domingo, 25 de agosto de 2019

Quien lo persigue, lo consigue

Han pasado muchos años desde que Miriam Badía Pérez, juez de gimnasia artística femenina, sufriera en 2011 una tonta caída que la dejó tetrapléjica.

Desde el primer momento que tomó conciencia de su lesión, supo que ésta no la pararía para seguir siendo juez y puntuar a las jovencitas gimnastas.


Solo era cuestión de empeño y de tiempo y de demostrar que la silla de ruedas no le impide desarrollar su trabajo como antes.
Ahí la vemos, con todo el coraje que le ha puesto y con ese brazo que aún puede levantar. Todo un ejemplo para esas jóvenes generaciones, un mensaje que nos enseña que no solo el cuerpo es atlético sino también la mente y que ésta es la que dirige nuestras acciones y la que nos mueve en la vida..

Esto es lo que dice Miriam : 

"Soy la única juez de gimnasia artística femenina con licencia nacional de toda España que está tetrapléjica.  He puntuado hasta campeonatos amistosos en Pamplona y en algunas partes de España, tanto campeonatos oficiales como provinciales y autonómicos de la Comunidad de Valencia, y el año pasado (2018) fue el primer Campeonato de España qué he puntuado estando en silla de ruedas."

¡Enhorabuena, Miriam, y gracias por compartirlo con nosotros. Que sirva de ejemplo para que nadie se rinda!.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Testimonios y ejemplos como el de Miriam demuestran como la fortaleza de la mente, el estado de ánimo y la actitud pueden conducirte a superar muchas barreras físicas y sociales.
Mi más sincera enhorabuena Miriam. Sigue siempre tan valiente y decidida.
Un saludo. Javier.

Afrontando la lesión medular dijo...

Iré colgando otros testimonios de algunos lesionados que pasaron por nuestro Hospital en los próximos días. Gracias, Javier.