martes, 8 de enero de 2013

"Mamis sobre ruedas" y "Maternidad adaptada"


Fabiola Moro
El nombre que da pie a esta entrada es una idea de Fabiola Moro y surgió a partir del momento en que se planteó su maternidad.

Fabiola Moro quedó parapléjica en un accidente de moto, fue paciente del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y es una de las protagonistas del film de Tomás Martinez Antolín :  "En un segundo" (ver enlace en el blog).

Fabiola no es la primera mujer que tras una lesión medular ha sido madre. En varias ocasiones, puse en contacto a expacientes mías que habían sido madres con otras mujeres con l.m. que acababan de quedar embarazadas o estaban pensando en ser madres. Es normal que, al ser un campo menos explorado, surjan dudas, inquietudes e, incluso, falsos temores. Fue este el motivo que la llevó a crear "mamis sobre ruedas" sirviéndose de facebook para intercambiar experiencias, consejo y apoyo. Al parecer ya son más de 50 las mujeres que se han sumado a esta iniciativa. Mis felicitaciones a Fabiola.

Hace años, la mujer que contraía una lesión medular y con movilidad reducida, no se planteaba la maternidad debido a la inseguridad que esta situación le generaba y considerando que si la silla ya era una fuente de estrés, un embarazo lo sería aún más. Actualmente, cada vez son más las mujeres que no renuncian a la maternidad tras la lesión medular tanto si están parapléjicas como tetrapléjicas..

La maternidad, al igual que la paternidad, devuelve a los l.m. la autoestima y la autoconfianza perdida en un principio. Los hijos, como en cualquier otra relación, forman parte del proyecto vital de la pareja.

Hay un blog que también merece la pena consultar de Estrella Gil García http://estrellagilgarcia.wordpress.com/ con enlaces de interés y con los comentarios de sus dos libros publicados : "Maternidad adaptada", una guía a seguir para personas con diversidad funcional y "Mamá Canguro" sobre la crianza de un hijo desde una silla de ruedas.



4 comentarios:

Betty dijo...

La maternidad es el mejor de los privilegios que la naturaleza nos ha otorgado a las mujeres. Sentir a un hijo en tu interior es una de las mejores experiencias de la vida.Creo que para ser una buena madre sólo hay que tener capacidad de sacrificio (De la que normalmente ni somos conscientes)y grandes dosis de amor. Las dificultades añadidas, engrandecen a las madres que las padecen. Como a cualquier otra "Mami" se la ve guapa y feliz"

Afrontando la lesión medular dijo...

Estoy contigo. Betty, gran dosis de amor se necesita para casi todo. Superar las situaciones adversas enfrentándose a ellas con tanta valentía y coraje como Fabiola, ya lo creo que engrandece.

Unknown dijo...

Me ha gustado esta entrada, yo ya tengo una niña antes de la enfermedad pero me he preguntado muchas veces si asi como estoy seria "capaz" de tener otr@ hij@, estas entradas dan una dulce brisa de menta y esperanza, gracias !!!! :D y esto no quiere decir que me lo este planteando, en absoluto !!!
Belisa

Afrontando la lesión medular dijo...

Menta y esperanza ¡qué bonito!

Tener un hijo requiere gran dosis de responsabilidad, madurez y amor y cada cual sabrá cuál es su mejor momento para la maternidad-paternidad