domingo, 23 de marzo de 2014

Cosechando


"Ánimo Montoya". Los Compañeros de J.L. Montoya


En Primavera se siembra

No son pocas las Primaveras que habrá sembrado "Montoya". Ahora le toca recoger la cosecha. Vemos en la foto los ánimos que le envían sus compañeros.

Una vida entregada a los demás arriesgando la suya propia y ahora por esas paradojas del destino, queda parapléjico de la manera más inesperada. Debe ser difícil encajar una pérdida y sentirse dependiente en las primeras etapas de la rehabilitación cuando uno estaba en primera línea de fuego. vengo observando cómo les cuesta afrontar a las Fuerzas de Seguridad del Estado y a los Equipos de Salvamento. En el caso de José Luis, no son pocas las personas que tuvo que socorrer en accidentes, algunos de los cuales quedaron parapléjicos. Hace unos días coincidió, sin ir más lejos, con una chica l.m. a la que le sacó del vehículo en su día. ¡Quién le iba a decir que algún día compartiría la misma situación y se encontrarían hospitalizados juntos.

Pero José Luis ha enfocado la lesión del mejor modo que se puede enfocar. Va con su sonrisa puesta y ese optimismo que le caracteriza y ya es alguien que me consta no pasará desapercibido en el Hospital y que nos va a aportar mucho. A su lado, Elena, un apoyo clave en su rehabilitación.

Aquí lo vemos en dos fotos, la primera al lado de algo que le es familiar, 


Y en esta otra lo vemos en ese puente que ya forma parte de nuestro Hospital y que quien lo cruza, ya está en el "buen camino" 


Este puente permite al lesionado conectarse con el mundo real y salir de la "burbuja" en la que se encuentra inmerso durante su rehabilitación. Hay pacientes que no quieren salir del Hospital hasta que el alta los "obliga" a ello. Esas actitudes no favorecen la adaptación del lesionado a su nueva situación. Por eso digo que José Luis, al que vemos con ese aspecto tan saludable, ya está en el "buen camino"y casi me atrevo a decir que ya tiene más de medio recorrido hecho.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bien ver a José Luis cruzando el puente. Sin duda creo que el valora mucho la vida, porque se dedico a salvar muchas, así que seguro ahora la disfruta, de manera diferente, pero la disfruta.

Me queda claro que le encanta vivir, y sin duda vivirá día con día.

Y ahora, pese a tener l.m. con su experiencia y optimismo estoy segura que salvará muchas vidas mas.

Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Me ha encantado tu comentario, Adry!. Hay muchos modos de salvar vidas,incluída la nuestra propia.

Estoy segura que seguirá dando mucho y recibiendo más.

Anónimo dijo...

José Luis es un tío con una fuerza brutal, tanto física como mental, por eso es un bombero de los mejores de España. Y esa fuerza le va a valer para mirar adelante. Un abrazo amigo!!!!! Abraham.

Demetrio Hz dijo...

Ánimo Montoya. Matricula de Honor en Actitud. Lo demas es cuestión de tiempo.La vida no deja de plantearnos nuevos retos, a por él.
Suerte. Un abrazo

FREDDY dijo...

Animo BOM volveremos a rodar juntos,eres grande tu estas acostumbrado a luchar en el infierno tus hermanos los Angeles siempre contigo ,un abrazo amigo .

Anónimo dijo...

ya sabemos que hay momentos difíciles en la vida pero pasarán y seguro que tienes esa fortaleza para conseguir que dure menos tiempo... con esa actitud y sonrisa que te caracteriza y tanto nos gusta..... un beso muy grande de una malagueña

Maria José dijo...

Un abrazo muy grande a José Luis y Elena,sabemos que lo vais a conseguir.También a mi colega de profesión Raul.Animo a todos los que estais pasando por este trance tan difícil.Desde San pedro del pinatar mis mejores energias van para Toledo.ANIMO A TODOS!!!

Afrontando la lesión medular dijo...

Es imposible no luchar con tanta gente que tire de uno. Abraham Esto es lo que necesita José Luis, gente como tú que le de razones para seguir viviendo. Ya está demostrando con creces su fuerza y valor y le está echando ganas a la vida.

Me ha encantado toda esta energía que habéis enviado a través del blog. Gracias en nombre de José Luis.

¡Ah! Los amigos no se demuestran solo en estos primeros momentos sino en los que le quedan después de los "fuegos artificiales".

Espero y deseo que no le falléis,.

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya lo creo, Demetrio, José Luis tiene matrícula de honor en actitud.

Nuevos retos, nuevos horizontes y toda la esperanza. Gracias.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias Freddy. Todos nuestros pacientes tienen algún ángel no se si antes pero si tras la lesión. Me alegro que seas uno de ellos

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias malaguéña. Buena actitud y una SONRISA. Estos dos ingredientes no pueden faltar. Hay que cultivarlos en maceta, llevarlos en la maleta y echarlos en los platos para obtener los mejores resultados.

Afrontando la lesión medular dijo...

Me alegra que alguien se acuerde de Elena. Gracias Mª José. Yo tengo muy buenos recuerdos de S. Pedro del Pinatar.

Anónimo dijo...

Gracias a todos...es dificil salir de la "burbuja de amor" de este hospital y cruzar el puente,pero somos moteros de Angeles Guardianes! Y sabemos hacer rutas dificiles! Y Jose es Bombero de vocacion,valiente y fuerte! No dejaremos de luchar! Hay que mirar siempre lo positivo y esto enriquece y fortalece! No perderemos las ilusiones! Una lesion medular no va a hacer que dejemos de VIVIR todo con alegria y querernos mas y mas cada dia! Besos a tod@s Elena.

Afrontando la lesión medular dijo...

Si recorrísteis otros caminos difíciles y los superásteis, este también lo superaréis.

¡Menuda avalancha de gente se asomó al blog!

Me alegra saber que os quieren tanto.

Patricia Ruiz dijo...

Muchísimas gracias Jose Luis, yo llegaba de nuevas al hospital acompañando a mi padre y tras cinco minutos hablando con vosotros, ya querías ir a conocerlo para animarlo hablando de vuestra pasión que son las motos, ahí me demostraste que eres un tío grande, humilde y generoso. Mil gracias a los dos por vuestra sonrisa! Ánimo campeón!!!

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias Patricia por entrar al blog ya he curioseado el tuyo y tiene una pinta estupenda.

Anónimo dijo...

Hola Maria Angeles, soy Ernesto (MIR), como te dije, la experiencia de vida que es pasar por el HNP ha sido maravillosa. Me llevo muchas cosas buenas, todas provenientes de la gente maravillosa que pude conocer, saludos

Afrontando la lesión medular dijo...

No sabes lo que me alegra verte asomado al blog, Ernesto. Estaba segura que el Hospital y sus gentes no te dejarían indiferente. Gracias y espero que nos sigas muy de cerca. Ya sabes donde estamos.