sábado, 29 de marzo de 2014

"Levantarse y luchar" : Testimonios resilientes

Ayer tuvo lugar en la Biblioteca Regional de Toledo el acto de presentación del libro de Rafaela Santos "Levantarse y luchar : Cómo superar la adversidad con la resiliencia". 



He tenido la suerte de poder compartir la experiencia desde la organización del acto y de poder presentar los testimonios vivos de las personas que afrontan que son los verdaderos protagonistas de la resiliencia.

Al acto acudieron diversas autoridades de la corporación municipal del Ayuntamiento de Toledo (Concejal de Cultura y Concejala de Servicios Sociales, entre otros) así como algunas figuras representativas del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo (Gerente y Jefe de Prensa). Asimismo, asistieron algunas figuras relevantes del ámbito de las Neurociencias.y proefionales y amigos entrañables.

El acto fue organizado por la Asociación de Esclerosis múltiple de Toledo (ADEMTO)  http://www.ademto.org/

,
El Instituto Español de Resiliencia http://www.resiliencia-ier.es/ 

y la Biblioteca Regional 


Nos acompañaron Santiago Ezquerro, Manuel Moreno, Pilar Moreno, Eva Terán, MªLaura Cisneros y MªÁngeles de la Blanca, y sus familiares, verdaderos ejemplos de resiliencia.


Dejo el enlace que Miguel Ángel Pérez Lucas colgó en el Facebook de la Fundación del Hospital para poder acceder a la Introducción de Rafaela

Santos https://www.facebook.com/fundacionnacionaldeparaplejicos?ref=hl

Dejo aquí, asimismo,  algunos de los temas que tratamos : 

- La enfermedad o lesión como oportunidad
- El surgimiento de otro enfoque o modo de ver la vida tras la lesión
- El nacimiento de nuevos valores
- El papel  de la familia
- El crecimiento postraumático
- El papel del OPTIMISMO
- La necesidad de dotar de sentido a la vida (razones para seguir viviendo)
- El descubrimiento de un nuevo potencial o fortaleza 


Dejo aquí un ramillete de frases y mensajes que pueden abrirnos las puertas de la felicidad :

"Se puede volar sin alas" (Eva Terán)

"Es necesaria la alegría" (Mª Laura Cisneros)

"Hacer la vida más fácil a quiénes nos rodean nos hace a todos más felices"(Pilar Moreno)

"La familia es uno de nuestros tesoros" (Begoña Aguilar)

"No hay que cesar en la lucha por la eliminación de barreras arquitectónicas"(MªÁngeles de la Blanca)

"Ahora disfruto más que antes" (Santiago Ezquerro)

"Retomar la vida y normalizarla" (Manuel Moreno)

Ha sido una experiencia tan intensa que me cuesta resumirla en este Post. A mí, personalmente, me ha cargado de energía suficiente para seguir trabajando con el sufrimiento humano diario al que me enfrento con la certeza de que :

- La vida merece la pena ser vivida con lesión o sin ella
- El Optimismo nos hace más felices
- Debemos de dotar de sentido nuestra existencia.


6 comentarios:

La Chica del Jardín dijo...

La experiencia me dice, que los luchadores tienden a lenvantarse cada vez que tropiezan y caen, lo cual implica que debemos de educarnos en la lucha y el esfuerzo para ser capaces de afrontar cualquier tropiezo y seguir disfrutando de esta bonita VIDA que tenemos...

Hay algo muy claro, y es que, cuando se es luchador, el día a día se ve con una perspectiva más positivista y los problemas disminuyen.

Creo que deberíamos intentar educar a nuestros menores (hijos/sobrinos/alumnos) en el esfuerzo por superar las pequeñas trabas de la VIDA, haciéndoles hombres y mujeres fuertes, capaces de enfretarse a la jungla en la que vivimos. Por mi profesión, veo a diario, chavales que se ahogan en un vaso de agua, ya que cualquier visicitud es resuelta por sus padres, incluso lo que a ellos sólo les corresponde; con esto solo se consiguen adultos que se hunden a la primera de cambio, incapaces de hacer frente a cualquier tontuna que se le plantee...

Seamos capaces de ser "RESILIENTES", bonita palabra con gran significado...

Besos ARCO IRIS

Afrontando la lesión medular dijo...

Estupendas reflexiones. ¡Qué enriquecedor es compartir visiones desde diferentes marcos (educativo y sociosanitario) !

Es verdad que las nuevas generaciones adolecen de herramientas con las que hacer frente a las adversidades. Cuando acontecen los pequeños problemas de cada día se encuentran muy perdidos, Creo que tienen poco entrenada la inteligencia emocional en parte por esa actitud de sus progenitores de adelantarse a resloverles hasta los más insignificantes problemillas. "Antes de que llore el bebé ya se le ha puesto el chupete en la boca".

Besos resilientes.

Felipe dijo...

En el campo de la ingeniería la resilencia es la capacidad de los materiales para recuperarse sin colapsarse.
Con las personas ocurre lo mismo. Podría decirse que la resiliencia sólo se manifiesta a la "hora de la verdad", igual en los materiales que en las personas, con la diferencia que, mientras que en los materiales la resilencia es inherente a su composición, por tanto invariable, en las personas se puede potenciar, con entrenamiento.
Aprendamos por tanto a potenciar esta cualidad para cuando la necesitemos. ¡ Ojalá que no nos veamos nunca en la situación de hacer uso de ella!.
Un abrazo a los que se han visto obligados a hacer uso de este recurso extremo y no se han colapsado.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Quién iba a decirte, Felipe, como ingeniero, que ibas a conocer otra dimensión de la resiliencia! y que ésta te enriquecería de tal modo, te haría fuerte, te haría empático, te haría, si cabe, más humano, solidario y feliz. Gracias por tu generosidad para con los que sufren y aún no saben que, como tú, son resilientes.

Siembra resiliencia.

Anónimo dijo...

Fue una tarde muy especial, con muchas emociones. Mis hijos al verme al día siguiente en La Tribuna piensan que soy importante porque salgo en la prensa. Gracias por esta oportunidad.

Afrontando la lesión medular dijo...

No dudes que eres importante tanto si sales en prensa como si no. La oportunidad eres tu quien nos la has dado. Es muy importante hacer llevar vuestros Testimonios a la gente. Hay que sacarle a la lesión lo mejor y sentirse útil, siendo una referencia para otros, es algo muy importante y que os sirve de estímulo para seguir luchando y "levantarse cada día".