y hay que dejar que personas como Mª Angeles, hagan su estupendo trabajo para poder tomar conexión con todas esas tan importantes como la rehabilitación física

Afrontando la lesión medular dijo...

Muchos familiares, al menos al inicio del ingreso, rechazan el seguimiento psicológico, Nuria.

No son pocos los pacientes y familiares que tras haberse centrado todo el tiempo en la rehabilitación física, se arrepienten de no haber hecho uso de este servicio-apoyo que se les brinda. Hay mucho rechazo y desconfianza hacia la figura del psicólogo, la palabra "salud mental" da miedo cuando debería dar paz. Se valora y se cuida más el envoltorio que lo de dentro por desgracia. Pero nunca es tarde, hay gente que aprovecha el último tiempo y algo se lleva.

Gracias por el seguimiento y comentar.

Nuri_Madrid dijo...

Es una pena que se vea asi con el gran trabajo que hacéis, quizás tengan o tengamos para incluirme, aunque contigo ha sido muy facil para mi, el miedo a "desnudarse"
Nuestra ropa, nuestros zapatos, pendientes, colgantes, corbatas...solo son enseres que nos cubren físicamente, realmente pienso que estamos vestidos por nuestras experiencias y vivencias, nuestros miedos, nuestras alegrías... sentimientos en definitiva son los que nos visten y el temor a "desnudarse" esta ahí
Si no nos desnudamos ante un cirujano, traumatolo, enfermera.... no podrá ver nuestras heridas, no nos las podrá curar, no podrá valorar cual es la gravedad de nuestra herida....En salud mental creo que ocurre lo mismo, si no nos "desnudamos" no podréis realizar vuestro trabajo y curarnos.
Ojala sean muchas las personas que consigan "desnudarse" frente a los expertos en salud mental como tu que curas tantas heridas.

Afrontando la lesión medular dijo...

Vaya por delante que yo siempre agradezco a los pacientes y a sus familias que nos dejen asomarnos a sus vidas y que dejen que alumnos de pregrado y postgrado, puedan aprender con sus testimonios y ejemplos de vida.

Fran dijo...

Bueno...
-Yo cuando te empiezo a recordar o ver en UCI, recuerdo decirle/preguntar al personal de aquella unidad: "¿Para que viene una psicóloga a verme..., acaso estoy loco?", y ya ellos me explicaron tu cometido.
-Cometido, que por aquella época se entendía más en UCI, que en el gimnasio, por poner un ejemplo, siempre se sorprendían cuando pedía me pasaran a la silla, para ir a la 3ª planta, tanto otros pacientes, como el propio personal.
-Para mi, en mi opinión con esta lesión, la rehabilitación física tiene un tope, que aún llevándote todo el día en un gimnasio, no pasarás, (ejemplo famoso, el fallecido Cristopher Reeve - Superman), mientras que lo psicológico, esa rehabilitación - afrontación - superación no termina nunca.
Opinión personal.
Saludos

Afrontando la lesión medular dijo...

El escepticismo del paciente siempre está ahí al incio, nos veis como algo raro. El familiar es receloso y teme que nos adentremos en su vida. Hay mucho tabú sobre nuestra figura.

Has explicado muy bien en el último párrafo el sentido y la esencia de la rehabilitación psicológica. Gracias, Fran.